El futuro del marketing digital está en Internet de las cosas

Las empresas deben contemplar diferentes canales para promover sus productos y servicios


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El incremento de dispositivos a través de tecnología del vestir (wearables) y de la conectividad en tiendas, restaurantes y otros comercios harán que el futuro del marketing digital esté en Internet de las cosas (IoT).

Un reporte de la firma Marketo, especializada en mercadeo y comunicación digital, advierte que las marcas deberán contemplar diferentes canales y comunicarse a través de distintos dispositivos para permanecer relevantes en el mercado y diferenciarse de los competidores.

La firma insistió que el mercadeo digital es fundamental hoy para enganchar a los clientes. La publicidad en Internet y apps es la punta del iceberg.

Las empresas tienen una amplia combinación de canales con los que incrementar su impacto que incluyen la Search Engine Optimization (SEO), los anuncios de pago por clic, técnicas de conversión y captura de la atención de los clientes, y fidelización de los consumidores.

"Ninguna campaña de marketing podría desarrollarse sin estas actividades críticas", insiste el reporte.

LEA Mida sus resultados en redes sociales con estas herramientas

Marketo recuerda que el mercadeo digital se impone en la medida que, a nivel global, el 48% de los consumidores encuentran productos y servicios a través de los buscadores en Internet, como Google y Bing.

Además, tres de cada 10 compradores buscan información de las marcas en Internet y en apps antes de adquirir el producto que requieren.

Para el caso de Costa Rica, el estudio Red 506 de EF mostró que 78% de los usuarios locales siguen marcas en redes sociales y 36% se sienten atraídos cuando las marcas muestran publicaciones de alto contenido emocional.

Claves para enganchar clientes

Para lograr el enganche de los compradores con una marca, a través del mercadeo digital, se debe utilizar la información disponible en las bases de datos con el fin de personalizar las ofertas y crear relaciones entre las empresas y cada cliente.

LEA TAMBIÉN Los datos replantean el mercadeo digital

La información que se debe tener a nivel individual incluye búsquedas, páginas vistas y compras anteriores, entre otras métricas. De esta forma, se elimina la necesidad de hacer suposiciones o generalizaciones, de las que resultan campañas de menor impacto.

"Si se personaliza la oferta, el cliente se sentirá bienvenido, apreciado y valorado, con lo que se hace que el compromiso del cliente sea más consistente", dice el reporte de Marketo.

1. Empiece con anuncios de pago por clic (PPC, por sus siglas en inglés).

Los anuncios enfocados en este modelo –donde se paga por los clic que dan los usuarios– aparecerán en los resultados del buscador.

Según WordStream, una firma especializada en publicidad en línea, los PPC son el 65% de los clics en los anuncios. Que los usuarios los encuentren depende de las palabras y frases claves, el título, los enlaces y el URL de la página de la empresa, las llamadas a la acción, versión móvil, un sitio y contenidos optimizados, y tipo de ofertas, por supuesto.

2. Redireccione.

Con la información de las compras del cliente, incluyendo qué fue lo que revisó en su sitio web, es factible segmentarlos (según características demográficas y de interés) y diseñar una campaña más efectiva, con una mejor recuperación de la inversión.

La clave, para este redireccionamiento, son los datos que se tengan de los visitantes a su sitio o a sus perfiles en las redes sociales.

Para los visitantes anónimos se puede enviar información basados en la dirección IP, intentos de compras, producto que le llamó la atención, etc.

Para los clientes conocidos –de los que se tiene nombres e información concreta, como compras anteriores– se envía información según las necesidades específicas.

3. Optimice con SEO.

Con la estrategia de optimización del SEO es posible incrementar el tráfico orgánico que viene desde los buscadores como Google o Bing.

La optimización del contenido requiere un conocimiento profundo de las palabras claves, títulos, etiquedas, meta descripciones (fragmentos de contenido que dan una idea de lo que se puede esperar del sitio), a partir de las mismas estadísticas que da el buscador, y de cómo afinar el sitio web para facilitar las búsquedas.

Además, el contenido debe poder verse en cualquier tipo de dispositivo (computadora, tableta y móvil), para lo cual el sitio web debe ser responsivo.

Lo fundamental es asegurarse que se está creando contenido de calidad e información valiosa para el cliente.

LEA TAMBIÉN ¿Qué es el 'Growth Hacking' en mercadeo digital para reactivar las ventas?

4. Anuncios y apps móviles.

Los consumidores gastan el 86% de su tiempo —dedicado a dispositivos— en los teléfonos móviles y prefieren las sitios web amigables en sus celulares (72%).

De hecho, seis de cada 10 usuarios encuentran útiles los anuncios en los teléfonos. El 88% de los anuncios de búsqueda que condujeron a los usuarios a un sitio web se generaron en dispositivos móviles.

Esto implica que las empresas deben incluir los celulares en su estrategia de marketing digital, aparte de optimizar los sitios.

5. Personalice el contenido.

Las empresas deben utilizar los datos recopilados cuando los clientes visitan sus sitios web y perfiles en redes sociales para ofrecer experiencias individuales y otorgar puntos, productos sugeridos y obsequios a partir de los gustos, clics y revisiones realizadas.

Acá es indispensable el uso de sistemas de analítica para ofrecer a los clientes lo más relevante según sus deseos, necesidades, gustos, personalidad y acciones.

La oferta y la comunicación con cada cliente se realiza con herramientas de personalización que envían contenidos individualizados.

6. Contemple diferentes canales.

Conforme hay mayor cantidad de dispositivos y canales para comunicarse con los clientes, el marketing digital debe contemplar estrategias multicanal y multicontenido (incluyendo videos, por ejemplo) tanto cuando el cliente esté en la tienda o punto de venta como fuera de ella.

Por ejemplo, con sistemas donde el cliente recibe promociones, ofertas e información personalizada cuando ingresa a la tienda.

LEA TAMBIÉN Enganche a sus clientes en la tienda con tecnologías digitales

Sostenbilidad y financiamiento