Por: María Esther Abissi.   30 enero, 2018

Según el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018, el proyecto del tren eléctrico sería implementado a través de una licitación cuya inversión estimada es de $1.600 millones y para poder financiarla, se acudiría al mecanismo de concesión de obra pública.

Auditorio Marco Picado, Canal 7, La Sabana. Debate con la participación de los candidatos presidenciales Antonio Alvarez Desanti, del Partido Liberación Nacional (PLN); Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional (PIN); Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana (PAC); Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional (PRN). En la conducción figuró el Director de Telenoticias, Ignacio Santos. Foto: Rafael Pacheco
Auditorio Marco Picado, Canal 7, La Sabana. Debate con la participación de los candidatos presidenciales Antonio Alvarez Desanti, del Partido Liberación Nacional (PLN); Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional (PIN); Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana (PAC); Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional (PRN). En la conducción figuró el Director de Telenoticias, Ignacio Santos. Foto: Rafael Pacheco

El plan ideaba la primera etapa de 80 kilometros que comprendería el tramo entre San José y Cartago con una moderna línea férrea para conectar ciudades de la Gran Área Metropolitana como Alajuela, Heredia, Belén, San José y Cartago.

Si se compara con el proyecto presentado por el Colegio de Ingenieros y Arquitectos al Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT) para la construcción de un metro en San José, presentada el 5 de abril del 2017, construir un metro costaría $6.000 millones, lo que representa poco más de cuatro veces lo que cuesta construir un tren eléctrico.

Por lo tanto, la afirmación de que el metro costaría seis veces más no es precisa.

El proyecto de metro incluía construir tres líneas que comunicarían San José, Guadalupe, Tibas, La Uruca, Curridabat, Desamparados y Alajuelita en un período de 10 años.

Equipo de chequeadores: Krisia Chacón, Laura Ávila, María Fernanda Cisneros, María Esther Abissi, Eugenia Soto, Sergio Morales y Manuel Avendaño, periodistas de El Financiero y Melvin Garita, economista.

Equipo de minería de datos: María Jesús Castro, Israel Tejada y Alex Torres, de Porter Novelli.