Hewlett Packard inicia nueva era en un mercado que sigue sin recuperación

HP Inc. estará a cargo de las áreas de ventas de computadoras e impresoras, mientras que HPE se encargará del área de servicios corporativos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La anunciada separación de la firma Hewlett Packard, que se concreta desde esta semana, inicia una nueva era para la compañía aunque en un mercado marcado por el declive tanto en venta de computadoras como de servicios.

Desde este 1 de noviembre la compañía estadounidense –a la que se le asigna el rol de pionera en el nacimiento y desarrollo del Silicon Valley, el área de concetración de firmas de alta tecnología ubicada en San Francisco, California– se escindió en HP Inc. y HPE.

HP Inc. estará a cargo de las áreas de ventas de computadoras e impresoras, mientras que Hewlett Packard Enterprises (HPE) se encargará del área de servicios. La división había sido anunciada hace más de un año.

VEA TAMBIÉN: Este lunes Hewlett Packard amanecerá dividida en dos compañías

HP Inc. –que será dirigida por Dion Weisler, como CEO–  inició operaciones con una planilla de cerca de 50.000 empleadoas, reiterando su compromiso con la innnovación que ha inspirado a la empresa en sus 76 años de operación e instalada como una de las compañías del listado Fortune 100.

La compañía recalcó que esá persuadida del futuro del mercado en las verticales de copias, impresión gráfica y movilidad, así como de la impresión 3D y de las plataformas de computación "que fusionan el mundo físico y el digital".

Asimismo HPE –que será dirigida por Meg Whitman, como presidenta y CEO– debuta con ventas anuales de $53.000 millones para enfocarse en proveer servicios de infraestructura, software y financieros que permitan a los clientes optimizar sus recursos tecnológicos, apoyándose en la computación en la nube, la movilidad y la seguridad.

Esta compañía se centrará en cuatro áreas clave (nube híbrida, big data, seguridad de información y soluciones de movilidad) que "son fundamentales para permitir la transformación del negocio y el crecimiento futuro" y que representan un mercado estimado de más de $1.000 millones.

Mercado difícil

Aunque Whitman había reconocido que HP Inc. enfrentaría un mayor reto, dada el largo ciclo de declive del mercado de computación, HPE también tendrá un mercado con signos de debilidad.

Un reporte de principios de octubre de la firma International Data Corporation (IDC) indica que el mercado de computadoras personales registró un declive de 10,8% en su tercer trimestre del año, peor que las estimaciones para el periodo que ubicaban la caída en 9,2% debido a "condiciones financieras difíciles" (debido a las fluctuaciones en el precio de las monedas) y porque todavía se vive un periodo de transición.

Por su parte, el mercado de impresoras tuvo un segundo trimestre del 2015 con un aumento en las ventas de 6%, en relación al mismo periodo del 2014.

VEA TAMBIÉN La industria de impresión se adapta exigencias de movilidad, menores costos y ambientales

Asimismo Gartner, otra firma de investigación del mercado tecnológico, anticipó que la industria de semiconductores –incluyendo componentes para computadoras, smartphones y otros equipos electrónicos– concluirá el 2015 con un declive del 0,8% en relación al 2014.

Esta sería la primera caída desde el 2012 cuando el declive fue de 2,6%, también en parte a los cambios de precios de las monedas (al incrementar el costo de los equipos electrónicos) y la desaceleración de la economía china.

Según Gartner el 2016 tendría "una perspectiva más positiva" con un incremento del 1,9%, pero el "exceso de oferta" en el mercado de computadoras y servidores haría que este segmento caiga 12%.

En el campo de los servicios de negocios y tecnología de información, otro informe de IDC el mercado tendría un año 2015 a la baja (-3,4%), especialmente en el segmento de tecnología que descendería 4,8%, arrastrado por el declive las ecoonomías emergentes (que caerían 11%) y del área del Pacífico asiático (-3%).

Para el 2016 la situación se revertiría con un crecimiento momentáneo del 4%, empujado por los servicios de negocios (que aumentarían 6%) pues los servicios de tecnología solo crecerían la mitad.

Sostenbilidad y financiamiento