Por: Jéssica I. Montero Soto.   27 diciembre, 2019
La temporada navideña da inicio con los descuentos de noviembre, como Black Friday, y termina con las compras para las actividades de 31 de diciembre y 1 de enero. En la imagen, el centro comercial Multiplaza Escazú. Fotografía: John Durán
La temporada navideña da inicio con los descuentos de noviembre, como Black Friday, y termina con las compras para las actividades de 31 de diciembre y 1 de enero. En la imagen, el centro comercial Multiplaza Escazú. Fotografía: John Durán

El estudio Compras de Navidad 2019 realizado por Deloitte mostró al consumidor costarricense como el más cauteloso de los latinoamericanos en su perspectiva de gasto en estas fechas, pues 6 de cada 10 costarricenses encuestados afirmaron que comprarían menos con respecto a la temporada navideña del 2018. La causa central de esta decisión son las deudas.

Cristina Cubero, directora de consultoría de Deloitte Costa Rica, comentó que los resultados del estudio permiten analizar las proyecciones de gasto y ahorro, a la vez que contribuyen a comprender la dinámica familiar, social y la cultura del país.

“El estudio revela que el costarricense es uno de los latinoamericanos más pesimistas para analizar la situación económica y más cauteloso a la hora de comprar. A diferencia de la mayoría de países donde priorizan las compras relacionadas con la cena de Navidad y los regalos, en Costa Rica se prefiere comprar ropa y realizar arreglos a la vivienda”.

En general, la mayoría de los participantes de todos los países encuestados, afirmaron que realizarían sus compras en la primera semana de diciembre, adquirirían de uno a tres regalos e invertirían en ellos entre $15 y $31.

Pero algunos resultados no se pueden generalizar para la región: el 43% de los latinoamericanos encuestados consideró que la situación económica actual de su familia es mejor o mucho mejor que el año anterior, en tanto, en Costa Rica ese dato bajó a 36% de respuesta en estas categorías (mejor-mucho mejor).

El estudio incorporó a más de 1-500 entrevistados de Costa Rica, México, Perú, Colombia y Argentina, entre ellos, 300 costarricenses de diferentes edades y estratos económicos.

Los resultados muestran que más de la mitad (53%) de los participantes del conjunto de países señala que gastará menos que el año pasado, con las respuestas de los encuestados en Costa Rica (62%), Argentina (60%) y México (55%) como las más altas.

Más ropa, menos cena

Las prioridades de compra de los costarricenses varían al compararse con la región, por ejemplo, el rubro más alto es de ropa con un 24% solo superado por Colombia (29%).

Como segunda preferencia de gasto, los costarricenses mencionaron mejoras o reparaciones para el hogar y compra de regalos, ambos con 19%. Pero se gasta menos que el resto de los países en cenas de Navidad, donde únicamente 14% refirieron este rubro en contraste con hasta un 45% en Argentina y un 29% regional.

La mayoría de estas compras sería en tiendas físicas: solamente cerca del 14% de todos los países participantes del estudio indica que realiza compras en línea.

La preparación de una cena elaborada para los festejos de fin de año, como esta inspirada en la tradición alemana, bajó su nivel de relevancia en la intención de gasto de los costarricenses. Fotografía: Andrés Arcr.
La preparación de una cena elaborada para los festejos de fin de año, como esta inspirada en la tradición alemana, bajó su nivel de relevancia en la intención de gasto de los costarricenses. Fotografía: Andrés Arcr.

Los elementos que hacen satisfactoria la experiencia física son: “ver y probar el producto” personalmente (40% tanto en Costa Rica como regionalmente), seguido por la “disponibilidad inmediata del producto” es necesaria para una experiencia de compra exitosa (21% a nivel regional y 17% en Costa Rica).

Se destaca que el costarricense registra un porcentaje mayor de interés por “ayuda durante la compra”, que incluye asesoría y atención de dudas, se ubica 5 puntos por arriba de la región. Cuando se realizan compras en línea, en Costa Rica se utiliza en un 63% PC o Laptop y solamente un 37% celular o tablet.

La compra física está mediada por la experiencia virtual: mientras que en la región el 29% de los latinoamericanos indica que las redes tienen “mucha influencia”, los costarricenses suben este porcentaje hasta llegar al 34%, solamente superados por Colombia (37%).