Por: Carlos Cordero Pérez.   13 septiembre
Identty inició como una agencia de publicidad, especialmente en el campo digital incluyendo redes sociales. Actualmente también brinda servicios y apoyo en comercio electrónico y desarrollo web. (Foto Alejandro Gamboa)

Dar el salto de vender a través de un perfil en Facebook a tener su propia tienda de comercio electrónico en un portal o sitio web puede durar apenas 96 horas o 4 días.

La firma Indetty lanzó en Costa Rica una plataforma conocida como Portaliacr.com, la cual facilita que una micro o pequeña empresas construya su tienda en línea, incluyendo el pago electrónico.

“Es una solución económica y rápida”, destacó Fernando Horcajo, CEO de Identty, una compañía que se origina en Barcelona, España, y tiene sedes en Argentina y Costa Rica.

Identty inició como una agencia de publicidad, especialmente en el campo digital incluyendo redes sociales.

Actualmente también brinda servicios y apoyo en comercio electrónico y desarrollo web.

Ya hay entre 45 y 50 empresas que crearon su tienda en línea con Portaliacr, aseguró Horcajo.

Opciones y costos

Con tal experiencia, Identty desarrolló el portal para comercio electrónico con opciones tanto para micro y pequeños negocios como para empresas medianas y grandes.

En ambos casos se puede construir la tienda o sitio de ventas en línea de la empresa.

La plataforma permite presentar los productos y que el cliente realice la compra y el pago electrónicos.

Además, se le ayuda a realizar el montaje, en promoción de la marca y se le facilita el dominio o dirección electrónica en Internet de la tienda.

El costo para pequeños negocios es de $350 (que se paga a tasa cero a 12 meses) o una mensualidad de $35.

Para empresas medianas y grandes la plataforma tiene capacidad de incluir mayor cantidad de productos. En este caso el costo es de $800 o $77 por mes.

Para facilitar el pago electrónico mediante tarjetas de débito o crédito en las compras de los clientes se estableció un convenio con BAC Credomatic.

Otro convenio con Correos de Costa Rica facilita la logística para la entrega de los artículos a los compradores.

A julio del 2018 unas 600 negocios estaban registrados como usuarios regulares de Pymexpress, el servicio de Correos de Costa Rica para la distribución de envíos en el país.

La plataforma Portaliacr fue desarrollada por la firma Identty y permite que en 96 horas una pyme tenga su propia tienda en línea, incluyendo el sistema de pago electrónico en las compras. (Foto Alejandro Gamboa)

Horcajo destacó que al desarrollar su tienda en línea con la plataforma de comercio electrónico Portaliacr.com cada negocio recibe un certificado Secure Sockets Layer (SSL) de seguridad de la conexión con los servidores donde se hospedan las tiendas.

El certificado SSL, orientado a brindar seguridad a los clientes que compran en el sitio electrónico y garantizar la protección de las transacciones en línea, también es utilizado por plataformas como GoDaddy, un servicio global para nombres de dominios y sitios web.

Además de brindar asesoría y acompañamiento a las empresas para crear la tienda en línea, Identty va incorporando funcionalidades y mejoras.

La plataforma, desarrollada por la misma Identty, permite que los clientes puedan visitar y navegar en las tiendas y hacer compras en cualquier dispositivo (computadora, tableta y móvil), pues es responsivo.

Auge del comercio electrónico

Los negocios también cuentan con opciones de plataformas y servicios como Las Pérez, lanzado a finales del 2017, y Nidux, dada a conocer en junio del 2018.

El comercio electrónico es una actividad en auge, tanto en compras en páginas de empresas locales como de tiendas globales.

La agencia Darwing by Lionbridge indica que en el 2017 los usuarios de Costa Rica realizaron 550.000 compras en portales en Internet.

El estudio Red 506, de EF y Porter Novelli, mostró que los usuarios locales realizaron unas 545.000 compras en Amazon y 47.000 en Alibaba en el primer semestre del 2018.

El mismo informe llamaba la atención que los servicios de empresas locales debían presentar al consumidor plataformas intuitivas, visuales y con alta seguridad, así como resolver la entrega de los productos en tiempo.

“Hay un cambio de mentalidad del consumidor”, destacó Horcajo.

Una buena parte de los consumidores son nativos digitales, personas que han crecido utilizando dispositivos de videojuegos, móviles e Internet, y que desean encontrar productos de forma sencilla y rápida.

Para muchas empresas que vienen comercializando productos en redes sociales, por ejemplo, tener su propia tienda en línea es un paso natural.

Para los negocios que mantienen el local físico el comercio electrónico es la vía para alcanzar mercados más allá de su cuadra.