Finanzas

Cooperativas de ahorro y crédito sacuden su mercadeo para atraer a todo tipo de clientes

Cooperativas como CS Ahorro y Crédito, Coope Ande, Coopenae y Coopecaja han tomado la decisión, durante los últimos años, de abandonar la exclusividad que tenían hacia un nicho de mercado

Las cooperativas de ahorro y crédito en Costa Rica salieron de su enfoque tradicional en la captación de clientes, el plan que en años recientes han desarrollado es el de buscar a todo tipo de personas y no solo al gremio que apoyaron en sus inicios.

Recientemente el caso que ha tenido mayor exposición es el de la cooperativa CS Ahorro y Crédito, anteriormente conocida como Cooperativa de Ahorro y Crédito de los Servidores Públicos (Coopeservidores). Sin embargo, instituciones como la Cooperativa de Ahorro y Crédito Ande (Coope Ande), la Cooperativa Nacional de Educadores (Coopenae) y Coopecaja aseguran ser cooperativas abiertas.

De acuerdo con la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), las cooperativas de ahorro y crédito abiertas son aquellas en las que existe libre adhesión para el público en general, o a las gremiales que operan con grupos numerosos de asociados para quienes no existen restricciones de entrada.

Mientras que una cooperativa cerrada es aquella a la que solamente pueden asociarse las personas físicas que laboran para la institución o empresa relacionada (grupo cerrado de trabajadores).

El cambio de pasar de ser una entidad exclusiva para cierto segmento de mercado a una cooperativa abierta es una decisión propia de cada institución; según informaron Coope Ande, Coopenae, Coopecaja y la Sugef.

Quien quiera afiliarse a una cooperativa financiera debe tener claro que para hacerlo es necesario hacer aportes al capital social de la entidad.

Ello es una decisión de la propia entidad, la cual debe ser tomada por su Asamblea de Asociados y quedar debidamente establecida en sus estatutos.

—  Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef)

Tras casi 65 años en el mercado costarricense, la marca Coopeservidores, en principio creada para brindar servicios a los servidores públicos, recientemente se transformó en CS Ahorro y Crédito.

A raíz de este cambio, quizás usted ha visto con frecuencia anuncios de CS Ahorro y Crédito en diferentes espacios como vallas publicitarias, televisión, en sitios web y redes sociales.

Precisamente, esto es parte de la comunicación que ha realizado la empresa para estar más cerca del público y dar a conocer la nueva marca. Según relató Hugo Villalta, director comercial de CS Ahorro y Crédito, el cambio fue solamente en la imagen, pues la esencia y los valores cooperativos que han visto crecer a la institución no solo se mantienen sino que se refuerzan.

Desde el 2015 la empresa empezó a utilizar el CS. Realmente no estamos abandonando el modelo cooperativo, lo que estamos haciendo es reforzando que somos una cooperativa de ahorro y crédito, y ahora está plasmado en nuestra imagen, en nuestra marca: CS Ahorro y Crédito.

—  Hugo Villalta, director comercial de CS Ahorro y Crédito

Además, la transformación se dio para responder de “mejor manera” a la evolución del consumidor que cada vez está más “hiperinformado e hiperconectado”; y que además es muy consciente de las decisiones que toma y cómo estas generan impactos positivos en su vida personal, en la sociedad y en el ambiente.

A partir del 2008, esta entidad amplió su base social para convertirse en una cooperativa abierta que atiende las necesidades financieras de personas asalariadas tanto del sector público como del privado, profesionales independientes, empresarios de la micro, pequeña y mediana empresa, y las organizaciones para la economía social solidaria (asociaciones solidaristas u otras cooperativas).

Pese a esto, Villalta no ocultó que el reto de darle a conocer a la población que ya no son una cooperativa exclusiva para servidores públicos sigue latente. “Pero es un reto en el cual hemos ido ganado mucho terreno”, agregó.

Actualmente, la cooperativa cuenta con 122.788 asociados y de acuerdo con el director comercial de CS Ahorro y Crédito la base social de la entidad la componen 50% el sector público y 50% el privado, aproximadamente.

La transformación de Coopeservidores en CS Ahorro y Crédito obedece a que como organización seguimos avanzando, creciendo y fortaleciéndonos para seguir siendo un agente de cambio para la sociedad por medio del bienestar integral.

—  Hugo Villalta, director comercial de CS Ahorro y Crédito

El caso de CS Ahorro y Crédito no es el único, pues tres cooperativas de ahorro y crédito consultadas por EF también se han trazado la meta de romper el esquema tradicional para conquistar nuevos segmentos de mercado: Coope Ande, Coopenae y Coopecaja.

