Por: Laura Ávila.   29 abril
Incumplir con esta declaración tiene una multa onerosa que se penaliza con el 2% de los ingresos brutos que se hayan declarado por concepto del Impuesto a las Utilidades en el 2020. Foto: Shutterstock para La Nación
Incumplir con esta declaración tiene una multa onerosa que se penaliza con el 2% de los ingresos brutos que se hayan declarado por concepto del Impuesto a las Utilidades en el 2020. Foto: Shutterstock para La Nación

La Dirección General de Tributación amplió por un mes más el plazo para presentar la declaración del Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales (RTBF), pues ya no vencerá este 30 de abril, sino que las personas jurídicas tendrán tiempo hasta el 31 de mayo.

Así lo indica la resolución N° DGT-ICD-R-17-2021 que se publicó este 29 de abril por Tributación y el Instituto Costarricense de Drogas en el diario oficial La Gaceta.

Las entidades acordaron ampliar el plazo debido a la situación de emergencia que vive el país por la COVID-19. Con esta extensión se pretende garantizar el cumplimiento de la obligación.

Incumplir con esta declaración tiene una multa onerosa que se penaliza con el 2% de los ingresos brutos que se hayan declarado por concepto del Impuesto a las Utilidades en el 2020.

Aunque se establece un porcentaje la sanción tiene techo y piso, y oscila de tres hasta 100 salarios base (¢462.200), por lo que las multas irían desde ¢1.386.000 y hasta ¢46.220.000.