Economía y Política

Con una inversión de $150.000 extranjeros podrán optar por varias exoneraciones

Especialistas de bienes raíces y construcción aseguran que el capital mínimo de inversión que pide el proyecto de ley podría afectar el perfil de inversionista

Con un capital de $150.000 rentistas y pensionados extranjeros, podrán gozar de una serie de exoneraciones como incentivo para invertir y reactivar la economía del país. Sin embargo, expertos en bienes raíces y construcción aseguran que ese es un monto muy bajo por lo que genera incertidumbre sobre el tipo de inversionsita que se desea atraer.

Así lo propone el proyecto de Ley para la atracción de inversionistas, rentistas y pensionados (No. 22.156), el cual actualmente está en la corriente legislativa.

A través de este proyecto se pretende otorgar una serie de beneficios por cinco años a los extranjeros que realicen una inversión inicial mínima de $150.000.

La inversión podrá ser en viviendas personales, proyectos de infraestructura turística sostenible o quienes inviertan este monto mínimo en un fondo de capital de riesgo.

Las personas que deseen invertir en el país gozarán de incentivos como exoneración de todos los impuestos de importación presentes por una sola vez, para el menaje de su casa, además en el caso de que haya una pérdida por robo de los artículos la persona podrá adquirir otros bienes para su sustitución, igualmente exentos de impuestos.

Asimismo podrán importar hasta dos vehículos de transporte terrestre, aéreos o marítimo, para uso personal o familiar, libre de todos los impuestos de importación, arancelarios y de valor agregado. Tendrán una exoneración de un 20% del impuesto de traspaso, en aquellos bienes inmuebles que adquieran en el plazo de vigencia de esta ley.

Otro de los incentivos con el que contarán los inversionistaas es la exoneración de las sumas declaradas como ingreso personal, es decir, el dinero que reciban por concepto de pensión o ingresos personales fuera del país no deberá cumplir con las tarifas de renta.

No obstante, lo ingresos obtenidos en territorio nacional como resultado de las inversiones realizadas en el país, sí estarán gravadas con el impuesto sobre la renta.

De los tres tipos de inversiones, la de viviendas personales para rentistas o personas pensionadas es la que genera una mayor controversia pues mientras las diputadas que plantearon el proyecto siguen apelando que es un monto adecuado, especialistas de bienes raíces y construcción aseguran que de acuerdo a los ingresos de personas en el extranjero esta inversión es relativamente pequeña, lo que implicaría un perfil de inversionista con poca capacidad de dinamizar el consumo local.

Silvia Hernández, diputada del Partido Liberación Nacional (PLN) y una de las proponentes del proyecto de ley, aseguró que el objetivo es que se promueva la captación ‘fuerte’ en infraestructura turística, además de potenciar la atracción de científicos y técnicos especializados con el fin de que vengan al país a realizar sus actividades profesionales para colaborar con el desarrollo ‘intelectual’ del país.

“La atracción de la inversión no puede circunscribirse a un único elemento, es por ello que el proyecto de ley contempla otros mecanismos para potenciar este objetivo. Adicionalmente, el país requiere abordar con urgencia distintas áreas , como lo relativo a simplificación de trámites, entre otras”, agregó Hernández

Ivo Henfling, gerente general de la empresa especializada en bienes raíces para residentes, American European Real State Group, asegura que la cifra si se compara con el costo de casas en el norte de Estados Unidos es bajo, lo que implicaría que el país estaría atrayendo un perfil de consumidor con poco poder adquisitivo. Además, Costa Rica cuenta con varias ventajas competitivas que lo hacen aún más atractivo, una de estas es el clima.

Sin embargo Henfling también explicó que el proyecto de ley por sí solo no funcionará pues el país deberá buscar la manera de abrir servicios de recreación para personas retiradas que les permita encontrar en Costa Rica un ecosistema de retiro.

Por su parte, Diego Méndez, gerente general de la firma de arquitectura Arkamos Architecture destacó que en función de construir una casa en Costa Rica los $150.000 son un monto relativamente bajo, debido a que en su experiencia las personas que vienen al país a construir o comprar casa prefieren locaciones exclusivas donde solamente con la compra del lote invertirían una gran parte de ese capital.

