Finanzas

Bonos de Hacienda hallaron un mercado flexible y favorable para las colocaciones en el primer trimestre

El avance de negociaciones con el FMI han sido un factor clave. Títulos en dólares también se han subastado con tasas más bajas este año

Pese a la situación fiscal del país y la incertidumbre que aún genera la pandemia, el Gobierno ha logrado colocar, este 2021, títulos de deuda interna en colones en condiciones relativamente favorables; con rendimientos similares o por debajo de los dictados por la curva soberana publicada por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

De un total de 22 títulos con rendimientos asignados entre el 5 de enero y el 8 de marzo de este año, 11 se colocaron con porcentajes por encima de la curva soberana. No obstante, la diferencia entre la curva soberana y el rendimiento asignado no sobrepasa los 0,4 puntos porcentuales en la mayoría de casos.

Sí hay una excepción, que se presentó en la primera subasta de enero con el título cero cupón con caducidad en el 2022, pues hace dos meses se colocó con un rendimiento del 4,19%, casi un 1,9% por encima de la curva soberana para esa fecha; 18 días después se volvió a colocar con una tasa más baja de 3,55% (pero solo 0,3% por encima de la curva para esa semana y para el plazo correspondiente).

Algunos otros títulos subastados en enero y en marzo se colocaron con rendimientos más bajos en el tercer mes del año en comparación con los primeros días del 2021.

La comparación de los rendimientos asignados para cada título de deuda interna en colones en las subastas con la curva de rendimiento soberana del BCCR se realizó según la semana de colocación de cada uno.

“Es de los mejores inicios de año en materia de subastas y canjes. Las colocaciones han permitido importantes ajustes a la baja en las tasas de interés, de hasta 103 puntos base en colones (1,03 puntos porcentuales), y en dólares de 56 puntos base”, comentó el viceministro de egresos, Isaac Castro.

Curva se desplaza

Si se analiza la curva soberana publicada por el Central en la semana del 13 de enero y, posteriormente, la de la semana del 3 de marzo de este 2021 se observa un desplazamiento de la curva hacia la baja.

La distancia más grande en cuanto al nivel de los rendimientos según la curva soberana está en los plazos a dos años, con una diferencia de 0,95% entre ambas semanas en comparación. En plazos más largos, como los 7, 8, 9 y 10 años las diferencias son menores al 0,4%.

Freddy Quesada, gerente general de INS Valores, explicó que desde el cierre del 2020 la curva estaba “muy castigada” y a inicios del 2021 los inversionistas se abocaron a bonos de la parte media y corta de la curva, por lo que el apetito de mayores plazos se movió menos. Además, hay una expectativa de esperar un menor rendimiento.

“Es normal que la pendiente de largo plazo es menor y así los cambios que se den, por la duración de los bonos”, dijo Quesada.

Sobre las colocaciones de deuda interna del Gobierno en lo que llevamos del 2021, Quesada valoró como “positivo” al mercado y las transacciones hechas; y consideró que se han realizado alargamientos de los vencimientos que da un indicativo de una menor presión en el flujo de caja en los siguientes cuatro años.

“Ha podido captar altos porcentajes de lo que pretendía para el primer semestre de este año y a buenas tasas comparando con el arranque de año”, señaló Quesada.

Con esto coincidió el gerente general de BN Valores, Melvin Garita, quien aseguró que la interacción con el mercado ha sido positiva y que, de mantenerse, se podría prever que no se experimentarán mayores problemas en la gestión del financiamiento para hacerle frente al déficit fiscal y a las amortizaciones que se enfrentan en este primer semestre.

Para ambos expertos, aspectos como la confianza que han retomado los inversionistas ante la negociación de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) así como la Política Monetaria del Banco Central y otros aspectos macroeconómicos generan un atractivo en los bonos del Gobierno, sobre todo a largo plazo.

Eso sí, advirtió Quesada, los riesgos por las negociaciones con el organismo continúan latente y se convirtieron en un “riesgo político” pues la decisión final y los plazos están en manos de la Asamblea Legislativa. “Es una estabilidad frágil la que tenemos, porque las decisiones están en mano de los actores políticos”, dijo el gerente de INS Valores.

“De no llevarse a cabo (el acuerdo con el FMI) nuestras finanzas públicas se verían comprometidas, y la gestión del financiamiento y de la renovación de deuda podría verse deteriorado significativamente”, agregó Garita sobre el tema.

56% de los recursos

Tras una subasta realizada el pasado 8 de marzo, el Ministerio de Hacienda logró captar un 56% de lo planeado en el mercado local para el primer semestre del 2021. En dicha subasta, se colocaron ¢164.000 millones y $22,6 millones en títulos en dólares. En total, el Gobierno espera captar ¢1,8 billones durante el primer semestre del año.

“El mercado sigue respondiendo positivamente a nuestra propuesta de gestión de deuda”, comentó Elian Villegas, ministro de Hacienda.

Durante el primer semestre del año, Hacienda anunció que utilizará una estrategia de financiamiento que incluye subastas de valores de deuda interna, así como operaciones de gestión de pasivos y préstamos de apoyo presupuestario, una vez aprobados por la Asamblea Legislativa.

El mecanismo de subasta busca alargar el perfil de la deuda del país y disminuir el costo de financiamiento de los recursos captados. Según el calendario del Ministerio, para los primeros seis meses del 2021 se planificaron nueve subastas, de las cuales ya se han realizado siete.

En las subastas realizadas entre enero y marzo de este año, no se ha logrado colocar el 100% de los montos ofertados por el Gobierno, según los datos de Hacienda.

Por otro lado, el Gobierno ha logrado canjear, a febrero, alrededor de ¢273.000 millones en títulos de deuda interna prontos a vencerse; es decir, se logró alargar los plazos de vencimiento.

Colocación en dólares

En cuanto a los títulos de propiedad de deuda interna tasa fija dólares, se han colocado con rendimientos entre los 3,75% y el 6,49% este año. De cuatro títulos analizados, que se han transado este año —algunos varias veces— así como en el 2020, todos se colocaron con rendimientos menores este 2021.

Así por ejemplo, el título CGR160725 (al 2025) que se colocó en 5,95% en agosto del año anterior, logró colocarse en enero del 2021 en 6,42% pero en febrero se colocó en 5,87%.

Otro de los títulos a tasa fija en dólares que se ha colocado en ambos años es el CGR240523 (al 2023), que llegó al mercado con rendimientos del 5,39%, 5,23% y 5,04% en el 2020 mientras que este año reporta dos colocaciones a 4,59%.

Si se comparan los títulos que se colocaron este 2021 con la curva de rendimiento soberana en dólares de la Bolsa Nacional de Valores (BNV) del 9 de marzo, todos se encuentran cercanos a los rendimientos según los plazos establecidos.