Coope Ande se fundó en 1965 y su historia comenzó como una idea de varios integrantes de la Filial de la Asociación Nacional de Educadores (Ande) del circuito tercero de San José, con el objetivo de otorgar una solución financiera a colegas del sector de la educación. Sus primeras funciones fueron la custodia del capital social, brindar facilidades crediticias y velar por el bienestar y el desarrollo de los asociados.

Debido a su origen, tradicionalmente, la entidad ha estado relacionada con el sector educación. Por ello, la cooperativa se encuentra en un proceso de comunicación hacia el resto de los sectores, justamente porque considera que es una institución “para todos”.

Esta decisión de convertirse en una cooperativa abierta la tomó, hace más de tres años, el consejo directivo de Coope Ande; según informó la institución a EF.

De acuerdo con Luis Diego Zamora, gerente comercial de Coope Ande, la propuesta de valor, en este momento, no tiene restricciones de acceso y es moderna, competitiva, accesible y tecnológica. “En resumen, tenemos una propuesta que entrega valor al asociado”, agregó.

Coope Ande pasó de tener 160 asociados, en un inicio, a contar con más de 71.000 entre activos y pensionados de todo el país, tanto de instituciones públicas, privadas, semiprivadas, y universidades privadas y estatales de Costa Rica.

Por otro lado, y poco tiempo después de la creación de Coope Ande, nació Coopenae.

Según comentó a EF Carlos Ramírez, gerente comercial de Coopenae, la cooperativa ofrece soluciones financieras a las personas mayores de edad que laboran tanto en el sector público como en el privado.

Desde el 2004, Coopenae está abierta a las personas del sector público y privado, pues la Asamblea General de Delegados, como órgano máximo de la cooperativa, fue la que tomó la decisión de realizar la apertura de servicios a las personas trabajadoras de ambos sectores.

“Esto bajo el principio cooperativo de estimular por todos los medios el ingreso de nuevos asociados en búsqueda del objetivo alcanzar un desarrollo eficiente, en la que los individuos se organizan democráticamente a fin de satisfacer sus necesidades y promover su mejoramiento económico y social, como un medio de superar su condición humana y su formación individual”, comentó Ramírez.

A diciembre de 2014, Coopenae tenía 94.154 asociados, siete años después contabilizó 209.422.

Con una trayectoria de más de 55 años hemos construido una empresa cooperativa referente del sector de ahorro y crédito, y continuaremos trabajando en desarrollar soluciones que impacten la calidad de vida de nuestros asociados; con una imagen fresca que permita a todos los segmentos generacionales identificarse con nuestros productos y servicios diseñados de manera personalizada para cubrir sus necesidades.

—  Carlos Ramírez, gerente comercial de Coopenae

Por su parte, Coopecaja nació el 28 de mayo de 1971 con la premisa de brindar protección económica y social a costos razonables a los trabajadores de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Además, se originó bajo el concepto de cooperativa de consumo, en la cual ofrecía a sus asociados productos de primera necesidad, electrodomésticos y otros a “mejores precios y con facilidades de pago”.

Empero, pocos años después, la asamblea cambió al modelo de ahorro y crédito. Además, en el 2005 expandió sus servicios al sector público y en el 2021 amplió su cobertura al sector privado.

De acuerdo con Sujeyny Gamboa, jefa de relaciones corporativas de Coopecaja, la cooperativa extendió, a inicios de 2021, sus servicios al sector privado, después de un acuerdo tomado por la Asamblea de Delegados de la institución, “en respuesta a una propuesta estratégica con el objetivo de ampliar y desarrollar nuevos mercados”.

El año anterior iniciamos la implementación de una intensiva estrategia de posicionamiento en el sector privado.

—  Sujeyny Gamboa, jefa de relaciones corporativas de Coopecaja

Es por ello que, actualmente, Coopecaja brinda sus servicios tanto a trabajadores del sector público como del privado, además de trabajadores y profesionales independientes, pensionados y sus familiares. También, pueden afiliarse a esta cooperativa personas jurídicas que no persigan fines de lucro.

De acuerdo con datos suministrados por la entidad, del 2014 al 2022, la cantidad de asociados pasó de 21.320 a 32.300, es decir, ha incrementado en un 51,5%.

Finalmente, Gamboa manifestó que la empresa está enfocada y ha trabajado “muy fuerte” en proyectos de transformación digital, apertura a nuevos sectores, ampliación de su portafolio de soluciones financieras (inversión, ahorro y crédito), refuerzo de sus canales de comercialización, además de una cultura interna centrada en crear valor para los asociados.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.