BRANDVOICE

En Costa Rica incursionan nuevas opciones de pagos digitales

Modalidades cada vez más versátiles implementadas por Visa son el puente para la incursión del Internet de las cosas para pagar.

Los métodos de pago alternativos están destinados a crecer, a multiplicarse y a seguir innovando. La propagación del COVID-19 puso de manifiesto las desventajas del papel moneda o del dinero en efectivo, lo que disparó la cantidad de transacciones en comercio electrónico y con otras modalidades para hacer transacciones.

Los primeros esfuerzos para implementar pagos sin contacto en Costa Rica datan del 2017 por parte de Visa, cuando se empezó a aplicar la opción directamente a las tarjetas de débito o crédito acercándolas a los datáfonos.

Cuatro años después la oferta de modalidades se ha ampliado rápidamente, siempre conllevando protocolos estrictos de seguridad y de innovación constante.

“Vemos los pagos sin contacto como catalizador de la nueva generación de pagos. Hemos trabajado de forma conjunta con bancos emisores, socios comerciales y adquirientes para implementar esta tecnología”.

—  Roberto González, Gerente General Visa Costa Rica.

Uno de los pasos más recientes que se ha venido expandiendo por la región es la implementación de wearables, o artículos portables. Esto incluye relojes, pulseras, anillos, brazaletes, entre otros. Cada una está asociada a una tarjeta de crédito o débito y brinda la facilidad de utilizarla en cualquier punto de pago que tenga habilitada dicha facilidad.

Los wearables se ofrecen como prácticos tomando en cuenta circunstancias como una persona que debe salir a correr y no quiere llevar tarjetas, billeteras físicas o inclusive su teléfono móvil.

La llegada al país de Apple Pay también ha contribuido a diversificar las opciones para los consumidores, posibilitando que, desde un teléfono iPhone o un reloj Apple Watch se realicen pagos. “Para Visa fue de gran satisfacción apoyar la implementación de esta tecnología en el mercado. El trabajo se hizo junto a bancos emisores y socios comerciales”, asegura González.

La seguridad como garantía de la innovación

Conforme se acelera la multiplicación de formas de pago, también se deben incrementar los protocolos de seguridad y ciberseguridad. Y para ello es importante la implementación de la tecnología Visa Token Service, la cual sustituye los datos sensibles de la cuenta de una tarjeta por un identificador digital, o “token”, ofreciendo más protección.

Eso quiere decir que un usuario puede tener un token para su teléfono móvil, otro para una computadora y uno más para su brazalete de pagos. Y todos ellos pueden estar asociados a una misma tarjeta. De esta forma se reducen los riesgos de vulnerar la seguridad de la cuenta bancaria en cuestión. Esta es una evolución de otras barreras de seguridad como el reconocimiento de huella digital o el reconocimiento facial.

“En Visa la seguridad es parte de nuestro ADN. Cualquier solución de pago que se lance tuvo tiempo y dinero invertido para garantizar que la solución sea segura”.

—  Roberto González, Gerente General Visa Costa Rica.

La penetración de estas modalidades de pago en Costa Rica ha permitido su implementación en diferentes sectores de impacto nacional. Uno de estos casos es el del transporte público. En coordinación con el Banco Central de Costa Rica, Visa ha sido capaz de aplicar el sistema de pago abierto e interoperable en los trenes de Incofer. La posibilidad se expandiría al sistema de buses en los próximos meses.

Los beneficios que se verían en estos casos conllevan ahorro de tiempo, una mayor inclusión financiera y más seguridad, tanto para el consumidor como para los comercios u oferentes de servicios.

González pone como ejemplo de la inclusión financiera el caso de un vendedor de artesanías que no está acostumbrado a ofrecer pagos que no sean en efectivo. Con una mayor inclusión y la amplia oferta de opciones a su disposición, este vendedor ahora, puede recibir ahora pagos por modalidades como Tap to Phone (en el que el teléfono móvil se convierte en una especie de datáfono). Esta es una opción que en Costa Rica ya se ofrece a través de entidades financieras como Banco Popular, Banco Promerica y Pei.

Todas estas opciones han sido propulsadas por las necesidades que ha conllevado el entorno pandémico, entre el 2020 y 2021. “Nuestro compromiso como empresa líder en Costa Rica es seguir trabajando en desarrollos que incluyan innovación, seguridad, conveniencia y facilidad para todos en Costa Rica, desde consumidores hasta comercios, cualquiera sea su tamaño”, concluye el Gerente General de Visa Costa Rica.