Por: María Esther Abissi.   6 abril

La Inflación de marzo, medida por la variación del Índice de Precios al Consumidor, fue la mas alta de los tres primeros meses del año, con una variación interanual de 2,61%, a diferencia del mes anterior, que fue de 2,21% y también la más alta de los últimos tres años.

Sin embargo, la variación mensual de marzo tuvo un ligero retroceso con respecto a febrero, resultando en una variación acumulada en este primer trimestre de 0,59%.

Este nivel interanual en el IPC no se veía desde marzo del 2015, cuando en ese entonces el indicador fue de 3,05%, momento en el que venía en una tendencia a la baja luego de alcanzar un máximo de 5,89% en noviembre del 2014.

El comportamiento responde a que durante este mes, el 43% de los productos que integran la canasta de consumo aumentaron de precio, mientras que el 44% disminuyeron, aunque no de forma significativa.

En este mes los bienes y servicios que más bajaron de precio fueron la papa, los automóviles y paquetes turísticos.

Por otra parte, el tomate, la gasolina, el aguacate y el limón ácido fueron los que tuvieron mayor aumento en el precio.

Al considerar los grupos de bienes y servicios, las comidas fuera del hogar y los servicios de alojamiento, los servicios de salud, transporte y educación también registraron aumentos.

Los servicios de entretenimiento y cultura, prendas de vestir y calzado, comunicaciones y otros bienes y servicios mostraron un efecto negativo del precio.

La variación interanual de marzo del 2018 es la más alta comparada con los últimos tres meses de marzo.

En el 2015, la variación interanual del mes resultó en 3,05%, resultando ligeramente mayor.