EN PORTADA

Las 40 ideas para desarrollar negocios con futuro en Costa Rica

Nuevo programa impulsado por la UCR y el Micitt enlista temas para guiar emprendimientos

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los emprendedores tienen una nueva guía con 40 ideas en las que Costa Rica tiene potencial para innovar y crear productos y servicios de base tecnológica, que brinden soluciones a necesidades actuales y futuras, tanto en el mercado local como mundial.

Salud y bienestar; sector agroalimentario; ambiente y energía, y sociedad inteligente son las cuatro sombrillas sobre las que se traza la ruta que pretende fomentar e impulsar proyectos y empresas con alta probabilidad de éxito.

Así lo determinó el Programa Nacional para la Aceleración de Proyectos de Innovación Tecnológica (PIT), que identificó 10 fronteras de investigación aplicada para cada una de esas áreas en las que el país tiene mayor oportunidad de generar negocios, dados sus recursos humanos, naturales y de infraestructura.

LEA: Se estructuró un nuevo cluster para reforzar los bionegocios en Costa Rica

PIT es un plan país impulsado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) y ejecutado por la Universidad de Costa Rica (UCR).

Tiene un enfoque triple hélice, según su coordinador, Luis Jiménez; es decir, que quiere la vinculación entre Gobierno, universidad y empresa.

Jiménez dijo que se busca robustecer el ecosistema de generación de startups , así como crear enlaces entre todos los protagonistas que pueden desarrollar proyectos o ideas y negocios con viabilidad comercial.

La ejecución

Además de brindar esta hoja de ruta, PIT tendrá una primera convocatoria abierta nacional el este 28 de junio.

El fin es que investigadores, académicos, emprendedores, incubadoras, aceleradoras, empresarios, cámaras de diversos sectores, inversionistas e interesados en general, presenten o conozcan proyectos relacionados con esta guía y hagan contactos, conozcan propuestas y se formule un espacio abierto de networking .

Los interesados en inscribirse pueden hacerlo en el sitio pits.cr .

infografia

Durante el proceso –dividido en diversas fases a lo largo de este 2017–, se pretende alcanzar al menos 25 prototipos con alto potencial para convertirse en negocios exitosos. Estos comenzarán a someterse a pruebas de control en enero de 2018 y participarán en rondas de oportunidades de financiamiento.

De momento, el presupuesto PIT para el 2017 es de ¢75 millones, un 60% (¢45 millones) de la UCR –con aporte de personal especializado e infraestructura– y el otro 40% (¢30 millones) son del Fondo de Incentivos del Micitt.

El aporte del fondo de incentivos es para servicios profesionales, alimentación y materiales, explicó el coordinador de PITs.

Por su parte, la ministra de Economía, Industria y Comercio, Geannina Dinarte, confirmó que el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) apoyará el programa este mismo año, inyectándole $250.000 (unos ¢149 millones) para la fase de prototipado de los proyectos elegidos. Destinarán $10.000 para cada uno de los 25 proyectos elegidos.

LEA:Emprendedores costarricenses buscan oportunidad en las 'startups'

“Este proyecto es importante para generar impulso al sector emprendedor de cara a los nuevos mercados. Este 24 de mayo, en el Consejo Rector llegamos a un acuerdo en firme del apoyo que se le brindará”, aséguró Dinarte.

La funcionaria agregó que se trabaja en la estructuración de la figura mediante la cual el SBD controlará el destino, la ejecución y la garantía del aprovechamiento de los recursos.

En total, durante el 2017 e inicios del 2018, se invertirá alrededor de ¢224 millones en el programa, un 20 % proveniente de la UCR, un 14% del Micitt y el 66% restante del SBD.

La guía

Para definir las 40 fronteras con potencial de negocio, la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimiento (Auge) de la UCR y la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (Proinnova) trabajaron con el consultor Santiago Núñez y determinaron un índice de factibilidad de emprendimiento.

Los sectores se definieron tomando las áreas de ciencia y tecnología más desarrolladas en el país, señaladas dentro del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015-2021 (PNCTI) del Micitt y el Reporte Estado de Capacidades de Ciencia, Tecnología e Innovación (Eccti) del Estado de la Nación.

Asimismo, para identificar los retos internacionales globales, se utilizó la colección de informes de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), la Organización Mundial de la Salud, el Panel Internacional de Cambio Climático, la Organización Mundial de Alimentos y Agricultura, Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

De cada una de las colecciones, se usaron aquellos reportes en donde existe intersección explícita con tecnologías.

Para cada reto prioritario, se determinó una posición o ranking definido mediante la prioridad en cada organización de manera cruzada, para lo que se efectuó un análisis de compatibilidad, explicó Jiménez.

