Por: María Fernanda Cisneros.   17 abril
La demanda de opciones de alivio en el pago de deudas en las cooperativas ha sido alta y estas entidades esperan una mayor solicitud de planes, conforme avance el golpe económico de la pandemia. Fotografía Coopecaja
La demanda de opciones de alivio en el pago de deudas en las cooperativas ha sido alta y estas entidades esperan una mayor solicitud de planes, conforme avance el golpe económico de la pandemia. Fotografía Coopecaja

La emergencia sanitaria por COVID-19 sacudió la economía nacional y afectó los bolsillos de los deudores.

Una buena parte de la población quedó desempleada y otra vio cómo sus ingresos se reducían de una quincena a otra. Esta situación obliga a muchos a utilizar sus ahorros o recursos disponibles —cuando existen— para atender las necesidades básicas y las obligaciones del hogar.

Como parte de esos recursos que pueden ayudar a las finanzas de las familias, están los excedentes de las cooperativas.

Quienes estén asociados a una cooperativa de ahorro y crédito están por recibir los excedentes acumulados del periodo 2019. Estos recursos se entregan a mediados de cada año luego de la Asamblea de Delegados correspondiente.

Los excedentes del periodo 2019 se entregarían entre mayo y junio, sin embargo, algunas cooperativas adelantaron la fecha como medida excepcional, para aliviar la situación económica de sus afiliados en tiempos de pandemia.

CoopeAnde, Coopealianza y Coopecaja aplicaron el adelanto de los excedentes por un monto de entre el 90% y el 100% de la cifra que le corresponde a cada asociado, cada una de estas entidades según distintos criterios y métodos de aplicación propios.

Por otra parte, el sector cooperativo aplica una serie de medidas que buscan dar alivio económico a los deudores.

Entre ellas se encuentran:

  • Arreglos de pago
  • Readecuación y unificación de deudas
  • Traslado de cuotas
  • Líneas de crédito especiales, inclusive sin intereses
  • Ajustes a la baja en tasas de interés
  • Extensión del plazo del préstamo
  • Condonación de intereses
  • Retiros de ahorros programados de forma anticipada sin penalización

La demanda de estos productos, según el sector, ha sido una constante entre sus asociados, quienes inclusive ya venían solicitando préstamos dando como garantía los excedentes que no habían recibido todavía.

A diferencia de la banca, las cooperativas no ofrecen moratorias de varios meses en el pago de deudas, con mínimas excepciones.

Adelanto de excedentes

En una cooperativa, los excedentes pertenecen a los asociados y son devueltos una vez al año.

Durante todo el año, el asociado aporta un porcentaje de su ingreso al capital social de la cooperativa a la que pertenece. El excedente equivale al retorno de las ganancias del negocio que le corresponde al asociado por ese aporte de capital.

El monto que reciba cada asociado dependerá del aporte acumulado en el capital social de la cooperativa, por lo que la cifra puede variar considerablemente entre una persona y otra.

En un ejemplo hipotético, mientras un asociado puede recibir ¢5.000, otro puede obtener ¢150.000 o más, según el tiempo que lleve afiliado a la entidad.

Cada año, la decisión de entregar o no los excedentes se define en la asamblea ordinaria. Sin embargo, debido a las restricciones del Ministerio de Salud, estas reuniones se dificultan.

Algunas asambleas involucran la participación presencial de unas 500 personas o más y por esto, algunas cooperativas acudieron a medidas de excepción para cumplir con la disposiciones del Gobierno y salvaguardar la integridad física de los delegados y asociados.

Coope Ande y Coopealianza entregarán el 100% del monto que le corresponde a sus asociados, mientras que Coopecaja el 90% de los excedentes.

En el caso de Coope Ande la medida aplica para sus más de 70.000 asociados de forma automática, por lo que el depósito se acreditará en la cuenta de débito registrada por la persona, así lo comunicó la cooperativa el 13 de abril.

Coopecaja, por su lado, aplica la entrega de excedentes a petición del asociado. Entre los 29.000 existentes, el 90% de excedentes corresponde a ₡2.200 millones.

El formulario de solicitud individual se habilitó desde el 2 de abril a través de medios digitales. Más allá de presentar la solicitud, la cooperativa no aplica requisitos adicionales.

Johnny Saborío, gerente general de Coopecaja, explicó que inclusive los afiliados ya habían optado por anticipos de dinero tomando como garantía los excedentes, por un monto de ₡800 millones.

Coopealianza, por su lado, entregará un monto de ₡1.474 millones a partir del 27 de abril. ¿A quiénes? Únicamente a los asociados con créditos al día o con un atraso máximo de 60 días.

En esta cooperativa, quienes tengan créditos con atrasos mayores a 60 días, incobrables o atrasos en los montos mínimos de las tarjetas de crédito no podrán acceder a los excedentes.

“En el momento en que los asociados con atrasos mayores a 60 días se pongan al día, se los podemos entregar", explicó Francisco Montoya, gerente general de Coopealianza.

A los asociados que cumplan con las condiciones, se les abrirá una cuenta denominada “excedentes”, y quienes lo requieran podrán trasladar esos recursos a una cuenta asociada.

Si la persona no tiene cuenta asociada, puede pedir asesoría en la cooperativa.

Entidades como Coopenae y Coopemep mantienen la programación de entrega de excedentes sin variaciones, por el momento.

“Si por fuerza mayor no es posible realizar la Asamblea, el Consejo de Administración como órgano colegiado responsable por la buena marcha de la cooperativa, está en el deber y posibilidad de tomar por excepción algunas decisiones que podrían exceder sus competencias normales. Dentro de esas decisiones se encuentra la forma en que se distribuirán los excedentes del periodo 2019”, explicó Adrián Álvarez, subgerente general de Coopenae.

La cooperativa cuenta con los recursos disponibles para hacer la devolución de los excedentes. El monto a entregar en este año corresponde a ₡5.055 millones, que deben ser distribuidos entre los 147.000 asociados.

Coopemep afirma que se ha enfocado en atender a la población afectada para brindarles soluciones en la atención de las deudas con la cooperativa y que por esta razón no ha adelantado el pago de excedentes.

El neto a distribuir entre los más de 20.000 asociados de Coopemep corresponde a unos ¢1.173 millones.

Se consultó a Coopeservidores, pero no se obtuvo respuesta al cierre de edición.

Arreglos de pago

Al igual que la banca, las cooperativas ofrecen medidas que brinden alivio a los deudores para que no vean deteriorada su calificación de riesgo por los atrasos de pagos que puedan presentar.

Estas entidades revisan cada caso de forma individual, enfocadas en apoyar a las personas afectadas por el golpe económico del nuevo coronavirus.

La demanda de opciones de ayuda ha sido alta y las cooperativas concuerdan en que irá en crecimiento.

En Coopenae, al 15 de abril, alrededor de 7.500 asociados usuarios de crédito han accedido a alguno de los mecanismos de ayuda que se pusieron a disposición. Esto representa un poco más del 12% de los clientes de crédito.

Coopemep ha recibido 344 solicitudes al 14 de abril, de las cuales ya ha rechazado 161, 55 han sido aprobadas y el resto están en análisis o a la espera de información faltante.

Por su lado, Coopealianza ha recibido más de 12.000 solicitudes, de las cuales la mitad corresponde a personas del sector privado que han visto afectados sus ingresos. Sin embargo, también han recibido muchas solicitudes del sector público y población pensionada que no ha percibido un impacto en su bolsillo.

En Coopecaja las mejoras de créditos afectados por el COVID-19 se traducen en ₡4.658 millones, además de los anticipos de dinero con garantía excedentes por ₡800 millones.