Conozca los cinco tipos de gerentes que hay en las empresas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El éxito de un gerente posiblemente esté alineado con sus resultados, pero ¿cómo podemos garantizar resultados cuando contratamos a un gerente?

Los resultados nunca se podrán garantizar debido a que se depende de factores endógenos y exógenos. Sin embargo, las empresas se rodean de gerentes competentes y gerentes incompetentes, y sus resultados mantienen una alta correlación con su estilo gerencial.

LEA: Las cinco tareas pendientes de los gerentes.

El precio de un gerente incompetente es sumamente alto e incrementa los riesgos de sostenibilidad y de desarrollo de una organización, especialmente en el largo plazo, ya que los resultados de corto plazo son relativamente sencillos de obtener si se sacrifica aspectos vitales de la empresa, aunque esto afecte estabilidad en el largo plazo.

Podemos reseñar cinco estilos gerenciales:

Militar

Conlleva comportamientos altamente rigurosos, estrictos y ortodoxos, infundiendo temor a través del poder y autoridad, de forma tal que sus criterios no pueden ser contradichos, porque se pierde el trabajo.

El temor que infunde genera que, en el corto plazo, la gente se ponga alerta y se dedique exclusivamente al trabajo, siendo su motivación el temor y miedo. Además, con el objeto de mantenerse en su cargo, se alinea a ese estilo, razón por la cual los resultados empresariales son altos, cuando el gerente es competente. No obstante, con el transcurso del tiempo, alguna gente comienza a cambiar de empresa y los que se mantienen, se dedican a boicotear subterráneamente.

El estilo militar de un gerente incompetente conlleva resultados medios en el largo plazo, ya que una parte del equipo ya se retiró de la organización, otra se alinea y la otra simplemente asume una posición de boicot subterráneo, lo cual en el largo plazo con- lleva resultados altamente negativos para la organización.

Autoritario

Es de línea dura pero con sentimientos y, cuando es competente, se gana el respeto de su gente, lo cual genera altos resultados en el corto plazo y medios en el largo plazo, debido a que una parte del equipo va perdiendo la confianza y se cansan de la línea dura, generando un boicot subterráneo.

Es un buen estilo gerencial especialmente para algunos tipos de empresas en las cuales se requieren estrictos sistemas de control.

Un gerente incompetente autoritario va a tener resultados medios en el corto plazo y negativos en el largo plazo, ya que la gente no va a respaldar a alguien incompetente, y así va perdiendo su capital político.

Democrático

Este estilo en un gerente competente es de línea estricta, pero sabe gerenciar con la gente y los hace participes de la organización. Los resultados del corto y largo plazo son altos y generan sostenibilidad de la empresa.

Son profesionales admirados y respetados por su estilo refinado, el manejo excepcional de la comunicación y la participación activa del equipo.

Si es incompetente, los resultados son medios en el corto plazo, con una tendencia a bajar en el largo plazo, debido a que la gente lo respeta porque es un profesional con el que se puede trabajar, pero los desmotiva su incompetencia y, con el tiempo, se llegan a cansar, de forma tal que pierden el compromiso.

Libertario

Un gerente competente con un estilo libertario tiene por objeto su carrera y crecimiento; generalmente son la estrella de la empresa y cuentan con un importante capital político.

Es un profesional que otorga libertad y no genera sistemas de control, lo cual le agrada a la gente en el corto plazo. Maneja muy bien la comunicación, y se rodea por lo general de gente capaz que, al final, terminan quitándolo de su cargo.

Sus resultados de corto plazo son medios y tienden a disminuir al largo plazo.

Cuando es incompetente, desde el principio los resultados de corto plazo son medios con una tendencia negativa a largo plazo.

Bondadoso

Generalmente tratan de vender una imagen de ser buenas personas, de estar en paz con el universo, no le hacen daño a nadie y utilizan mucho su alto capital político.

La gente no los admira, pero los respeta en la medida que tenga el poder; si lo pierden, la gente comienza a despotricar en su contra y pasan a un papel de “inútiles”.

Son altamente repetitivos en su discurso, son poco innovadores y son copiones. Mantienen una línea antigua de gerenciamiento de empresas y por lo general les cuesta relacionarse con las nuevas generaciones.

Les gusta rodearse de personas afines, o que le debe favores, manteniendo cerca un grupo reducido, que no le cuestiona nada. Les disgusta las personas que piensan diferente y lucha por sacarlas de su grupo.

Se pliegan al poder y son altamente respetuosos hacia arriba, a pesar de que difieren en pensamiento y no tienen la valentía de contradecir.

LEA: Así es como debe renovar el departamento de recursos humanos de su empresa.

Ahora bien, con esta información, pregúntese, reflexione y trate de definir los estilos imperantes en su organización, ya que el camino al éxito nos lleva a plantear la necesidad de llevar a nuestros ejecutivos (y convertirlos) en gerentes competentes y alineados a un estilo democrático o, al menos, autoritario.

Tipologías gerenciales de Karphio

Según el estilo y el tipo de gerente, así serán los resultados.

Resultados
Gerente competenteGerente incompetente
EstiloCorto PlazoLargo plazoCorto PlazoLargo plazo
MilitarAltoNegativoMedioNegativo
AutoritarioAltoMedioMedioBajo
DemocráticoAltoAltoMedioBajo
LibertarioMedioBajoBajoBajo
BondadosoAltoBajoMedioNegativo
Sostenbilidad y financiamiento