NEGOCIOS

Universidades invierten en infraestructura tecnológica y refuerzan acreditaciones

El TEC, la Ucimed y la Fidélitas anuncian  proyectos para mejorar sus instalaciones centrales y también sus sedes


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las universidades públicas y privadas están invirtiendo en infraestructura y tecnología para sus estudiantes en medio de un mercado laboral cada vez más exigente y competitivo.

El Tecnológico de Costa Rica (TEC), la Universidad de las Ciencias Médicas (Ucimed) y la Univesidad Fidélitas son tres de las que anunciaron nuevas inversiones para reforzar su oferta académica así como nuevas acreditaciones.

El TEC dio a conocer que está aportando más de $16,6 millones en la construcción y remodelación de nuevos edificios de aulas, comedores y residencias en Cartago y de San José, como una forma de impulsar el bienestar de los 9.000 estudiantes que asisten a estas dos sedes.

LEA TAMBIÉN:Universidades invierten más en cautivar a los millennials

En Cartago, se construyó un nuevo edificio de 14 aulas que se inaugurará en los próximos días y un auditorio para mejorar la infraestructura académica actual del campus.

También se construyó un nuevo comedor, se remodeló el comedor institucional y el periférico, para aumentar la oferta de servicios de alimentación.

Dichas obras son financiadas con el proyecto de Mejoramiento Institucional del Gobierno de la República, informó el TEC mediante un comunicado de prensa.

Asimismo, la entidad estima que, a finales de 2016, finalizará la construcción de nuevas residencias estudiantiles en Cartago para ser ocupadas durante el primer semestre del 2017, lo que permitiría incluir 198 camas, duplicando la capacidad actual que ronda los 200 espacios.

Las obras de la nueva biblioteca de Cartago se proyecta que iniciarán en abril de 2016 y se espera que estén concluidas en el 2017.

Además, el comedor estudiantil está en la fase de preparación del cartel de licitación y se espera que inicie su construcción en el segundo semestre de 2016 y esté listo para el segundo semestre de 2017.

LEA TAMBIÉN: Instituto Tecnológico inaugura laboratorio de irradiación gamma en Costa Rica

Por su parte, en el centro académico de San José, ubicado en Barrio Amón, se construye un nuevo edificio de aulas y biblioteca que estarán concluidos a finales de 2016, reforzando la ampliación que se efectuó en 2015 con la compra de una vivienda aledaña para dar espacio a la Escuela de Computación y de Administración.

"En las próximas semanas, se finiquitará la compra de otra vivienda adjunta al comedor, la cual se remodelará para ampliar el espacio y permitir que los estudiantes cuenten con salas de estudio que se suman a los 3.127 metros cuadrados de área de construcción con los que se cuenta", informó la entidad.

Al igual que en Cartago, para el centro de San José también se amplió la plaza de médico y trabajadora social a tiempo completo, y se creó una plaza de medio tiempo para psicóloga clínica que apoye a los estudiantes.

Tecnología y acreditaciones

Por su parte, la Ucimed trabaja desde el 2013 en una estrategia de innovación y mejoramiento de infraestructura, con el fin de brindar espacios de mayor tecnología y modernidad a sus estudiantes, informó su rector Pablo Guzmán.

LEA TAMBIÉN:Costa Rica debe invertir en innovación para tocar la puerta de la OCDE

"Somos una fundación sin fines de lucro hace 38 años, por lo que todo se reinvierte, todas las utilidades se reinvierten. La institución ya ha crecido mucho y tiene en este momento cinco carreras: medicina, nutrición, fisioterapia, microbiología y farmacia", comentó Guzmán.

El rector dio a conocer que desde el 2013 la Ucimed tomó una decisión muy drástica de hacer una inversión de $7 millones en un primer edificio conformado por nuevas aulas y laboratorios de fisioterapia y nutrición, así como un nuevo centro de simulación.

En el 2015, realizó una inversión de $2,5 millones para una torre de laboratorios, que refuerza principalmente la carrera de microbiología, así como la investigación de estudiantes y profesores.

Para este 2016, la Ucimed está conformando el Instituto Parauniversitario, el cual abrirá tres diplomados: en microbiología, en atención del adulto mayor y en administración de consultorios.

A futuro estiman tener otros en el área de tecnologías y cursos para formación de personal para compañías farmacéuticas.

"De momento, se está estructurando en la misma sede (Escazú) pero se proyecta que la inversión a futuro cercano será de por lo menos  $5 millones incluyendo la apertura o ampliación de este instituto en San José", indicó Guzmán. 

El rector dijo que uno de los aspectos más significativos de cada inversión es asegurar  la calidad de la educación para lograr la acreditación por parte del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (Sinaes). 

En este momento, la Ucimed ya tiene las carreras de medicina y farmacia acreditadas, y está en proceso de acreditación del resto.

La Universidad Fidélitas es otra entidad que refuerza sus instalaciones y su malla curricular con el fin de brindar no solo una mejor oferta a la demanda laboral actual, sino, asegurar la calidad de sus carreras con acreditaciones del Sinaes.

"La Fidélitas ha definido su estrategia en visualizarse como la universidad privada de Costa Rica en el área de las ingenierías", comentó la rectora Ana Isabel Solano.

LEA TAMBIÉN: Empresas multinacionales arrastran faltante de profesionales calificados

Por eso, en el 2012, un grupo de académicos del TEC jubilados  con un promedio de experiencia de 34 años se hicieron cargo de la dirección acádemica de la Fidélitas "entendiendo también que el país debe orientar la educación superior tanto públicas como privadas aquellas carreras que tienen mayor demanda, pero que además están reclamando desarrollo", agregó Solano.

Parte de los proyectos más importantes en el último año de Fidélitas fue la inversión de $6 millones en una nueva sede en Heredia.

Además, adquirió 32.000 metros cuadrados en $4 millones aledaños a la actual sede en San Pedro de Montes de Oca, con la proyección de ampliar las instalaciones a mediano  plazo.

Asimismo, con el fin de dar mejores herramientas tecnológicas de aprendizaje y cumplir con las exigencias de la acreditación por parte del Sinaes, acaba de inaugurar nuevos laboratorios de física y química valorados en $660.000.

"La universidad dio un vuelvo en el 2012 no solo en la estrategia respecto a la incorporación de nuevas tecnologías,  con prioridad en las ingenierías pero sin descuidar el área de ciencias económicas y posgrados, sino también, en buscar ser acreditada por un ente externo", comentó la rectora.

Actualmente, la Fidélitas cuenta con siete carreras acreditadas por el Sinaes y dos son en el área de ingeniería: bachillerato en ingeniería en sistemas de computación y liceciatura en ingeniería en sistemas de computación.

La Fidélitas también trabaja en reforzar de manera estratégica espacios específicos para cada carrera, por eso está en proceso de terminar nuevos laboratorios de práctica e investigación en la carrera de ingeniería industrial, incluyendo la mejora de las instalaciones, equipo, licencias y software para lo cual destinará $175.000.

Además, está instalando nuevos laboratorios para ingeniería civil en los cuales invertirá $250.000.

Tanto Guzmán como Solano coincidieron en que los profesionales de hoy deben estar preparados para ser emprendedores y empresarios, y no solo para ser empleados, como una manera de abrir puertas y aportar a la sociedad. 

LEA TAMBIÉN:  Tome impulso con el nuevo año para fortalecer su formación de emprendedor

Por lo anterior,  están reforzando en sus mallas curriculares materias que incentivan el emprendedurismo, la innovación, la investigación y el desarrollo.

Sostenbilidad y financiamiento