Por: María Esther Abissi.  12 febrero

Si usted está interesado en adquirir un crédito en dólares, debe saber que, en el caso de adquirirlo a tasa variable, las tasas de referencia determinarán en buena medida lo que usted vaya a pagar mensualmente.

Las tasas de referencia internacionales son instrumentos que utilizan los países para tomar decisiones financieras, por lo que, normalmente son utilizadas por inversionistas para predecir también el comportamiento de las tasas de interés nacionales o domésticas.

Sin embargo, también son usadas por las entidades financieras para basar los márgenes de sus tasas al público, especialmente en los créditos.

Por ejemplo, la entidad financiera puede decidir que el cliente pagará en el crédito una tasa de tasa libor más cinco puntos porcentuales adicionales.

El resultante a pagar dependerá de si la tasa de referencia se mueve para arriba o para abajo.

En Costa Rica por lo general las entidades financieras utilizan dos tipos de tasa de referencia al otorgar créditos a tasa variable en moneda extranjera: la tasa Libor y la Prime.

La tasa Libor es a la cual los bancos toman préstamos de otros bancos en el mercado interbancario londinense.

Es además una de las tasas de referencia de corto plazo más utilizada por los inversionistas ante contratos de tasas, especialmente en mercados bursátiles y en préstamos.

La Libor se calcula tomando datos de las tasas de préstamos de un conjunto de 16 bancos del Reino Unido, que se seleccionan para reflejar una muestra representativa de todo el mercado, un cálculo relativamente similar al que se utiliza en el país con la Tasa Básica Pasiva.

Al 2 de febrero, la tasa Libor se ubicaba en 1,99%, 49% más del monto registrado ese mismo día el año pasado.

Desde el 2010, la Libor se había mantenido por debajo de 0,8%; sin embargo, comenzó a mostrar una tendencia alcista a partir del 2016.

Por otro lado, la Prime, que es utilizada también en créditos en Costa Rica, refleja la tasa de interés que los bancos de Estados Unidos aplican a sus mejores clientes comerciales y más grandes clientes corporativos.

Esta refleja un promedio de las tasas activas (las que se cobran por los créditos) de las principales instituciones financieras y bancos de ese país.

La Prime se afecta por las condiciones del mercado, las reservas y el nivel general de las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En el mercado estadounidense existe la regla no escrita que la Prime estará siempre tres puntos porcentuales por encima de la tasa de interés de fondos federales de la Reserva Federal.

El indicador se mantuvo estático por varios años, sin embargo, a partir del 2017 comenzó a moverse con una tendencia alcista luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos subiera su tasa en repetidas ocasiones durante el 2017.

Al 9 de febrero de este año, la Prime se ubicó en 4,50%.

Ambas son utilizadas en el mercado crediticio costarricense, sin embargo, la mas usual es la Prime Rate.