Una vez identificados los retos, se determinó cuáles de ellos son pertinentes a la filosofía de desarrollo planteada en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015-2021.

De esa manera, se pretende que PIT sea un canal para dar seguimiento con enfoque triple hélice a los emprendimientos y que la primera convocatoria solo sea un paso hacia la continuidad del apoyo conjunto del ecosistema.

Proyectos con ambición

Aunque se trata de una guía de emprendimiento de base tecnológica, el proceso dará cabida a proyectos y especialistas en otras fronteras también, para aprovechar recursos que ya están en ejecución.

Hay varios emprendedores, investigadores, acelaradoras y empresarios interesados.

Tal es el caso del emprendimiento Cibus 3.0, pequeña empresa de biología sintética, fundada por cinco profesionales costarricenses y que está creando biodiesel a base de suero de leche.

David García, ingeniero en biotecnología y uno de los fundadores de Cirus 3.0, afirmó que la empresa se creó en el 2014 con inversión familiar y después recibió ayuda del Grupo Icaro.

Agregó que en este momento la pyme está finalizando el prototipo para empezar a trabajar en el escalamiento, es decir, las pruebas y experiencias de mejora genética.

“Estamos analizando la participación en PIT, que es una opción sumamente atractiva de apoyo en la internacionalización, así como para lograr a futuro pasar a volúmenes industriales”, externó el biotecnólogo.

Esta iniciativa cabe dentro de las ideas que se pueden generar, por ejemplo, en la frontera llamada “Aprovechamiento de biomasa residual para producción energética a nivel industrial”, del área de Ambiente y Energía.

Huli es otra empresa mediana costarricense interesada en participar. Se dedica a la creación de software en el sector de salud.

Maneja un programa llamado HuliPractice, que comercializa en consultorios, clínicas y hospitales de Costa Rica, Panamá, Perú y México, el cual brinda control automático de los expedientes para una mayor eficiencia operativa.

La firma está haciendo pruebas para lanzar Huli Vida, aplicación gratuita que pondrá a disposición de todas las personas un expediente médico centrado en el paciente.

Esta idea permite manejar antecedentes, consultas y todo lo relacionado con el estado de salud actual, así como compartirlo digitalmente con cualquier médico que lo atienda para que le llene el diagnóstico o datos de manera digital, segura y personal.

Alejandro Vega, socio fundador de Huli, explicó que en su caso, participarán de la convocatoria de PIT como empresa interesada en hacer networking y analizar proyectos afines a su área que puedan complementar o ser aliados de su empresa.

“No solo buscamos establecer relaciones, sino también, tenemos la capacidad de invertir en proyectos afines a nuestra área y que estén interesados en ser aliados”, añadió Vega.

En este momento, Huli Vida coincide con la frontera de “Integración de biomediciones hacia un expediente médico centrado en el paciente”, una de temáticas en las que PIT halló potencial.

LEA: ¿Qué busca y evalúa un inversionista antes de apostar por una startup?

Carao Ventures es una aceleradora a la que le interesa la fase de ronda de financiamiento para conocer propuestas que podría acelerar o concretar inversión.

“Es importante el estudio profundo y la delimitación de fronteras desde las cuales Costa Rica y emprendedores pueden propagar sus talentos para el mundo entero, es un potencial en fuente de proyectos para aceleradora y para el ecocistema en general”, dijo Adrián García, socio fundador de Carao Ventures.

No obstante, considera que esta iniciativa país debió lanzarse hace varios años, ya que muchas aceleradoras, empresas y emprendedores han tenido que empezar a trabajar sin apoyo o guías gubernamentales de este tipo.

Asimismo, tiene una alta expectativa de que los proyectos presentados no solo sean ideas geniales e intangibles, sino económicamente viables y factibles como negocios.

Luis Jiménez dijo que el proceso está estructurado para que desde el principio los proyectos lleven capacitación hacia la transformación como negocio.

¿Y cómo será el proceso?

El proceso específico de la convocatoria de PIT se basará en metodologías como lean startup y design thinking , que consisten en preparar el conocimiento del laboratorio para el mercado.

Para lo anterior, se tomará como referente el proceso seguido por la National Science Foundation (NSF) de los Estados Unidos con el programa I-CORPS.

I-CORPS prepara a científicos e ingenieros para ampliar su enfoque más allá del laboratorio universitario y acelera los beneficios económicos y sociales de los proyectos de investigación básica que están listos para avanzar hacia la comercialización.

En este caso, PIT quiere impulsar emprendimientos que puedan generar negocios creados de principio a fin en suelo costarricense, o bien, que conviertan al país en un laboratorio internacional y generador de productos y servicios replicables en el exterior, controlados desde aquí.

Sostenbilidad y financiamiento