Finanzas

Acceso a la facilidad de crédito del BCCR aplaza entrega de excedentes en 9 cooperativas

La norma fue adoptada por el Central como un método para asegurarse que los recursos sean utilizados en los clientes afectados por la COVID-19

De las 21 cooperativas de ahorro y crédito supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), nueve de estas no podrán repartir —hasta octubre— excedentes a sus afiliados debido a una condición establecida en el reglamento de la facilidad especial y temporal de financiamiento a mediano plazo.

Así lo estipula el acuerdo 5955-05 de la junta directiva del BCCR que se dio a conocer el 3 de setiembre del 2020. El documento señala como uno de los requisitos generales de las operaciones diferidas a plazo (ODP) lo siguiente:

“No podrá pagar dividendos o excedentes (según corresponda) durante los siguientes doce meses contados a partir de la entrada en vigencia de esta facilidad, con excepción de los compromisos relacionados con acciones preferentes”, aclara el documento.

En el acuerdo se menciona como justificación que la prohibición ha sido adoptada por diferentes bancos centrales a nivel mundial y que responde a la necesidad de que los recursos de la facilidad o las utilidades no se utilicen para el pago de dividendos. Además pretende garantizar que los beneficiarios no debiliten su patrimonio en circunstancias de alta incertidumbre.

El Central aseguró mediante una respuesta a este medio de comunicación que el objetivo de la facilidad crediticia es proveer a los intermediarios financieros regulados (IFR) un financiamiento en moneda nacional a mediano plazo y bajo costo, condicionado a que trasladen esos recursos, en condiciones también favorables, a los hogares y empresas afectados por la pandemia de la COVID-19. Con la no distribución de dividendos o excedentes se buscó evitar que los recursos se utilizaran para otros fines.

Además, como segunda justificación, el Central aseguró que la incertidumbre sobre la profundidad y duración de los efectos económicos de la pandemia incrementó la exposición de los intermediarios financieros al riesgo de crédito, razón por la cual era importante mantener una base sólida de capital para absorber las posibles pérdidas ante la materialización de este riesgo.

“La restricción a la distribución de dividendos o excedentes propende a fortalecer la posición patrimonial de la entidad”, advirtió la respuesta brindada por la entidad.

Cada cooperativa designa un plazo para hacer la entrega de sus excedentes, pero de acuerdo al reglamento de la facilidad de crédito las instituciones no podrán otorgar este beneficio a sus asociados durante los siguientes doce meses contados a partir de la entrada en vigencia de esta facilidad, es decir hasta octubre de este 2021.

De acuerdo con un comunicado de prensa publicado por Coopenae en sus canales oficiales, los recursos del BCCR le permitió evitar un eventual deterioro de la cartera y mitigar el impacto de la COVID-19 en la cooperativa, pero entre sus requisitos para acceder a esos fondos estaba la decisión de prorrogar la distribución de excedentes.

“De manera tal que este año, los mismos estarán disponibles una vez superado el compromiso con el BCCR y recibida la resolución de la Sala Constitucional”, agrega el comunicado.

Condiciones y cooperativas

22 de las 44 entidades financieras supervisadas en el país pidieron recursos de la facilidad especial de crédito que habilitó el Banco Central de Costa Rica (BCCR), de las cuales nueve corresponden a cooperativas.

El Central había dispuesto de una bolsa total de ¢697.108 millones de ese monto, se colocaron ¢575.267 millones en manos de la mitad de las entidades del mercado local. Meses más tarde, el 14 de enero la junta directiva aprobó una nueva inyección de ¢142.887 millones.

Del monto total, ¢70.354 millones (el equivalente al 8,34%) iban dirigidos a cooperativas para que estas las trasladaran a mejores condiciones para sus clientes y a la vez les ayude a mantener estables sus finanzas institucionales.

Sin embargo, tan pronto los asociados empezaron a darse cuenta de que junto con las mejoras en las condiciones también venían una serie de condicionantes que entre ellas incluía no recibir excedentes; las redes sociales de las instituciones explotaron con comentarios negativos principalmente de personas solicitando una explicación sobre de dónde se irá su dinero.

Jorge Solano, gerente de Coopemep, aseguró que la cooperativa decidió optar por estos recursos de bajo costo con el fin de apoyar a su base asociativa afectada por la pandemia COVID-19, lo que les permitió materializar el programa de “Ayuda Mutua” con el que colocaron más de ¢5.300 millones, mediante soluciones de readecuación de deuda y nuevas operaciones de crédito.

No obstante destacó que a partir de octubre de este 2021, una vez cumplido el compromiso establecido con el BCCR, estarán validando los diferentes canales para la distribución de los excedentes correspondientes al periodo 2020.

Adrián Mora Sánchez, asesor legal Coopeservidores, explicó que desde la entidad no realizará la entrega de excedentes a todos sus asociados para este año 2021, como parte del compromiso que adquirieron con el BCCR. Sin embargo, no especifica cómo utilizará los excedentes en el caso de que tengan.

“Producto de la crisis económica ocasionada por el COVID-19, el Banco Central le otorgó a Coopeservidores y otras entidades financieras, una línea de recursos para que a su vez, sean trasladados a todos aquellos asociados, familias, así como a pequeñas y medianas empresas, que han sido afectados económicamente por esta pandemia y de esta forma mitigar el impacto sufrido mediante refinanciamiento en condiciones sumamente ventajosas, que permitan la disminución de cuotas mensuales”, agregó Mora.

Pago de excedentes

Adicionalmente en abril del 2021 la Sugef emitió una orden donde se le indica a las cooperativas que no pueden hacer entrega de excedentes, hasta tanto no se conozca el impacto en la mayoría del sistema financiero cooperativo de la resolución de un proceso ante la Sala Constitucional contra la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor.

Esta orden no tiene relación con la condicionante a la que accedieron las cooperativas que obtuvieron la línea de crédito del BCCR.

Luego, por un recurso de amparo impuesto por la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) ante la Sala Constitucional, este tribunal declaró con lugar el recurso y ordenó a la Sugef hacer pública la orden que le giró a las cooperativas.

Es importante recalcar que la resolución no implica que ahora las cooperativas estén obligadas a entregar los excedentes, simplemente se le está ordenando a la Sugef que haga pública dicha orden o mandato.

Este medio de comunicación contactó a las nueve cooperativas que solicitaron la facilidad de crédito, además le hizo llegar una serie de consultas a la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito, pero para el cierre de esta edición solamente Coopeservidores y Coopemep atendieron la consulta.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.