Morosidad a más de 90 días pasó de 4,91% a 3,96% de abril del año pasado al mismo mes de este 2016

Por: María Fernanda Cisneros 16 agosto, 2016
 El consumidor aprovecha los beneficios que le brindan algunos plásticos, sea descuentos o programas de lealtad. Según emisores, su uso es más racional.
El consumidor aprovecha los beneficios que le brindan algunos plásticos, sea descuentos o programas de lealtad. Según emisores, su uso es más racional.

A abril de este 2016, el saldo de la deuda de las tarjetas de crédito era de ¢908.149 millones, aproximadamente un 3,02% del Producto Interno Bruto (PIB).

El monto evidencia un repunte de 15,4%, respecto a abril del año pasado, lo que equivale a ¢121.441 millones de más en la deuda, incluyendo la cartera en colones y dólares.

Estas cifras provienen del estudio de tarjetas de crédito, de la Dirección de Investigaciones Económicas y de Mercado, del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (Meic).

Otro de los hallazgos del análisis, para la edición de abril, fue el de una ligera reducción en la morosidad. A más de 90 días, pasó de 4,91% a 3,96%, una reducción de 0,95 puntos porcentuales. Mientras, entre 1 y 90 días la caída fue mayor (1,16 puntos porcentuales), pasando de 8,20% a 7,04%.

Esa caída se dio aún cuando el saldo de la deuda aumentó, al igual que la cantidad de tarjetas en circulación. El mercado registra 2.229.011 plásticos, tras un crecimiento interanual de 14,6%.

La oferta de las entidades financieras ubica a 8 de cada 10 plásticos en el rango de tasas de interés de entre 40% y 50%, en colones. En dólares, el rango de preferencia oscila entre 30% y 38%.

La tasa más baja en colones es de 24% y en dólares es de 14%.

Como parte de la oferta del mercado, de un total de 457 tipos de tarjetas, la mayoría no tienen costo para ser adquiridas por primera vez, pero 77 tipos sí tienen un costo (desde $7 hasta $200).