Por: Laura Ávila.  Hace 6 días

A pocas semanas de haber sido designado como presidente ejecutivo de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Alejandro Muñoz, defiende la convención colectiva de la entidad. El jerarca es consciente de la situación que enfrenta el país en cuanto a la contención del gasto público, pero también reconoce que este acuerdo es un derecho de los trabajadores.

Para el 2018 la convención colectiva será 5% más cara que el año anterior, según datos publicados por La Nación. El incremento se da principalmente por el pago de horas extras, vacaciones y la creación de un nuevo plus, este aumento se da pese a la negociación que hizo la administración anterior.

Muñoz sostiene que el pago de horas extras es fundamental para una institución que labora 24 horas al día durante 365 días al año. Fotografia: Graciela Solis
Muñoz sostiene que el pago de horas extras es fundamental para una institución que labora 24 horas al día durante 365 días al año. Fotografia: Graciela Solis

Muñoz sostiene que el pago de horas extras es fundamental para una institución que labora 24 horas al día durante 365 días al año. Según él, gran parte del pago de horas extra se destina a los trabajadores que atienden el robo de combustible en el polioducto, y de hacerse recortes en la convención, lo haría a rubros como soda o atención médica, que a su criterio no son sustantivos.

“Aquí hay personas que se matan por Recope, que no duermen durante 30 horas atendiendo un robo de combustible, que están poniendo su vida en riesgo, atendiendo una descarga de combustible a la hora que sea, aprovisionando los cisternas de las distintas gasolineras para atender las demandas del país”, afirmó Muñoz a EF.

A continuación un extracto de la conversación que EF mantuvo con el jerarca de Recope.

Hace unas semanas la Ministra de Hacienda presentó el plan para el control del gasto público para ayudar a disminuir el déficit fiscal. Con esta coyuntura ¿Qué tanto bisturí le piensa meter a la convención colectiva?

La convención colectiva se negoció el año pasado y nos tocará negociarla el año entrante. De momento tenemos que ver qué rubros, porque ya a Recope se le eliminó bastante de la convención colectiva que estaba, la de hoy es más razonable. Sin embargo, hay cosas que revisar.

En esto de la negociación es importante tomar en cuenta, primero, que las convenciones colectivas son un derecho de los trabajadores. Costa Rica es firmante con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es decir, no es ilegal lo que estamos haciendo y por lo tanto, la negociación tiene que ser una cosa transparente, lógica y que vaya de la mano con la protección de los trabajadores, que no se les vayan a quitar derechos que son inalienables.

En algún un momento hasta se habló de quitarles las prestaciones y qué sé yo, hay que tener mucho cuidado con eso y no violentar los derechos. Sí podemos negociar cosas, qué sé yo: la soda, la atención médica, los anteojos, ese tipo de cositas que significan muy poco en realidad, que no son tan sustantivas (...).

A veces lo que la gente quiere es (que se diga que) se eliminó la soda de Recope y ya con eso están contentos, pero eso no es lo que pesa. De hecho la convención colectiva que está dentro del porcentaje que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) nos reconoce para cubrir la operación de Recope, es de 7%-8%, ahí está metida la convención. La convención realmente no pesa en términos generales en el precio de los combustibles.

La Nación publicó que la convención colectiva costará 5% más con respecto al 2017 ¿Qué tan dispuesto está a dar la lucha para que no se aumenten los costos de la convención? ¿Se enfrentará a los líderes sindicales? Hay derechos adquiridos, pero el Presidente de la República solicita contención del gasto.

Nosotros vamos a tratar la directriz que nos dé el Presidente. De hecho ya estamos en análisis de la instrucción de esas horas extras porque algunas de esas horas se van en la atención de las fugas por los robos en el polioducto, vos no podés cortar esas horas porque cortarías la actividad del trabajador para solucionar problemas.

Hay que analizar en qué departamento, qué gerencias, qué personal, hay horas extras que sí se puedan eliminar, yo no podría decirte: vamos a eliminar el 50% de horas extras porque no tengo la menor idea de si ese va a ser el número, pero sí estamos en un análisis de eliminación de horas extras que no son sustantivas para el proceso.

Y estamos viendo qué opciones pueden ser alternativas al pago de horas extras, por ejemplo: meter otro turno, destinar otros empleados para los procesos sustantivos. Esta empresa no puede parar, es una empresa (que trabaja) 24/7 los 365 días del año, siempre estamos activos.

Sí es un análisis que tenemos que hacer a conciencia, tal vez habrán algunas cosas que se pueden eliminar y lo vamos a hacer. Es decir, todo es una negociación, el sindicato tendrá sus posiciones, nosotros tendremos las nuestras en cumplimiento con las directrices que emita el Presidente o el Ministerio de Hacienda en su caso y (tendremos que) acatarlas.

Por otro lado tenemos que saber que Recope no es una empresa que tiene un presupuesto asociado solo a gasto, sino que Recope es una empresa que produce, que le aporta al país una gran cantidad de millones, el 11% ó 12% de los ingresos fiscales los aporta Recope. Por lo tanto, para el Gobierno Central, Recope es una empresa sustantiva, importante, que sostiene al país entonces no podríamos prescindir de Recope.

Eventualmente si ya dejamos de producir hidrocarburos el mismo Estado, el mismo Gobierno, el mismo Ministerio de Hacienda van a tener que ver cómo hace eficientes sus cobros a otros sectores o reorganiza sus impuestos para cubrir ese hueco que dejaría Recope eventualmente. Pero de momento y por las próximas dos o tres décadas, la empresa seguirá siendo fundamental para el Gobierno en términos de ingresos.