SU EMPRENDIMIENTO SE LLAMA ECO TICO

Joven de Golfito cultiva hongos ostra y los vende en su comunidad, tras paso por incubadora estudiantil

En el país existen cuatro incubadoras en colegios técnicos y todos los años se desarrolla la Exposición de Jóvenes Emprendedores.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Las incubadoras de negocios estudiantiles y las competencias en las que se expone un proyecto empresarial son plataformas que les permiten a los jóvenes que estudian en colegios técnicos, o que salieron de ellos, desarrollar su pyme y empezar a obtener ganancias.

Laura Granados Rodríguez, quien montó un negocio que cultiva hongos ostra, es un ejemplo de ello.

Ella se graduó en el 2008 del Colegio Técnico Profesional Guaycara, en Río Claro de Golfito.

Tras su salida de la institución, comenzó a trabajar e ingresó a estudiar Manejo de Recursos Naturales en la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

Hace dos años se enteró de que la Incubadora de Negocios del Sur (Insur), que opera en Golfito (específicamente en el Colegio Técnico Profesional Carlos Manuel Vicente), estaba buscando ideas de negocios para darles apoyo y decidió participar.

LEA: Estos jóvenes forjaron su negocio desde el colegio

Como desde pequeña ha sido amante de los hongos, pues le gusta estudiarlos, se le ocurrió que el cultivo de hongos podía ser una alternativa de negocio, luego de recibir una capacitación sobre el tema.

Planteó su idea y fue escogida junto con otras iniciativas.       

Su negocio se denomina Eco Tico, pues tiene un enfoque de respeto ambiental y no se usan químicos para la producción de los hongos.

Minor Cordero, encargado del Departamento de Gestión de Empresas y Educación Cooperativa del Ministerio de Educación Pública (MEP), explicó que las incubadoras están dirigidas a los estudiantes y jóvenes egresados de los colegios técnicos.

En ellas se les asesora y se les da acompañamiento para fortalecer su plan de negocio, obtener asistencia técnica, legalizar e inscribir la empresa y ayudarlos a obtener recursos económicos para realizar su trabajo.

Aparte de la incubadora estudiantil Insur, en la que Laura encontró apoyo, existen tres más en el país de esta índole: la incubadora de negocios Cotai ZN, que opera en el Colegio Técnico Profesional de San Carlos; la Incubadora Empresarial Región Caribe (Inerca), que funciona en el Colegio Técnico Profesional de Liverpool (en Limón); y la incubadora "Inovajovem", que inició labores este año en el Colegio Técnico Profesional de Dos Cercas, en Desamparados.

LEA: Tres niños desarrollan sus emprendimientos y obtienen ganancias

El proyecto de Laura ha recibido el apoyo de diferentes instituciones, como el Inamu, y en él participa su familia. (Eco Tico para EF)

Crecimiento

Desde el 2015 hasta la fecha la microempresa de Laura ha ido creciendo y recibió fondos no reembolsables del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) para comprar equipo y  remodelar su infraestructura.

LEA: Emprendedoras pueden participar en el concurso Fomujeres y obtener financiamiento

Los hongos ostra son cultivados en un espacio de su casa de habitación y son vendidos a personas y negocios de su comunidad, como verdulerías.

Aunque esta fue una empresa que salió de la mente de Laura, en ella participan sus padres y su hermano, quienes la apoyan en el cultivo del producto y en su empaque.

La empresa empezará los trámites para obtener la certificación de Bandera Azul Ecológica, en la categoría de hogares sostenibles.

Dentro de los cambios que realizará se encuentra el uso de bandejas biodegradables.

La pyme planea a futuro desarrollar y comercializar nuevos productos con los hongos.

LEA: Emprendedor transformó el negocio de quesos de su familia e incursionó en supermercados

"Expo Jovem"

Otra herramienta con la que cuentan los jóvenes es la Exposición de Jóvenes Emprendedores (conocida como “Expo Jovem”), que se realiza desde el 2008 en el país.

En ella pueden participar niños y adolescentes de cooperativas de estudiantes de primaria y secundaria, jóvenes de colegios técnicos y jóvenes empresarios que trabajan el modelo de Junior Achievement, explicó Cordero.

La competencia se divide en tres etapas.

La primera es la institucional, que se lleva a cabo entre mayo y junio en los colegios técnicos. De cada institución clasifican dos proyectos finalistas.

La segunda fase es la regional, en la que dichos finalistas se presentan a las ferias regionales (son 14 sedes) y que se gestarán en la segunda quincena del mes de agosto.

Para esta etapa se espera que participen 620 estudiantes, con 310 iniciativas empresariales.

Finalmente, se efectúa la exposición a nivel nacional, que será en octubre.

Allí tomarán parte los finalistas de la etapa regional y los proyectos de estudiantes con alguna discapacidad, cooperativas de niños de primaria, finalistas del programa de jóvenes Empresarios de la Fundación Junior Achievement y finalistas de las Empresas de Práctica Labor@, de la Fundación Omar Dengo.

De la Expo Jovem han salido negocios que perduran hoy día como la empresa Sabor Altura, que vende productos hechos de leche de cabra; Quesos La Llanura; Raquel Hecho en Costa Rica, que desarrolla bolsos, carteras y otros productos con la técnica de quilting; Productos Myrie, que vende snacks de fruta de pan, entre otros negocios.

En la Expo Jovem pueden participar empresas externas por medio del aporte de personal para formar parte del jurado, o como patrocinadores en diferentes necesidades.

Igualmente, los integrantes de los negocios pueden respaldar las competencias como mentores de proyectos, con asistencia técnica, o con capital semilla para las iniciativas sobresalientes.

Si usted tiene una pyme o empresa grande, puede involucrarse y contribuir con la construcción de la cultura emprendedora en el país.