Firma colocó dispositivos en 20 autobuses de la línea ATD

Por: Krisia Chacón Jiménez 14 mayo

El conteo de pasajeros en los autobuses ha pasado por varias transformaciones: el trompo, las barras electrónicas y ahora las cámaras 3D.

Go Pass es una de las firmas que está desarrollando esta tecnología y Autotransportes Desamparados (ATD) ya aceptó incorporarla.

Las cámaras son instaladas en la parte superior de las dos puertas del bus y logran captar tanto los hombros como las cabezas de cada pasajero.

Esta tecnología funciona como la visión humana, capta con el lado derecho y con el izquierdo dos imágenes en 2D que al ser unidas le dan volumen a la imagen.

El sistema es capaz de reconocer solamente las cabezas de los usuarios y deja de lado objetos como bultos y sombrillas. En caso de que suba un bebé en brazos, solo será contado como uno.

Sin embargo, sus funcionalidades no acaban allí. Porque con el uso de estas cámaras, el centro de monitoreo es capaz de ver en tiempo real datos como los pasajeros que se subieron, los que bajaron, los que quedan en el bus y también las paradas en las que se registraron estos movimientos con su hora respectiva.

Go Pass, emprendimiento que pertenece al portafolio de Carao Ventures, también está incursionando en el mercado nacional con el desarrollo de lectores que permiten efectuar el cobro electrónico en los autobuses.

La firma trabaja para crear un ecosistema en el que utilizar el transporte público se vuelva una experiencia eficiente y segura para los clientes.

Detección tridimensional

La tecnología que permite contar a los usuarios ya fue instalada en 20 buses de la línea ATD.

Por el momento, estos serán utilizados para efectuar pruebas con el fin de hacerle mejoras al sistema. Se espera que esta etapa tarde alrededor de tres meses para que luego sean instaladas en los 172 buses de la compañía.

Isaac Portocarrero, fundador de Go Pass, explicó que cada autobús cuenta con cuatro cámaras correspondientes al contador de pasajeros (dos en cada puerta) y otras cuatro que se encargan de los temas de seguridad.

Con la instalación de las cámaras, los autobuseros podrán saber cuántas personas abordan, y cuáles son las paradas y días con más afluencia.

Las cámaras están ubicadas en la parte superior de cada puerta y durante el día trabaja con la luz natural, mientras que de noche se activan unas luces especiales para que se puedan identificar de igual forma a los pasajeros.

Las imágenes se muestran de forma tridimensional y dan la seguridad de que efectivamente son pasajeros quienes abordan y que no hay inconsistencias como suele suceder con las barras.

Además, con las barras electrónicas, los autobuseros tenían que esperar a que se descargaran los datos de forma manual para luego hacer una revisión (hasta el día siguiente en muchos casos), mientras que con las cámaras, este trabajo se hace de forma automática y cuando el centro de control quiera ver los datos, podrá hacerlo en tiempo real.

La información se muestra en gráficos y tabulada con el detalle de cada movimiento: cantidad de pasajeros en el bus, cantidad de usuarios que suben y bajan en cada parada, horas, total de pagos en efectivo y pagos digitales, cédulas leídas para el ingreso de adultos mayores y su ubicación.

Con estos datos, ATD podrá agilizar sus gestiones.

Y así lo expresó Orlando Santiago Flores, gerente general de la compañía autobusera.

“Esta implementación obedece al diseño de la torre de control, con el que podemos saber en tiempo real cuántos pasajeros viajan y así contribuye a la modernización del transporte”.

Otro punto a favor para las cámaras es que con su instalación se suprimen las barras, por lo que habrá más espacio en la entrada del vehículo.

“Con las barras hay problemas, si hay una interrupción en la luz infrarroja se harán contabilizaciones que no existieron”, dijo Portocarrero.

El sistema actualmente tiene un 99% de efectividad, señaló Portocarrero.

Cada autobús tiene un disco duro en el que se almacena la información.

También poseen un sistema GPS y wifi en el que la información viaja de forma instantánea.

La flota está conectada con la red 4G de Kölbi.

“Este sistema está hecho a la medida de nuestras necesidades”, expresó Santiago.

De acuerdo con la Encuesta Actualidades de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR), un 41% de las personas que trabaja en el ámbito nacional utiliza el automóvil como su principal medio para trasladarse, muy por debajo del 25,6% que utiliza el autobús para llegar a su centro de trabajo.

Entre el caos vial y lo incómodo que muchas veces se vuelve viajar en bus, incentivar el uso del transporte público es una necesidad y Go Pass lo sabe.

Este emprendimiento ha desarrollado cuatro productos.

El sistema de pago electrónico, el lector de cédulas para adultos mayores, una aplicación que le muestre al usuario dónde se ubican los buses (sistema en desarrollo) y el contador de pasajeros (que ya está en operación).

En el caso del pago electrónico, Go Pass diseñó un sistema que funciona con un sticker prepago y también con cualquier tipo de tarjeta (débito o crédito).

Para darle marcha a este proyecto, tanto Go Pass como ATD esperan la respuesta de la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) para que autorice un cobro por servicio a los pasajeros para que así se pueda implementar el sistema.

La idea es que con el contador de pasajeros y la habilitación del cobro electrónico, se agilicen los tiempos de abordaje y sea más cómodo para los usuarios.