“Si se busca un lote en un barrio común es muy probable que sí sea más que suficiente (los $150.000) para comprar y construir. Pero si se va a ir un lugar donde el sector inmobiliario es más exclusivo, la inversión se cumpliría practicamente solo con la compra del terreno” agregó Méndez.

Perfil de inversionista

La iniciativa dice que, para optar a una residencia temporal bajo esas categorías, el extranjero deberá aportar un capital mínimo de inversión de $150.000, lo que incluye bienes inmuebles o inscribibles, acciones, valores y proyectos productivos o de interés nacional.

En un principio el monto mínimo de inversión era de $200.000. Sin embargo, el martes 17 de noviembre, por unanimidad, 11 diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa dictaminaron, plantearon una iniciativa de ley que bajaría la suma a $150.000 (de ¢122 millones a ¢92 millones al tipo de cambio de ¢615).

¿Cuál es el segmento de mercado que desean atraer a Costa Rica? Méndez explicó que esa sería la pregunta que deberían estar planteándose los impulsores del proyecto.

“Si usted me dice que el segmento que quiere atraer son personas con cierto nivel adquisitivo, que vayan a dinamizar aún más la economía nacional porque van a demandar servicios más exclusivos, (entonces los $150.000) es un monto bajo, Pero si usted quiere atraer a personas con un poder adquisitivo similar al de los costarricenses que ya están en esas zonas pues yo le digo que sí está bien” destacó el arquitecto.

Ambos especialistas explican que los diputados deberían tener en cuenta que el el poder adquisitivo de ciudadanos norteamericanos, por ejemplo, es más elevado. Por lo que bajo esta premisa deberían plantearse qué segmentos de mercados estarán promoviendo en el país con una inversión de este tipo.

¿Cuánto es el costo de construcción en Costa Rica? Méndez explica que para el 2021 el precio promedio por metro cuadrado de construcción para una casa en Costa Rica va desde $750 a $1.250 (¢452.250 a ¢753.750), estos cálculos equivalen al monto mínimo para lo que él considera lo que sería una casa de alta gama.

Sin embargo, a esta cifra se le deberá incluir un 7% y un 15% adicional a ese rango de precio por m2 en honorarios, un 2,54% en permisos de construcción y entre $2.000 y $4.000 en estudios preliminares dependiendo de los requisitos de su proyecto.

Es decir, si tomamos como referencia el precio más bajo de construcción por metro cuadrado ($750) el resultado sería una construcción de 200 metros cuadrados.

En Costa Rica durante el 2020 con el efecto de la pandemia, las viviendas entre 70 y 100 metros cuadrados (m2) muestran crecimiento en número de unidades y en el valor, mientras, las de menores de 40 m2 y las de 40 a menos 70 m2 experimentaron caídas en área y en el valor, en comparación con los datos del 2019. Estos datos que se desprenden del informe estadístico de inversión en construcción 2020 del INEC.

Sector afectado

No todo es negativo, un proyecto de este tipo, ejecutado adecuadamente también podría traer beneficios para el sector de construcción e inmobiliario, los cuales vienen en desaceleración desde hace más de dos años.

En el ámbito inmobiliario Alfonso González, gerente de mercadeo de Concasa, advirtió que previo a la pandemia en el sector ya habían empezado a observar los primeros pasos de recuperación, pero tan pronto cayó el impacto del confinamiento se observó de forma clara la desaceleración. Sin embargo, en los últimos meses han podido percibir nuevamente interés por la compra de casas, que esperan se mantenga por los próximos años y que un proyecto de este tipo podría ayudar a dinamizar la economía local.

Asimismo en el sector de construcción lleva varios años en contracción de acuerdo con la más reciente Encuesta Continua de Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), se han perdido más de 31.000 empleos en año y medio.

El informe estadístico de construcción para el 2020, muestra una disminución del 10,9 % en el número de obras y una contracción en el área de -6,2 %. Asimismo el valor cayó en un 16,3 % al comparar los resultados con los del año 2019, previo a la pandemia.

No obstante en el 2020 las casas de habitación son las mayores inversiones constructivas, secundadas de apartamentos y condominios.

Por su parte la Asociación de Residentes de Costa Rica (ARCR) aseguró mediante una publicación en su página web que antes de tomar la decisión de vivir en el país es recomendable que vengan como turistas y se queden el mayor tiempo posible para comprender la cultura local.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.