Por: Eugenia Soto Morales.   24 marzo, 2014
En la pasada década el crecimiento real de los salarios fue de un 1.7% anual a nivel nacional, sin embargo, en el gobierno central fueron los que más crecieron (5%).
En la pasada década el crecimiento real de los salarios fue de un 1.7% anual a nivel nacional, sin embargo, en el gobierno central fueron los que más crecieron (5%).

La clase media costarricense ha crecido sistemáticamente en los últimos 14 años, pero a pesar de ese aumento, la desigualdad no se detiene.

Así lo concluyó el estudio La Equidad en Costa Rica: Incidencia de la Política Social y la Política Fiscal, presentado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en conjunto con el Proyecto Commitment to Equity (Compromiso con la Equidad) de Tulane University.

Según el informe, el país pasó de tener una clase media que representaba el 18% en 1992 a cerca de 31% en el 2002 y a 40% en 2009, lo que ubica a Costa Rica en el cuarto país con mayor porcentaje de clase media de toda América Latina. A la clase media se le ubica como la población con un ingreso per cápita de entre $10 y $50 al día.

El aspecto que más ha influido, según la investigación, es el aumento desigual de los ingresos. En el caso de los sectores más pobres (primer decil) lograron un incremento anual del 7.3%, pero los ingresos de los más ricos (último decil) crecieron en 8%, lo que está contribuyendo a aumentar la desigualdad entre los costarricenses.

Según el estudio dado a conocer este lunes, el aumento de los ingresos del decil más pobre pudo ser producto de las transferencias monetarias del Estado y del crecimiento de los salarios.

Si bien los salarios de los trabajadores de menor remuneración aumentaron durante el período, el mayor crecimiento lo experimentaron los trabajadores con alto nivel educativo, los patronos y los de empleados de la administración pública.

Esto pudo haber contrarrestado los cambios positivos que experimentaron los trabajadores de menor remuneración, restringiendo con ello que el nivel de desigualdad en el país descendiera como ocurrió en el resto de la región.

Otro factor que pudo haber influido en el aumento de los salarios de algunos grupos es el crecimiento de la demanda de trabajadores calificados.

A diferencia de lo ocurrido en otros países de América Latina, en Costa Rica no bajó el premio a la educación (diferencia entre ingresos de personas con educación secundaria y terciaria e ingresos de personas con primaria incompleta o ninguna educación).

Según concluye el informe de PNUD, se debe a una demanda relativamente mayor por trabajo calificado en comparación con la demanda por trabajo poco calificado.

En la década anterior, el crecimiento real de los salarios fue de un 1.7% anual a nivel nacional, sin embargo los salarios en la administración pública (gobierno central) fueron los que más crecieron (5%), en comparación con el sector servicios (1.3%), agricultura (0.7%) e industria (0.5%).

Si se analizan los salarios según el tipo de trabajador, los que más subida anual tienen son los de patrones (5.1%), asalariados públicos (todos los trabajadores del sector público) (2.9%), en comparación con los trabajadores del sector informal (1.3%) y asalariados privados (0.4%).

El informe también destaca que las remuneraciones de trabajadores asalariados en industria privada y con nivel educativo medio (típicamente ubicados en la parte media de la distribución) prácticamente se estancaron durante la década previa.

Yoriko Yasukawa, Representante Residente del PNUD, dijo que es fundamental que el país promueva un crecimiento más equitativo de los ingresos y dar acceso de los sectores más pobres a empleos con salarios dignos y derechos laborales. Todo esto asegurando que el salario mínimo se ajuste al costo real de la vida y que se alcance el cumplimiento del salario mínimo y otros derechos laborales.