LIDERAZGO

Seis consejos para que los colaboradores se comprometan con los objetivos de su organización

Liderar desde la sensibilidad requiere un ejercicio de autoconocimiento


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En la era de la independencia millennial, el compromiso de los colaboradores es un bien escaso y difícil de alcanzar. Mientras los departamentos de recursos humanos buscan soluciones, los líderes pueden hacer su aporte directo.

LEA: Desarrollar compromiso es la principal preocupación de los gerentes hoy en día

Investigaciones de consultoras internacionales como Deloitte, PwC y EY coinciden en que la población más joven de las empresas se siente motivada por la marca de empleador y otras condiciones de compromiso social de las empresas, sin embargo, la clave para su permanencia está en la relación con el líder.

LEA: Los retos de la gestión de personas para la próxima década

Alexander Aguilar, director de la firma consultora Humano, recomienda seis acciones prácticas para los líderes. El objetivo de estas actitudes es guiar al grupo hacia el compromiso utilizando el ejemplo y establecer relaciones de mutuo beneficio con los colaboradores.

Los consejos son:

1- Cuidar el equilibrio: Sea consciente de que las personas también tienen vida más allá de trabajo. Les gusta ir al cine, hacer deporte, salir con sus amigos, llegar a su casa a leer o ver televisión y no a encender la computadora para seguir trabajando. Cada día, más colaboradores entienden que se trabaja para vivir y que no se vive solo para trabajar.

2- Dirigir con respeto: Es fácil mantener un equipo con niveles de alta motivación y no tiene costo en colones. Es gratis. Reconozca los logros en público, haga las reprimendas en privado. La gente valora muchísimo ser tratada con respeto, más allá de las circunstancias de estrés o presión.

3- Escuchar al talento: Tome la opinión de su equipo de trabajo. Las personas se comprometen con los objetivos o soluciones que ayudaron a construir.

4- Conocer a la gente: Preocúpese primero por la persona y luego por el colaborador. Las personas saben cuando primeramente son valoradas y apoyadas como seres humanos.

5- Ser coherente: Que lo que usted piense, diga y haga lleven una misma línea. Nada destruye tanto la confianza de un colaborador como que su jefe piense y hable muy bonito... y haga todo lo contrario.

6- Empoderar a los equipos: Permita que su equipo de trabajo desarrolle todo su potencial. La motivación intrínseca de un colaborador encuentra un gran impulso cuando lo dejan hacer las cosas a su manera. Las recetas organizacionales auto impuestas cercenan la creatividad y por consiguiente la innovación.

Para adquirir estas conductas, el gerente debe desarrollar su inteligencia emocional y su autoconocimiento. Este proceso puede llevar al descubrimiento de debilidades específicas de liderazgo y otros temas de gestión, características de la comunidad gerencial de Costa Rica.

LEA: Gerentes de Costa Rica tienen debilidades en liderazgo, tecnología y uso de datos

El reto para el gerente es reconocer sus oportunidades de mejora y atenderlas con los recursos adecuados, para así trascender el conocimiento técnico y dar un aporte estratégico integral a la compañía.

Cuando un gerente mejora en su aspecto humano, irradia esa mejora a su equipo y tiene una ventana nueva de acción, para incidir en el ánimo de los colaboradores, y con esto, en los resultados del negocio.

Sostenbilidad y financiamiento