Por: María Fernanda Cisneros.   24 febrero
Los dólares ganaron terreno en las inversiones. Fotografía: JOHN DURAN
Los dólares ganaron terreno en las inversiones. Fotografía: JOHN DURAN

Luego de seis años de continuo crecimiento, los fondos de inversión experimentaron una contracción en 2018.

Los activos administrados por estos instrumentos cerraron el año en $4.752 millones, tras una leve disminución de 1,7% respecto al 2017.

La caída se gestó principalmente ante la reducción de los activos en colones, debido a un efecto cambiario.

La depreciación de los colones impactó los activos a la baja, porque muchos inversionistas optaron por trasladarse de colones a dólares.

Asimismo, hubo un efecto en carteras de ingreso y crecimiento, al darse un aumento en las tasas del Ministerio de Hacienda.

"Eso movió las curvas soberanas e hizo que títulos anteriores de tasa fija menores a las de Hacienda al mismo plazo, tuvieron que registrar caídas de valor”, explicó Víctor Chacón, director de la Cámara de Fondos de Inversión (Cafi).

Fue en los últimos cuatro meses del año cuando se generó la disminución, puesto que los recursos administrados representaban poco más de $5.000 millones a agosto.

Respecto a la cantidad de inversionistas, esta aumentó en 8,3% para un total de 112.911 cuentas clientes abiertas.

Unos de los aspectos más llamativos fue el aumento de los activos en dólares. En 2018, se marcó aún más la preferencia por invertir en dólares, que también ensanchada en los últimos cuatro meses del año.

¿Cuáles fondos cayeron en activos?

Más allá de los resultados, un factor sigue sin cambiar en esta industria. Este mercado continúa dominado por dos tipos de fondos de inversión: los de mercado de dinero y los inmobiliarios.

Es ahí donde se denota la agenda pendiente de desarrollar nuevos productos, explicó Chacón.

La industria se divide en dos grandes segmentos: fondos abiertos (45% de activos) y fondos cerrados (55%).

La disminución llegó a los instrumentos abiertos, con una diferencia negativa de 13,5%.

Este tipo de instrumentos abre la posibilidad a los inversionistas de retirar sus inversiones en cualquier momento, para ser invertidas en otro instrumento o para utilizarlas para fines propios. Esto permitió mayor movimiento en cuentas.

En este segmento están los fondos de mercado de dinero, productos muy líquidos que acaparan el 43% de los activos y el 82% del número total de cuentas abiertas de la industria.

Los activos de estos productos cayeron 13,5%.

Los fondos abiertos accionarios, de crecimiento, ingreso e inclusive el Megafondo, redujeron sus activos.

Inmobiliarios al alza

En una realidad muy distante, los fondos cerrados experimentaron otra realidad, principalmente los inmobiliarios y de desarrollo inmobiliario.

Esta acera está dominada por los fondos inmobiliarios, los cuales están compuestos por inmuebles comprados por las sociedades administradoras de estos productos.

La rentabilidad de estos instrumentos estará determinada por la ocupación de los inmuebles y el alquiler que paguen sus inquilinos.

Estos fondos se han adueñado de más mercado a paso seguro y hoy toman el 46% de los activos de la industria.

Sus activos llegaron a los $2.250 millones en 2018, tras un crecimiento de 12,9%. Aunque no se logró el crecimiento marcado visto en 2017, la industria califica su desempeño como bueno.

Además, el número de inversionistas continúa al alza y esto también respalda el buen desempeño de estos productos.

La ocupación de los inmuebles cerró en 89,3%, casi la misma que la vista un año antes.

“No se ha subido a niveles cercanos al promedio (91%) debido a una economía desacelerada, que posiblemente siga así durante este año. La cifra de ocupación es buena, pero podría estar mejor”, explicó Chacón.

Los activos de los fondos de desarrollo crecieron 10%, pero los de los productos de ingreso, crecimiento y titularización bajaron.