Pregunta:Las empresas emergentes enfrentan problemas incesantes y a menudo olvidan que sus empleados son su activo más valioso. Soy un emprendedor de 17 años de edad, y sé que la motivación de mi personal es esencial. Pero, en tiempos difíciles, ¿cómo se acepta el fracaso mientras se ayuda al equipo a mantenerse motivado? Elviss Straupenieks, Letonia

 16 abril
 Richard Branson: Cómo manejar a los negativistas
Richard Branson: Cómo manejar a los negativistas

El fracaso es una parte inevitable de dirigir un negocio. Ese hecho no hace más fácil hacerle frente, pero es importante recordarlo; especialmente cuando las cosas no van bien en tu negocio.

Una cosa clave que debes tener en mente: Cuando los tiempos son malos, es importante no echar la culpa a tu equipo. Ellos estarán enfrentando los mismos sentimientos de desánimo, y se acercarán a ti en busca de orientación sobre cómo responder.

Hace años, antes de que mi primera empresa de tiempo completo (la revista Student ) estuviera en marcha, ya había fracasado en algunos negocios, a saber, vender árboles de Navidad y criar periquitos. Student fue un éxito fundamental, pero pasaba apuros para generar dinero. Sin embargo, en vez de enfocarme en lo negativo, me mantuve optimista, y mi equipo siguió la pauta. Con una mentalidad positiva, pudimos enfocarnos en una parte del negocio que estaba funcionando bien para la revista: la venta de discos por medio del correo postal. Eventualmente, nos trasformamos de un negocio de revistas en una compañía de música. Pudieras ver esto como una revista comercial fracasada, ¡o como un gran trampolín hacia el mundo completo de Virgin!

Como dije, los tiempos malos son inevitables para los emprendedores. Estos son mis cuatro pasos para ayudar a motivar a tu equipo durante estos periodos:

1. Empieza a hablar: Tan pronto como sea posible, inicia discusiones con tu equipo sobre lo que salió mal en el negocio. Ten un diálogo honesto y abierto en el cual todos puedan ofrecer sus ideas y opiniones. Desaliéntalos de culpar a otros, pero asume tus errores personales y permite que otros miembros del equipo hagan lo mismo. Alienta a tu gente a aportar su experiencia en estas conversaciones. Nadie más conoce su área de la empresa mejor que ellos, así que permíteles compartir sus opiniones sobre lo que está sucediendo.

2. Enfócate en el futuro: Es importante diseccionar lo que ha sucedido y realizar una autopsia de tu negocio para asegurarte de que no repitas errores. Pero es igualmente importante que te enfoques en lo que suceda después. Cuando las cosas salen mal en los negocios, considéralo una oportunidad para estudiar la situación y determinar si vas en la dirección correcta. Decide si tu negocio se pudiera beneficiar de girar su atención hacia algo más; quizá una parte de tu producto o servicio esté resultando popular aun cuando el negocio en general no esté funcionando. Si es así, reenfoca tus esfuerzos en este aspecto.

3. Recuerda por qué empezaste: Cuando todo va mal, es fácil olvidar por qué entraste en los negocios en primer lugar. Pero recuérdate por qué te apasionaste tanto con este proyecto. Como he escrito antes, ningún negocio tendrá éxito si el único objetivo es ganar dinero. Siempre que lanzamos un nuevo negocio en Virgin, analizamos cómo podemos ofrecer un producto o servicio que sea verdaderamente diferente de lo que están ofreciendo todos los demás en la industria. Así que, durante los tiempos difíciles, detente y recuerda cuando lanzaste tu empresa emergente: ¿qué era lo que querías lograr? Pasa tiempo con tu equipo, discute tus objetivos, y revísalos si es necesario.

4. Da prioridad a tu personal: Recuerda que sobre todo lo demás en tu negocio, tu personal debería ser lo número uno. Si tu gente está contenta e involucrada, los clientes seguirán su ejemplo. He pasado mucho de mi tiempo durante los últimos 40 años ideando cómo cuidar de nuestro personal en Virgin. Ahora hemos establecido muchas iniciativas diferentes para ayudar a nuestra gente a disfrutar un equilibrio sano entre trabajo y vida personal. En Virgin Management, por ejemplo, esto incluye horarios de trabajo flexibles, licencias ilimitadas y licencias de paternidad compartidas. Estos programas han sido exitosos, y son un gran recordatorio de que si ves por el bienestar de tu gente, ellos verán por el bienestar de tu negocio.

Como mencionaste, Elviss, tu personal es tu activo más importante. Los emprendedores son tan fuertes como los equipos que les rodean. Pero necesitas asegurarte de que los incluyes en las conversaciones cuando los tiempos son difíciles. Las personas en las líneas del frente de tu negocio a menudo tendrán las mejores ideas sobre cómo mejorar las cosas para los clientes.

Mantén a tu personal enfocado en el futuro, en vez de que se empantanen en lo que está sucediendo en el presente; y recuerda, sobre todo lo demás, que un personal feliz conducirá a un negocio exitoso.

© 2017 New York Times News Service

Quién es Branson

Richard Branson es fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgin Active. Tiene un blog en www.virgin.com/richard-branson/blog. Se le puede seguir en Twitter en twitter.com/richardbranson. Para conocer más de Virgin Group, visite: www.virgin.com