Entidad tiene seis meses para subsanar lo cuestionado por la Contraloría General de la República

Por: Hugo Solano 20 junio, 2013
La acción del ente contralor llevó a la renuncia del jerarca Jorge Villalobos Clare. La ampliación queda suspendida de momento.
La acción del ente contralor llevó a la renuncia del jerarca Jorge Villalobos Clare. La ampliación queda suspendida de momento.

Ante el freno que aplicó la Contraloría General de la República a la nueva refinería en Moín, autoridades de la Refinadora Costarricense de Petróleo, (Recope) insisten en que es fundamental contar con una refinería y seguirán adelante hasta subsanar todo lo apuntado por el ente contralor, a petición del ministro de Ambiente y Energía, René Castro.

Así lo afirman en un comunicado de prensa donde informan que el objetivo es garantizarle a los costarricenses el suministro seguro y oportuno de los combustibles que se requieren para el desarrollo de Costa Rica.

Esa institución autónoma iniciará de inmediato los trabajos para presentar el nuevo planteamiento que solicitó hoy el ministro Castro como plan remedial y para lo cual la empresa cuenta con un plazo de 6 meses.

Recordaron que la Contraloría refrendó la conformación de la Empresa Conjunta Soresco en setiembre de 2009, no sin antes hacer las consultas respectivas, incluyendo el pronunciamiento de la Procuraduría General de la República.