Empresa usó fincas y pagarés como respaldo ante bancos

Por: Manuel Avendaño Arce 12 febrero
 Casa Blanca tiene 59 tiendas en todo el país y planea cerrar cuatro este año. La empresa emplea a 500 personas.
Casa Blanca tiene 59 tiendas en todo el país y planea cerrar cuatro este año. La empresa emplea a 500 personas.

135 acreedores de la cadena de almacenes Casa Blanca no tienen ninguna garantía legal sobre las deudas que mantiene la compañía con ellos.

Este grupo de proveedores representa el 67% de la cartera total de prestamistas.

En total, la empresa le debe dinero a 202 entidades financieras, empresas y personas diferentes, a saber, $61,5 millones, según el resumen de acreedores presentado ante el Juzgado Concursal del I Circuito Judicial de San José, el 12 de enero anterior.

Aunque la mayoría de acreedores no tiene respaldo, por monto, ese grupo solo concentra el 23% ($14 millones) de la deuda.

La situación es diferente para los 11 bancos públicos y privados que prestaron dinero a la compañía. Estas entidades tienen fincas y pagarés como garantías.

Además, existe un grupo de proveedores, entidades bancarias, financistas y finacieras que cuenta con fideicomisos de pagarés como garantía.

Al respecto, el presidente de la empresa, Eduardo Chavarría, recalcó que su objetivo es cancelar todos los pasivos.

En tanto, el superintendente general de Entidades Financieras, Javier Cascante, advirtió, a raíz de este caso, que impulsarán cambios regulatorios para mejorar la evaluación a los deudores.

infografia
La lista de acreedores

EF tuvo acceso a la lista de acreedores que Land Business S. A. –sociedad jurídica dueña de Casa Blanca– presentó como parte del expediente para solicitar el convenio preventivo ante el Juzgado Concursal de San José.

Esa lista se divide en dos categorías de acreedores: financieros y proveedores.

En la lista de acreedores financieros aparecen 10 bancos públicos y privados del sistema nacional y la firma MMG Bank Corporation de Panamá. Casa Blanca les debe $29,6 millones.

En esta categoría aparecen 54 acreedores más, que se reparten entre financistas (personas que invirtieron en la empresa) y financieras. La empresa les debe $15 millones.

Estos 67 acreedores financieros concentran $44,6 millones, es decir, el 73% de la deuda total. Ellos tienen garantías como fincas o pagarés sobre las deudas.

La segunda parte de la lista incluye a 137 acreedores proveedores, de los cuales solo dos tienen garantías por sus deudas.

Se trata de Motorsport S. A., que tiene tres fincas como respaldo por una cuenta de ¢438 millones, y Electrodomésticos Mabeca S. A., que posee dos fincas como garantía sobre un saldo de ¢578 millones pendientes.

Los restante 135 proveedores no tienen ninguna garantía.

Eduardo Chavarría explicó que se trata de cuentas por pagar como las que tiene cualquier negocio.

La cadena de almacenes además reportó deudas con proveedores que van desde los ¢5.424 hasta los ¢2.130 millones, en ambos casos con personas físicas.

Garantía con bancos

Banco Lafise es el principal acreedor de Casa Blanca y la deuda es de ¢2.938 millones.

Land Business entregó dos fincas como garantía sobre esta deuda. Mauricio Camacho, gerente de Crédito de Banco Lafise, explicó que las propiedades cubren el 100% del monto adeudado.

“El total de provisiones requeridas es mucho menor al 100% del total de la deuda. El banco está preparado para realizar las provisiones estatutarias que correspondan”, agregó.

El Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) es el segundo acreedor en importancia.

La compañía le debe ¢2.725 millones, aunque existen seis fincas como garantía que cubren el 100% del financiamiento.

Randall Monge, gerente de país de Bicsa, explicó que el porcentaje final de aprovisionamiento dependerá de los diferentes escenarios posibles, según la ley y la regulación por la Superintendencia de Bancos de Panamá.

Casa Blanca también tiene deudas importantes con el Banco Nacional por ¢2.242 millones, y con el Banco de Costa Rica (BCR) por ¢2.045 millones. En ambos casos, hay fincas como garantía.

La Dirección Jurídica del Banco Nacional afirmó que “las provisiones se crean con un porcentaje del crédito, dependiendo de la categoría de riesgo que tenga asignada el deudor y del porcentaje de mitigación que tengan las garantías sobre el total”.

La entidad no aclaró si las dos fincas cubren el total de la deuda.

Andrés Víquez, subgerente general del BCR, aseguró que la finca que Land Business puso como garantía, cubre el crédito.

En el caso de Bancrédito, la deuda de Casa Blanca es de ¢1.855 millones y la garantía es un fideicomiso de pagarés. Sin embargo, la institución adujo secreto bancario y no se refirió al tema de la garantía.

Convenio preventivo

La crisis financiera que atraviesa Casa Blanca obligó a la empresa a buscar un arreglo de pago con sus acreedores en la vía judicial.

El presidente de la empresa y diferentes bancos públicos y privados confirmaron que también existe una negociación para buscar un arreglo extrajudicial.

El juez concursal abrió el proceso de convenio preventivo el pasado 2 de febrero, luego de que Land Business demostrara que pudo notificar a todos los acreedores de la empresa.

Ahora los bancos públicos, privados, proveedores, financistas y demás, tendrán que presentarse en un plazo de 15 días para legalizar sus deudas ante el juzgado y luego podrán ser parte del convenio preventivo.

De forma paralela, los bancos tendrán que recalificar la deuda para tomar las medidas preventivas.

El Reglamento para la Calificación de los Deudores de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) establece que, cuando se abre un proceso concursal, la calificación de deudor baja a nivel E, lo que implica que los bancos deben aprovisionar el 100% del monto prestado.

Los bancos también tendrán que presentar planes estratégicos ante Sugef para detallar las condiciones de los créditos que otorgaron a Casa Blanca.