Por: Laura Ávila.   10 septiembre
El viceministro de Salud, Pedro González, afirma que las casas farmacéuticas recomiendan la vacuna contra la COVID-19 para personas mayores de 18 años. Foto: Archivo EF.
El viceministro de Salud, Pedro González, afirma que las casas farmacéuticas recomiendan la vacuna contra la COVID-19 para personas mayores de 18 años. Foto: Archivo EF.

Costa Rica está dispuesta a dar la lucha en medio de la carrera mundial por adquirir la vacuna contra la COVID-19. Al prever una altísima demanda las autoridades nacionales visualizan que para obtener más dosis será necesario establecer acuerdos bilaterales con casas farmacéuticas y además inscribirse ante el COVAX.

Este último es un mecanismo global que busca distribuir el medicamento de manera equitativa entre las naciones.

EF conversó con Pedro González, viceministro de Salud, para ampliar los detalles que el Poder Ejecutivo realizó sobre los esfuerzos que hace el país para adquirir la inmunización contra el nuevo coronavirus.

¿Cuál es la estrategia para adquirir la vacuna contra la COVID-19?

Actualmente existen a nivel mundial más de 200 desarrollos de vacunas, todas en etapas de investigación y en diferentes grados de avance. Algunas ya están en fase 3 que es la última etapa de investigación en humanos.

La estrategia es analizar las que están en etapa más avanzada de investigación, hacer un análisis técnico de lo que ya han publicado, hacer un análisis de la fecha probable de distribución para elegir una o más posibilidades y negociar con ellos la vacuna.

¿Por qué una o más opciones? Hay un riesgo puesto que ninguna farmacéutica en este momento tiene producto.

El Poder Ejecutivo anunció acercamientos con tres casas farmacéuticas ¿en qué consistieron esos acercamientos?

Los acercamientos fueron con AstraZeneca, con Pfizer y con Sinovac, que es una casa china. También tenemos programados acercamientos con Moderna, con los investigadores de Rusia para valorar la vacuna que ellos están estudiando y con Sinopharm que es otro desarrollo chino.

¿Cuáles fueron los resultados? Ellos nos presentan lo que tienen publicado, el avance de la investigación, qué tan efectiva es la vacuna, qué efectos secundarios ha dado hasta la fecha en las primeras fases de investigación, costos aproximados porque hasta que no termine no se puede saber el costo oficial de las vacunas. Nos presentan también plazos aproximados de cuando inicia la distribución, ventajas y desventajas.

¿En qué fechas podrían brindar las vacunas? ¿Qué visualizan las farmacéuticas?

Es muy preliminar, no le podría dar fechas exactas porque hay diferentes posibilidades. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) tiene una fecha aproximada que es a mediados del otro año, esa es la fecha general promedio y todo lo que sea antes de esa fecha es ganancia para el país.

¿Podría ser que llegue antes de esa fecha?

Buscamos es que sea lo antes posible. La fecha de inicio de distribución es uno de los elementos de mayor peso a la hora de valorar las diferentes opciones.

A parte de que van a vacunar primero al personal de salud y a la población de alto riesgo ¿qué más se sabe sobre la vacunación?

En este momento los productos que van a salir son para adultos (mayores de 18 años) para niños no estaría saliendo, sería en una segunda etapa. Además, las empresas tienen una capacidad máxima de producción.

Ante esto, se empieza con grupos de mayor riesgo como el personal de salud y de primera respuesta que son los más expuestos. Después se van formando grupos por nivel de riesgo. Los que tienen menos riesgo de morir se dejan de último y los que tienen más riesgo de morir van de primeros conforme lleguen las dosis.

¿El país va a requerir cambios o procesos especiales para esta compra?

Sí. Esta es una compra inédita y hay que buscar las formas legales de hacerla expedita. La legislación de compras del Estado no está hecha para comprar un producto que todavía no está en el mercado, es un producto que no existe.

Además nos piden dar una adelanto y eso es una compra de riesgo. Normalmente las compras son al revés, necesitamos un medicamento, se busca quien lo ofrece y se le pide una muestra para ver si funciona.

Aquí es al revés y hay que echar mano a la legislación de emergencia para poder hacer la compra de forma ágil, pero sin dejar de lado los controles y el fundamento técnico y jurídico que requiere la compra.

¿Se valoraría una reforma a alguna ley?

No a la ley no, tal vez al reglamento.

¿La vacuna será exclusiva del sector público? ¿O los privados podrán venderla?

Priva la salud pública, inicialmente sería del sector público. Dependiendo de la producción, de la oferta, del avance de las campañas de vacunación se vería si también el sector privado accede a la vacuna. En primera instancia será para el sector público con el fin de asegurar los criterios de equidad y riesgo.

¿Se visualizan acuerdos con algunas casas farmacéuticas tal y como ya lo hicieron otros gobiernos?

Se está valorando. Se valora que no sea con una sola casa farmacéutica sino que sea con más de una para disminuir el riesgo.

A parte de cualquier acuerdo bilateral que se haga con casas farmacéuticas igual nos vamos a inscribir en el mecanismo COVAX que es un fondo mundial para asegurar que todos los países tengan una dosis de vacunas.

¿Para cuándo estarían listos esos acuerdos?

Todavía no tenemos plazos pero tienen que ser pronto.

¿En los acuerdos bilaterales hay que dar un pago adelantado?

Probablemente, se está negociando con algunas no darlo pero es muy probable. Con COVAX que es un órgano mundial hay que dar un pago adelantado.

La comisión interinstitucional que analiza aspectos administrativos, jurídicos y de presupuesto ¿desde cuándo está trabajando y cada cuánto se reúnen?

Estamos trabajando desde agosto y nos reunimos varias veces a la semana para ver los avances, pero mínimo una vez a la semana.