Finanzas

¿Gana en dólares? Consejos para sus finanzas en tiempos de apreciación de la divisa

Quienes ganan en dólares tienen un 6,22% más de ingresos para hacer frente a sus gastos en colones en comparación con un año atrás.

Ante las presiones alcistas que han devaluado el colón en el último año, los costarricenses que ganan su salario en dólares han emergido como un grupo protegido de la inestabilidad económica que afecta al país.

Si al 15 de abril del 2021 el salario de una persona que ganaba en dólares era, por ejemplo, de $1.000, ese dinero se traducía entonces a ¢614.230, según el promedio ponderado del tipo de cambio de las transacciones realizadas en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) para esa fecha. Un año después, con el tipo de cambio del 15 de abril del presente 2022, ese mismo salario “subió” un 6,22% hasta llegar a los ¢654.980. Es decir, quienes ganan esos $1.000 ahora tienen ¢40.750 más para hacer frente a sus gastos en colones en comparación con un año atrás.

Con la inestabilidad política y económica causada por el conflicto en Ucrania, el incremento en los precios de las materias primas y su impacto sobre el valor de las importaciones, los expertos esperan que las presiones alcistas sobre el tipo de cambio continúen en los meses venideros. Frente a esta coyuntura, ¿cuáles posibilidades se presentan para quienes reciben sus ingresos en dólares?

Expertos consultados por EF coinciden en que, en la medida de lo posible, las personas deben mantener sus gastos en la misma moneda en la que reciben sus ingresos, sin embargo, el abanico de posibilidades se abre ligeramente cuando se gana en una divisa y la devaluación del colón es la tendencia dominante.

En el caso de querer asumir una deuda, para Johnny González, director de ventas de Grupo Mutual y economista de profesión, la persona que gana en dólares tiene la posibilidad de analizar si asume la obligación en colones o en dólares sin que el problema de la devaluación de la moneda local sea una bandera roja.

“Si usted gana en dólares y se endeuda en colones y es una tasa fija, la cual no es tan fácil de conseguir en el mercado, usted cada vez sentiría que paga menos porque su nivel de ingreso se incrementa con la devaluación (del colón) y el monto que debe se mantiene constante. Lo que yo le diría es que analizemos las dos condiciones de colones y dólares y veamos cuál es la más favorable a las condiciones que usted tiene”, explica González.

Esa es una recomendación que no se le daría a quien gana en colones: “casi que descarte la posibilidad de endeudarse en dólares”, agrega.

Danilo Montero, director general de la Oficina del Consumidor Financiero, y Kimberly Quesada, jefe de asesoría y Seguridad financiera de Coopenae, recomiendan mantener sus deudas en la misma moneda para no tener que lidiar con el riesgo cambiario.

“Si usted quiere quitarse de encima la preocupación de qué pasa con el tipo de cambio, mantenga sus deudas 1:1 porque así va a dormir tranquilo. En este momento, si gano en dólares y el tipo de cambio está subiendo y mis gastos son en colones, yo tengo ventaja, pero eso es ahorita, hace un par de años era lo contrario: mis dólares significaban menos colones y estaba más ajustado en mi flujo de caja para cubrir mis gastos en colones. Actualmente la historia está a mi favor, pero nada garantiza que si entra la plata del Fondo Monetario Internacional, el efecto del tipo de cambio disminuya, se recorte la devaluación y reciba menos colones”, explica.

En el caso de querer pasarse de moneda, Montero recomienda valorar qué tan “holgadas” son sus finanzas. “Si mi ingreso es de $5.000 y mis gastos son de $3.000 dólares, uno dice: sí, tengo mucho margen, hay combustible en el tanque, pero si gano $5.000 y mis gastos son de $4.500, es mucho menor el margen para soportar cualquier movimiento desfavorable en el tipo de cambio. Alguien podría sentir la tentación lógica de especular y decir: ‘uy, me voy a ganar esa diferencia’, pero es una ansiedad que no les conviene a su salud financiera”, menciona.

González recomienda mantener sus ahorros en dólares, especialmente si se trata de una persona que no tiene amplia experiencia en el manejo financiero. González explica que, ante la tendencia de devaluación, el dólar es por mucho un mejor acumulador de valor en el tiempo y que el camino más seguro es mantener sus reservas en esta moneda, sobre todo cuando sus ingresos mensuales se dan en esta divisa, ya que está protegida del tipo de cambio.

Quesada también recomienda mantener los ahorros en dólares, pero a cortos plazos, de esta forma se puede manejar el riesgo cambiario de una economía tan volátil como la costarricense.

El director de ventas de Grupo Mutual también considera que, conforme la persona reciba su salario en dólares, su capacidad de compra crece y, ante esto, no aconsejaría “que los sobrantes de los salarios los pasen a colones, porque más bien les sirve esperar a que el tipo de cambio siga subiendo”.

“Hay otros temas más profundos en los que la recomendación sería hacer que sea su asesor financiero de confianza el que haga un análisis más a fondo, (..) porque a veces si uno considera que en el largo plazo la tasa de interés va a ser superior incluso a la inflación más la devaluación, entonces quizás sea mejor invertir en colones, pero ese ya es un análisis más fuerte en el que, si te vas a meter a jugar entre colones y dólares, es mejor buscar asesoría de confianza”, dice.

Con respecto a capitalizar con los ahorros que ya se tenían en dólares, Quesada considera que se puede jugar con el apetito de riesgo. “Es un poco como en ¿Quién quiere ser millonario?: ¿me retiro o me quedo? Una persona que tenga un ahorro en dólares ya puede gozar las mieles de esta subida. Al comparar en cuánto estaba el tipo de cambio hace un año versus lo que está ahora, la ganancia ya es más que justificada”, dice.

No obstante, la funcionaria de Coopenae no recomienda colonizar los ingresos mensuales en dólares, ya que no hay un riesgo cambiario sobre un determinado objetivo (viaje, carro, casa, etc.), como sí suelen tener los ahorros planificados.

La recomendación de ambos expertos es “no se emocione demasiado”. Aunque del 15 de abril del 2021 al 15 de abril del 2022, la diferencia en el tipo de cambio le dio un “aumento” del 6,22% cuando se pasa a colones, ese porcentaje no es tan grande como parece cuando se toma en cuenta que Costa Rica cerró el pasado mes de marzo con una inflación del 5,79%, según el Índice de Precios al Consumidor publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

“Su capacidad de compra se vio incrementada, pero es muy probable que parte de esa ganancia se la comiera la inflación”, explica Montero. En ese sentido, la ganancia ya no parece tanta, pero sí está protegido: “lo que pierde por inflación lo gana en tipo de cambio”.

“No porque están ganando con la devaluación se deben soltar la faja, las condiciones complejas en el país siguen persistiendo, hay un tema fiscal por abordar, entonces hay que mantener control del gasto, mantener elementos de ahorro y vigilar las finanzas familiares”, considera González.

Luis Cardoce Oconitrillo

Luis G. Cardoce Oconitrillo

Luis Guillermo Cardoce es un periodista y productor audiovisual graduado de la Universidad Autónoma de Centroamérica. Tiene experiencia en la cobertura de cine y políticas públicas y actualmente es redactor en El Financiero.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.