BRANDVOICE

Espressivo tropicaliza modelo de Broadway para financiar la cultura

Gracias al éxito del primer espectáculo que se dio bajo este esquema , “Henrietta, el musical” regresa del 12 al 27 de marzo al Teatro Nacional.

La Asociación Cultural Teatro Espressivo (ACTE) impulsa con éxito un modelo para financiar producciones artísticas mediante la inversión de coproductores, quienes a cambio obtienen derechos de propiedad sobre ellas.

Esta propuesta es similar al esquema de financiamiento de los grandes espectáculos de Broadway. En dicho modelo, los inversionistas o coproductores reciben un porcentaje de todas las taquillas y productos asociados durante todas las temporadas en que se presente cada producción.

El primer producto que se realizó bajo esta modalidad en el país, fue el espectáculo “Henrietta, el musical”, una obra sobre la creación de la Costa Rica moderna desde la perspectiva de Henrietta Boggs, una joven de Alabama que se casó con el expresidente José Figueres Ferrer y que, en 1948, a la edad de 30 años, se convirtió en Primera Dama de la República. Su estreno se realizó el año anterior y logró convocar a más de 6 mil personas en su primera temporada, así como a 50 coproductores.

Este proyecto y los que vengan en el futuro están respaldados por la experiencia de la Asociación Cultural Teatro Espressivo (ACTE), que desde hace 20 años realiza una importante labor en la producción y gestión de espectáculos artísticos, con más de 100 espectáculos, entre ellos “Mamita Yunai”, “La isla de los hombres solos”, “La Casa de los Espíritus” y “Cabaret”. ACTE fue la responsable de la supervisión del proceso de producción de “Henrietta, el musical” y de la administración del proyecto.

“En el entorno fraccionado que vivimos hoy, las anotaciones y vivencias de la Primera Dama convertidas en musical son una oportunidad para recordar formas alternativas de enfrentar nuestros desafíos e inspirar a las nuevas generaciones”.

—  Steve Aronson, presidente de ACTE.

Las industrias culturales y creativas son una fuente de desarrollo en crecimiento a nivel mundial. Sus ingresos en el mundo ascienden a 2,25 billones de dólares, lo cual representa más que el total de la industria automovilística de Japón, Estados Unidos y Europa. Su aporte en Iberoamérica va del 2% del PIB en Chile a más del 10% en Brasil, por citar un par de ejemplos.

En Costa Rica, la última medición determinó que el aporte del sector cultura, que incluye al sector editorial, la publicidad, la producción audiovisual y las artes escénicas, representa un porcentaje del 2,2% del PIB. Hasta antes de la pandemia, empleaba a más de 42 mil personas (datos del 2012).

La “economía naranja o creativa” se considera la economía del futuro y una manera de superar las crisis, por basarse en la creatividad, por su sostenibilidad, y por su capacidad de potenciar la actividad económica cuando se encadena.

Además, la cultura es una herramienta fundamental para el desarrollo de las sociedades, pues además de promover la creatividad, fomenta la cohesión social, brinda sentido de identidad y fomenta valores como la empatía, el respeto a las diferencias, la disciplina y el trabajo en equipo, todas habilidades blandas muy necesarias y cada vez más apetecidas en los profesionales de hoy en día.

“En momentos como este, en que el mundo se enfrenta a desafíos tan importantes y crisis de distintos tipos, es fundamental fomentar la actividad cultural y el disfrute de las actividades artísticas, pues solo así podremos potenciar lo mejor de las personas y lograr salir adelante como humanidad”, manifestó Natalia Rodríguez, Directora Ejecutiva del Teatro Espressivo.

El primer espectáculo que se estrenó bajo este modelo económico fue presenciado por más de 6 mil personas durante su primera temporada en 2021 con motivo del Bicentenario, y debido a su éxito, “Henrietta, el musica, una serenata a Costa Rica” regresa del 12 al 27 de marzo al Teatro Nacional.

Esta apasionante historia -llena de amor, lucha, conflicto, humor y crítica social- se presentará por segunda vez como una celebración a la idiosincrasia costarricense y una rememoración de los hechos que marcaron a toda una nación, como una puesta en valor de los valores e ideales que hicieron de Costa Rica el país que es hoy. La puesta en escena revive los acontecimientos de los años 40 desde la mirada de Henrietta Boggs, una joven de Alabama, Estados Unidos, que llegó a nuestro país y que por fuerza del destino se convirtió en Primera Dama de la República en 1949.

El aplaudido musical reúne a 25 actores y 12 músicos nacionales de clase mundial, bajo la dirección de Luis Carlos Vásquez. La dramaturgia del texto es de Denise Duncan, las letras son autoría de Jaime Gamboa y las composiciones musicales de Bernardo Quesada, mientras que la dirección coreográfica está a cargo de María Amalia Pendones.

Si desea conocer más información sobre el proyecto y adquirir boletos para esta temporada puede visitar www.henriettaelmusical.com o llamar al teléfono 2267-1818.