Conozca el ecosistema tecnológico para emprender

Analice el mercado, la utilidad y grado de innovación de su proyecto tecnológico

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Jose Cayasso es un emprendedor que a sus 27 años ya ha formado y consolidado dos proyectos tecnológicos.

Se trata de Saborstudio, empresa dedicada al diseño de aplicaciones móviles como lo fue Pota Toss (catalogado en el 2012 por el blog especializadoTechCrunch como el nuevo “AngryBirds” ) y Slidebean, software para crear presentaciones.

LEA: Slidebean participará en competencia Seedstars World en Suiza tras ganar final en Costa Rica

En el 2011, Cayasso decidió dejar de ser empleado para pasar a ser empleador.

“Estaba en un momento en el que tenía experiencia y educación, por lo que decidí emprender, si no resultaba nada más tenía que ir a buscar otro trabajo”, relató.

Con el método de prueba y error y siempre buscando la sostenibilidad de la compañía, Cayasso se ha mantenido a flote.

Para arrancar con un emprendimiento tecnológico, no hay una receta o manual.

Sí se pueden tomar una serie de pasos básicos para identificar si su proyecto va por el camino hacia el éxito.

Analizar el público meta, el enfoque del producto o servicio, la disponibilidad de recursos económicos y tener una visión de crecimiento, son parte de los pasos que todo emprendedor debe tomar en cuenta a la hora de arrancar.

LEA: Emprendedores costarricenses buscan oportunidad en las ‘startups’

En busca de oportunidades

En Costa Rica el talento tecnológico está en auge y busca colocarse tanto dentro como fuera de las fronteras.

Aplicaciones, creación de software especializado, avances en biotecnología, análisis de datos e ingeniería forman el menú que pretende saciar el hambre de innovación que tiene el país.

Existen buenas iniciativas, pero todavía hay factores que juegan en contra del talento.

Si usted forma parte de este grupo, debe identificar cuáles son los retos que podría enfrentar.

El estudio Mapeo del Ecosistema de Emprendimiento Costa Rica 2016, realizado por Randall Trejos, director de Founder Institute en colaboración con la Fundación Startup Costa Rica y del Fondo de Ciencia e Innovación del Reino Unido, determinó que las personas deben conocer las condiciones que hay dentro del ecosistema nacional.

La investigación indica que en el sistema costarricense existen variables “duras” como la disponibilidad de financiación, el apoyo de las políticas públicas y la infraestructura de tecnología.

Otras variables son “blandas” como la idiosincrasia y el capital social, las cuales son más difíciles de medir, pero fácilmente perceptible por la comunidad.

El tercer conjunto de factores determinantes tiene que ver con las conexiones y la dinámica entre los miembros del ecosistema: empresarios, mentores, inversores, incubadoras, Gobierno y universidades.

“La participación del Gobierno en la puesta en marcha de políticas ha ido en aumento en los últimos años, pero con un progreso visiblemente lento. La burocracia, la falta de distinción entre pequeñas y nuevas empresas para la aplicación de reglamentos, son quejas comunes de los empresarios”, explicó el estudio.

Ante esta realidad, los emprendedores tienen que fortalecer su músculo de conocimiento y analizar detenidamente su idea antes de ejecutarla.

El paso a paso

Luis Diego Rojas, jefe de operaciones de Carao Venture, dijo que es clave que el emprendedor tenga el convencimiento de que la tecnología que va a desarrollar satisface una necesidad real de sus clientes.

U postulado que es apoyado por Trejos, quien aseguró que en muchos casos hay un fuerte enfoque en el producto y no en determinar si hay mercado para él.

Muchos emprendedores invierten tiempo y recursos en desarrollar productos por su atractivo pero sin tener claro si realmente va a ser comprado.

La mejor forma de afrontar este problema es buscar contactos con potenciales clientes desde que el proyecto es una idea y solicitar realimentación.

LEA: ¿Qué busca y evalúa un inversionista antes de apostar por una startup?

Para que sea una idea factible, Cayasso afirmó que la clave está en que el emprendimiento detecte un problema cuya posible solución puede convertirse en un negocio.

En el caso de él, Slidebean ( herramienta que es usada en el mercado latinoamericano y en Estados Unidos) nació a raíz del problema de crear presentaciones en Power Point y junto con un equipo de 10 personas crearon una plataforma más amigable.

Para buscar ese nicho de éxito es importante delimitar el alcance del producto en término de sus características o beneficios.

Es común en emprendimientos tecnológicos que para aumentar el atractivo se busque que el producto haga muchas cosas como por ejemplo en apps .

El consejo del especialista en emprendimiento, Trejos, es limitar las características a una o dos que realmente resuelvan bien un problema del consumidor.

Si se obtienen los primeros clientes con una propuesta de valor sólida, luego se pueden ir sumando más funciones para mejorar la experiencia.

Mientras camina en este proceso, no olvide contar con un buen equipo que sea capaz de lidiar con los momentos de estrés y que cuente con el tiempo para dedicarse de lleno en el proyecto.

En todo momento concéntrese en innovar de manera estratégica sin descuidar la base del negocio: la rentabilidad.

En los últimos cinco años Cayasso ha aprendido que el éxito radica en saber cuándo se está errando y cambiar el rumbo.

Sostenbilidad y financiamiento