Por: María Fernanda Cisneros.   30 abril, 2017
 La industria alcanzó los $4.774 millones en activos administrados a marzo de este 2017, tras un repunte de 13%.
La industria alcanzó los $4.774 millones en activos administrados a marzo de este 2017, tras un repunte de 13%.

“La unión hace la fuerza”. Este es un principio antiguo que caracteriza a un fondo de inversión, figura que reúne los recursos de inversionistas individuales, invierte en activos y genera réditos que no podrían obtener por sí solos.

Esas ganancias dependerán del rendimiento, el cual tiende a ser más alto si el riesgo es mayor.

La industria cuenta con 95 fondos, en colones o dólares, que ofrecen rentabilidades distintas al invertir en activos, plazos y niveles de riesgo diferentes.

Dentro de un mismo tipo de fondo, la diferencia entre el rendimiento máximo y el mínimo puede ser de hasta 10 puntos.

EF revisó cuáles fondos de inversión, dentro de cada categoría, ofrecieron el mayor rendimiento al cierre de marzo anterior y cuál es su estrategia.

El análisis incluyó los fondos abiertos de crecimiento, ingreso, mercado de dinero, accionarios y megafondos, así como los fondos cerrados inmobiliarios.

Se incluyeron nueve portafolios más rentables en los últimos 12 meses, administrados por: Aldesa SAFI, BAC SAFI, BCR SAFI, INS Inversiones, Multifondos, Prival SAFI y Scotia SAFI.

infografia
Estas sociedades administradoras destacan que la elección de activos para invertir trata de ser estructural y no “emocional”, es decir, basada en hechos o perspectivas realistas. Además, trabajan en anticipar escenarios de tasas de interés al alza o a la baja para determinar un atractivo calce de plazos.

Destacaron también el apoyo de los inversionistas, para contar con un grueso importante de recursos y potenciar el fondo.

Las estrategias

Empecemos por los fondos de mercado de dinero, aquellos que invierten en valores de muy corto plazo, alta liquidez y bajo riesgo.

En colones, el Portafolio BCR Colones No Diversificado encabeza la lista con una rentabilidad de 3,35%, mientras que sus pares ofrecen en promedio un 1,97%.

La gestión de la cartera, la comisión cobrada y la optimización de la liquidez generan un mayor traslado de rentabilidad para el inversionista, según Álvaro Camacho, gerente de BCR SAFI.

Este portafolio invierte el 100% de sus activos en valores del Banco de Costa Rica.

En dólares, el más rentable es Prival Público Dólares No Diversificado, constituido hace pocos meses por Prival SAFI.

Esta firma fundamenta su éxito en el apoyo de los clientes en poco tiempo, la experiencia del equipo y un portafolio modelado con modernos sistemas.

Este fondo invierte en el mercado local, únicamente en cartera pública, en valores emitidos por el sector público y en recompras. Además, aplica un equilibrio entre rentabilidad y liquidez.

Luego, están los fondos de ingreso, en colones y dólares.

Estos instrumentos invierten en bonos con cupón de interés y acciones preferentes con historial de dividendos periódicos.

Aldesa lidera en ambas aceras con los fondos No Diversificado Aldesa Mensual (en moneda local) y No Diversificado Aldesa Renta Costa Rica (en dólares).

Ambos colocan en un mediano plazo, y se recomienda una permanencia mínima de un año.

En colones, Douglas Montero, gerente de fondos, destaca la estrategia activa de inversión y la visión de la economía, mediante la que han estructurado las inversiones. Por ejemplo, su análisis sugería una baja en las tasas y se amplió la duración del portafolio a 5 y 10 años, lo que elevó el precio de los activos y el rendimiento.

El fondo tiene una cartera mixta: 60% invertido en el sector público y el resto en el privado.

El fondo de ingreso en dólares mantiene una porción importante de inversiones en bonos del mercado internacional, aun más en deuda emergente latinoamericana.

De nuevo, ante la expectativa de tasas bajas del 2016, buscaron vencimientos más largos. La industria tenía un promedio de 1,7 años y este fondo rondaba los 3,5 años, lo que elevó las rentas.

De seguido, están los fondos de crecimiento, que invierten en acciones de empresas en crecimiento sostenido.

En colones, destaca el fondo Financiero Abierto de Crecimiento No Diversificado Colones, de INS Inversiones.

Su rendimiento se explica por la recomposición de la cartera con el objeto de reducir el plazo al vencimiento y una gestión que permitió generar ganancias de capital dada el alza de los precios de los valores del portafolio.

Este fondo invierte en títulos de renta fija. Su cartera está compuesta en un 51,9% en Gobierno, 30% en un fideicomiso del Instituto Nacional de Seguros (INS), 14% en el Banco Central y el resto en el Banco Popular o efectivo.

Por otro lado, están los fondos accionarios, que en el país solo son ofrecidos por Scotia Fondos. Destaca el fondo No Diversificado Exposición al Mercado Accionario USA Scotia (serie AAA).

Los últimos 12 meses han sido buenos para los fondos accionarios, tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y ante este panorama, la estrategia de escogencia de activos debe ser estructural.

Se eligen empresas de fuerte presencia global, con experiencia reconocida y de fuerte capitalización. También, el fondo evade la concentración en industrias, acciones individuales y empresas de capitalización menor.

Posteriormente, están los megafondos, en los que lidera el Megafondo BAC.

Este producto trata de invertir en una selección diversificada de portafolios internacionales de clase A que, a su vez, compran títulos de renta fija y variable. Su unidad de gestión da seguimiento diario a los indicadores para asegurar el cumplimiento regulatorio.

La mayor porción de su cartera está invertida en Norteamérica, seguido de Asia. Por producto, el 45% se encuentra en acciones de Estados Unidos.

Por último, están los fondos inmobiliarios, y ahí destaca el fondo Inmobiliario del Comercio y la Industria No Diversificado de BCR SAFI. La eficiente gestión, el control de ingresos y gastos del fondo explican su éxito.

Asimismo, es uno de los fondos de su tipo que más está diversificado: está compuesto por 28 inmuebles distintos, una inversión de $182 millones.