Finanzas

Banco Central modera la proyección para la economía nacional que crecerá 3,4% este 2022, cifra menor a la prevista en enero

El crecimiento de la economía para el 2022 se revisó a la baja como resultado de la desaceleración de la economía internacional y del incremento en los precios de las materias primas

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) proyecta que la economía nacional crecerá 3,4% este 2022, en lugar del 3,9% previsto en enero del presente año; según informó el presidente de la entidad, Rodrigo Cubero, este viernes 29 de abril, en la presentación del Informe de Política Monetaria (IPM).

En la presentación se expuso que el crecimiento de la economía para el 2022 se revisó a la baja como resultado de la desaceleración de la economía internacional y del incremento en los precios de las materias primas, así como de una mayor incertidumbre global. “Todo ello exacerbado por la guerra en Ucrania”.

También, la revisión a la baja se dio para el crecimiento económico de Costa Rica de 2023, aunque más ligera, pues el Banco Central proyecta que el crecimiento sea de 3,9% en vez del 4,0% estimado en el IPM de enero pasado.

“Aquí hay un poquito menos de afectación porque nos mantiene vigorosos en el 2023 la expectativa de una recuperación sostenida del sector turismo”, explicó el presidente del Banco Central.

Además, un comunicado de prensa emitido por el BCCR menciona que las dos revisiones a la baja en las proyecciones de crecimiento para la economía de Costa Rica en el bienio 2022-2023 reflejan el entorno externo más adverso, caracterizado por una alta incertidumbre, un menor crecimiento mundial y un significativo deterioro en nuestros términos de intercambio adicional al experimentado ya en el 2021.

“Las nuevas proyecciones económicas están sujetas a riesgos derivados de factores externos e internos. Los principales riesgos externos se relacionan con la magnitud y duración y los efectos económicos del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, la evolución mundial de la pandemia, las presiones inflacionarias globales y las decisiones de política que tomen las principales economías. Por su parte, uno de los riesgos internos salientes es el de la inflación y las expectativas inflacionarias. En particular, en un contexto de fuertes presiones inflacionarias externas, un desafío fundamental para el Banco Central será el de contener las expectativas de inflación locales, y así reducir posibles efectos de segunda ronda”, indica el comunicado de prensa.

Por su parte, el jerarca del Banco Central indicó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2021 se revisó al alza en 0,2 puntos porcentuales (p. p.), por lo que en vez del 7,6% anunciado en enero pasado, la economía costarricense creció 7,8%.

Inflación en Costa Rica

De acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC), publicado el pasado jueves 7 de abril por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la inflación de Costa Rica registró una variación interanual de 5,79% en marzo de 2022.

El presidente del Banco Central indicó que las presiones inflacionarias externas harán que la inflación suba en los siguientes dos meses y posteriormente, alrededor del segundo semestre de 2022, comenzaría a moderarse gradualmente para volver a estar dentro del rango de tolerancia establecido por el BCCR —que es de ±1 punto porcentual alrededor de la meta de inflación de 3%— “en algún punto de la segunda mitad de 2023″.

Precisamente, Cubero expuso que el BCCR reitera su meta de inflación de mediano plazo, lo cual quiere decir que la entidad continuará orientando su política monetaria de manera tal que la inflación proyectada de 12 a 24 meses tienda al 3% con un rango de tolerancia de 2% a 4%.

“En el contexto actual esto implica que el Banco Central va a mantener una senda de aumentos en la Tasa de Política Monetaria (TPM) hacia una posición de neutralidad y por supuesto vamos a calibrar esos ajustes y el tamaño que esos ajustes requieran conforme sea necesario para poder inducir a la inflación proyectada hacia el rango de tolerancia en el mediano plazo”, comentó el jerarca.

No obstante, el pasado 27 de abril, el Central indicó, en un comunicado de prensa, que existe el riesgo de que el comportamiento alcista de la inflación afecte en forma persistente las expectativas, y genere así los llamados efectos de segunda ronda, que tornarían más duradero el aumento en la inflación.

La mediana de las expectativas de inflación basadas en encuesta (dirigida a analistas financieros, consultores en economía y empresarios) muestra un comportamiento al alza, y alcanzó 5% en marzo pasado.

Tipo de cambio

En el primer trimestre de este año, el tipo de cambio continuó enfrentando presiones al alza por el incremento en la demanda de divisas de parte del sector público no bancario (SPNB) y las operadoras de pensiones.

“El Banco Central ha sido incapaz de restituir todas las divisas que le ha vendido al sector público no bancario en un mercado que se vuelve más estrecho porque hay muchísima demanda en las operadoras de pensiones tanto en ventanillas como en Monex (Mercado de Monedas Extranjeras) y consecuentemente el Banco Central ha visto una pérdida de reservas”, aseveró Cubero.

“En principio hemos visto esto como un puente temporal porque también muchos de los créditos programados por el Gobierno, que se iban a dar en el 2021, se atrasaron por razones legislativas, no se dieron esas aprobaciones, y el Banco Central tendió una especie de puente temporal no sustituyendo en el mercado todo lo que se le había vendido al sector público no bancario en espera de que se dieran esas aprobaciones legislativas y que se den los desembolsos de créditos externos (...) Esos desembolsos de créditos externos alcanzan para recuperar la posición de reservas del Banco Central, pero de nuevo eso es un factor de riesgo”, añadió el presidente del BCCR.

Nuevo presidente del BCCR asumirá el cargo por cinco años

Rodrigo Cubero, por otro lado, explicó en la conferencia de prensa que el período de gestión del próximo presidente del Banco Central será de cinco años, en vez de cuatro. Esto, por lo establecido en el transitorio I de la Reforma Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica (9670), vigente desde el 28 de marzo de 2019.

En el primer período constitucional del presidente de la República, siguiente a la entrada en vigencia de esta reforma, el Consejo de Gobierno nombrará al presidente del Banco Central por un período de cinco años. Concluido ese lapso, el nombramiento del presidente del Banco Central se hará de acuerdo con lo dispuesto en el literal a) del artículo 17 de esta ley (es decir, fungirá por un plazo de cuatro años).

—  Transitorio I- Transitorio al inciso a) del artículo 17 de la Ley N.º 7558, Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica

Por lo que en este caso de Róger Madrigal, presentado este viernes por el presidente electo Rodrigo Chaves como el nuevo jerarca del BCCR, asumirá la presidencia del Banco Central durante el período 2022-2027.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.