Poder Ejecutivo acelera la transformación del banco hacia una entidad de fomento

Por: María Fernanda Cisneros 26 mayo
En abril pasado, la entidad financiera Bancrédito anunciaba el cierre de seis sucursales y la salida de 33 empleados
En abril pasado, la entidad financiera Bancrédito anunciaba el cierre de seis sucursales y la salida de 33 empleados

El Gobierno anunció esta tarde que el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) dejará de hacer intermediación financiera y venderá su cartera de crédito comercial, como parte del proceso que pretende la estabilidad financiera de la entidad en el largo plazo.

Según indicó el comunicado, el Consejo Presidencial Económico decidió acelerar el proceso de transformación hacia un banco de fomento, razón por la que decidió que el Banco concluya su labor de intermediación financiera.

La intermediación financiera significa recibir dinero del público (captación) para colocar préstamos de diversa índole.

A abril de este 2017, la cartera total de crédito de Bancrédito alcanzó los ¢433.730 millones, tras un repunte interanual de 6%.

El 97% de ese saldo está al día o con un atraso de 90 días. La morosidad a más de 90 días fue de 2,95%.

Sergio Alfaro, ministro de la Presidencia, afirmó que "el banco no cierra, continúa operando, sigue cobrando los créditos pendientes y sigue pagando a sus acreedores. La gente que debe dinero tiene que seguir pagando sus cuotas y las personas que han depositado su dinero en el Banco puede tener total tranquilidad de que Bancrédito le pagará lo adeudado en tiempo".

En relación a la planilla, Alfaro aseguró que no habrá un despido masivo inmediato de colaboradores, sino que se mantendrá abierto el proceso de movilidad laboral que la entidad empezó desde meses atrás.

Además, el Gobierno aseguro que las sucursales de Cartago y San José continuarán operando este fin de semana para atender las necesidad del público.

Por último, se solicitó a la Junta Directiva que debe ejecutar una investigación independiente que permita conocer las razones por las que Bancrédito llegó a una frágil situación financiera.

El Consejo Presidencial Económico había dado a conocer que presentaría a la Asamblea Legislativa una propuesta que buscará convertir al Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) en un banco de fomento para el desarrollo.

Mariano Segura, comisionado del Consejo Presidencial Económico, explicó desde ese momento que se pensaba en Bancrédito como un banco que contribuya a toda la formulación y evaluación que permita facilitar el financiamiento de los proyectos de infraestructura, por ejemplo, esto como parte de una entidad de fomento para el desarrollo.

Desde marzo pasado, el Gobierno tenía muy claro que el giro que daría la operación de Bancrédito no estaría alineado con su línea comercial, ya que a esta vía no le veían futuro.

Segura, explicó a EF, en entrevista en marzo, que era conveniente que Bancrédito no siguiera compitiendo en el mercado desde el punto de vista comercial.

"No podemos poner a los bancos que hay hoy en día, a los dos estatales, muchos de los privados y al Bancrédito a correr la misma carrera, porque claramente Bancrédito no va a salir adelante por ahí, pero Bancrédito sí tiene mucho potencial en otras áreas", añadió en la entrevista.