Por: María Fernanda Cisneros, Sergio Morales Chavarría.   20 noviembre, 2019
El 19 de noviembre, la cuenta de las reservas internacionales netas del Banco Central registró $9.178,5 millones, la cifra más alta desde el 2012. Fotografía: José Cordero
El 19 de noviembre, la cuenta de las reservas internacionales netas del Banco Central registró $9.178,5 millones, la cifra más alta desde el 2012. Fotografía: José Cordero

Los recursos provenientes de la más reciente emisión de bonos externos ya ingresaron a las arcas del Gobierno.

La cuenta de las reservas internacionales netas publicada por el Banco Central registró el 19 de noviembre un total de $9.178,5 millones. Un día antes era de $7.659.

La diferencia de $1,519,5 millones ocurre exactamente una semana después de que se colocaron los nuevos bonos soberanos de Costa Rica, los cuales tienen un vencimiento al 2031 ($1.200 millones) y al 2045 ($300 millones).

Según la normativa que rige estos instrumentos, las liquidaciones deben hacerse en un plazo de cinco días hábiles posteriores a la emisión.

Aunque las reservas internacionales se pueden reducir conforme el Ministerio de Hacienda haga uso de los recursos, los más de $9.178 millones representan el monto más alto desde el 2012.

Los anteriores eurobonos no lograron catapultar la cuenta a un nivel más alto que el actual.

El 27 de marzo las reservas llegaron a $8.409 millones, la segunda cifra más alta del 2019.

La llegada de estos recursos ocurre en un momento en el que el tipo de cambio promedio del Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) muestra una tendencia a la baja en la última semana y media. Este comportamiento llevó el precio del dólar de ¢583,65 (8 de noviembre) a ¢573,17 (12:38 p.m. del 20 de noviembre).

El mercado ha reportado mayores volúmenes de negociación, en comparación con la última semana de octubre y la primera de noviembre.

Uso de los recursos

Durante la conferencia de prensa del 14 de noviembre, Hacienda explicó que utilizaría $500 millones para pagar vencimientos del cierre del 2019, principalmente una fecha focal en dólares (miércoles 20 de noviembre, por un monto de $123 millones) y también, para necesidades presupuestarias.

Sin embargo, posteriormente se decidió que el vencimiento focal se atendería con recursos provenientes de otra fuente.

“El vencimiento previsto para el 20 de noviembre se cubrirá con fondos del crédito del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) para apoyo presupuestario que se desembolsó a mediados de octubre”, explicó Melvin Quirós, director de Crédito Público de Hacienda.

Hacienda cuenta con los recursos de apoyo presupuestario del BID por un monto de $350 millones y de la Corporación Andina de Fomento (CAF) por $500 millones. La mayoría de estos recursos se utilizarán para cambiar deuda interna por externa.

Gran parte de los recursos de la colocación internacional se utilizará para prefondear las necesidades del año 2020, en donde se tienen vencimientos en deuda contratada en dólares por cerca de $1.130 millones, más el pago de intereses por deudas contratadas en dólares por más de $1.100 millones, añadió Quirós vía correo electrónico.

Lo anterior no elimina la posibilidad de que Hacienda pueda utilizar los recursos en cualquier gasto que haya sido aprobado en el presupuesto ordinario de la República, “dependiendo también de las colocaciones realizadas en el mercado doméstico”, anotó Quirós.

Destaca que el Gobierno, “en la medida de lo posible” buscará no colonizar los recursos provenientes de la emisión del pasado martes 12 de noviembre.