Por: .   1 febrero
La colocación de crédito para vivienda será parte de los principales objetivos de las entidades financieras. Fotografía de la feria Expocasa del 2019 realizada en Parque Viva en La Guácima de Alajuela. Foto: Mayela López.
La colocación de crédito para vivienda será parte de los principales objetivos de las entidades financieras. Fotografía de la feria Expocasa del 2019 realizada en Parque Viva en La Guácima de Alajuela. Foto: Mayela López.

La colocación de créditos para vivienda será uno de los objetivos principales de gran parte de las entidades financieras del país, luego de un conservador crecimiento de la cartera de crédito general en el 2020.

No obstante, para este año, las entidades proyectan un crecimiento en la actividad crediticia con las expectativas puestas en el avance de la vacunación contra la COVID-19 en el país.

Para noviembre del 2020 la variación interanual del saldo de la cartera de préstamos para vivienda en todo el sistema financiero fue de 7,16%. En el 2019, los saldos en la cartera se estancaron respecto al 2018, con una variación interanual a noviembre de 0,01%.

La colocación de otros créditos como los de consumo y financiamiento para pequeñas y medianas empresas también están dentro de los objetivos principales de las entidades, esto a la luz de la reactivación de la economía nacional.

Ante la coyuntura, Grupo Mutual, por ejemplo, estima que la colocación de sus créditos se dirijan aproximadamente en un 60% a recursos de vivienda y el restante porcentaje a productos con fines empresariales y personas. En Mucap, por su parte, la colocación estimada para el 2021 ronda los ¢41.000 millones para vivienda y los ¢5.500 millones para pymes.

“Para el 2021 nos hemos planteado mantener un equilibrio en nuestra cartera de crédito, atendiendo las necesidades de los diferentes segmentos y sectores de clientes, sea en banca personal o empresarial. Mantendremos abiertas nuestras líneas de crédito personal y de consumo, todo en el marco de una adecuada gestión de riesgos”, señaló José Joaquín Vargas Zamora, subgerente de Negocios.

Por su lado, el Banco de Costa Rica explicó que cuentan con una calendarización de campañas por lo que para el primer cuatrimestre de este año se enfocarán en estimular el crédito para vivienda, consumo (con el producto Consolidación de Deudas) y se impulsará con fuerza el segmento de pequeñas y medianas empresas.

Para las operaciones de dirigidas a personas y pymes, el BCR buscará colocar alrededor de ¢250.000 millones.

Además, la vicepresidenta de relaciones corporativas de BAC Credomatic, Laura Moreno, aseguró que están optimistas respecto a que Costa Rica experimentará una recuperación económica este 2021. “Creemos que si las variables económicas mantienen el comportamiento como se ha estimado, el crédito al sector privado crecerá un 2,1% este año en la industria, tal y como lo ha señalado el Banco Central”, dijo Moreno.

En Scotiabank, proyectan habilitar condiciones atractivas para créditos de vivienda para lo que queda del I trimestre de este 2021, según comentó la gerente senior de productos de crédito retail, Maria José Acuña.

“Situaciones como la que vivimos en este momento, también pueden presentar atractivas oportunidades para invertir en el sector inmobiliario. Por este motivo, decidimos ajustar nuestra oferta a las nuevas condiciones del mercado para favorecer al cliente e impulsar la reactivación de este importante sector para la economía nacional”, señaló Acuña.

La gerente de productos de crédito además comentó que los préstamos de vivienda, en general, mantienen la prioridad de pago por parte de los clientes, a diferencia de los préstamos de consumo que, con mayor facilidad, ante una crisis o momentos de incertidumbre pueden tender a la mora.

La entidad también incursionará en el Programa de Banca para el Desarrollo, así como mejoras en tasas de créditos a plazo para pequeñas y medianas empresas, señaló Francisco González, gerente senior de productos y segmentos Pymes.

En cuanto a los saldos en la cartera de créditos para la actividad de construcción, a noviembre del 2020 hubo una variación interanual del 5%, según los cálculos realizados con datos del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) ha advertido que durante el año anterior los metros cuadrados tramitados ante el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) mostraron un decrecimiento de 25,9% con respecto al 2019 y alcanzó su nivel más bajo desde el 2011.

No obstante, en octubre pasado, el Banco Central de Costa Rica proyectó que el PIB de la construcción para el 2021 tendría un crecimiento de 1,8%. Para la CCC, ese porcentaje es insuficiente para retomar los niveles de actividad anteriores a 2019.

Por esto, como parte de las peticiones del sector está la facilitación del acceso al crédito para la construcción a través de la disminución de tasas de interés y la flexibilización normativa en materia de riesgo.

2021 con crecimiento

Varias de las entidades bancarias proyectan un 2021 con crecimiento en sus carteras de crédito, de la mano de la recuperación económica que se espera para este año.

En el presupuesto presentado en el caso del Banco de Costa Rica se prevé un incremento del saldo de su cartera de crédito de 3,47%, para superar los ¢3 billones.

Douglas Soto, gerente de la entidad, aseguró que los esfuerzos estarán destinados a un programa de reactivación económica y apoyo corporativo. No obstante, reconoció que la colocación está relacionada con el crecimiento económico, que será lento este año.

En cuanto al Banco Nacional, el subgerente general de Crédito y Riesgo, Allan Calderón, aseguró que esperan un leve repunte del crédito. La proyección es un crecimiento del saldo total del 3%; en el 2020 dicho aumento fue de 1,7% en la entidad.

“Tenemos preparados recursos para todas las actividades económicas, concentradas en el sector productivo, con el fin de incentivar el empleo y la recuperación. Adicionalmente, tenemos proyectado un crecimiento importante en banca de personas, enfocadas en vivienda y consumo”, señaló Calderón.

Según datos del Banco Central, el saldo de crédito total en el sistema financiero (incluyendo todas las actividades) creció 2,9% a noviembre del 2020 respecto al mismo mes del 2019. Entre noviembre del 2019 y noviembre del 2018 el total del saldo en las carteras de crédito cayó 2,1%.