Finanzas

Nueva caída de las criptomonedas golpea más a los especuladores de corto plazo

Bitcóin, ether, litecoin y cardano perdieron alrededor de un 50% de su valor

Esteban veía su celular y se preguntaba: “¿ahora qué?” Los $5.000 que había invertido en bitcóin, ether y cardano se desangraban con la caída generalizada del mercado que sufrieron las criptomonedas en las últimas semanas.

Esteban empezó a apostar por los criptoactivos hace poco menos de un año, en 2021, cuando se dio cuenta que probablemente no iba a generar mucho dinero con sus ahorros haciendo tasas de apartado en el banco. “Llegó un punto donde todo iba para arriba: habían buenos profits (ganancias) y uno se vuelve codicioso y vuela muy cerca del sol; luego todo empezó a bajar y ahora estoy negativo”, cuenta Esteban, quien prefirió ser citado bajo este alias en lugar de su nombre real. Según calcula, desde que empezó ha perdido poco más del 50% de su inversión.

“Al principio pensé muchas cosas como ‘¿será un error lo que hice?’ Todavía no lo sé, a como pintan las cosas ahorita podría decirse que sí, pero igual yo tengo la mentalidad de que es a largo plazo (...) ya me mentalicé y la idea (de que puedo perder esto) se volvió más robusta”, dice.

Este no es el primer bajón que vive Esteban desde que invirtió, sin embargo, siente que ha sido el más real. “Este sí se siente como un crash de verdad que ya lleva meses y puede durar más”, comenta. También agrega que las presiones externas como el conflicto entre Rusia y Ucrania, el alza en los precios de la gasolina y el dólar, sumados a las secuelas de la pandemia, hacen que el escenario se sienta todavía más incierto.

La reciente caída del mercado de criptomonedas ocasionada, a grandes rasgos, por la implosión de Terra y Luna —esta última perdió su paridad con el dólar y bajó un 99%— y el endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, llevó al bitcóin, la criptomoneda más grande del mercado, a perder un 55% de su valor en apenas siete meses.

Al ser el criptoactivo más grande, el bitcóin suele ser el que marca el paso para el resto. Si el bitcóin sube, el resto de criptomonedas le siguen, si el bitcóin cae, se lleva a las otras consigo. En ese sentido, criptomonedas alternativas como el ether, litecoin y cardano también han sufrido caídas de más del 50% en los últimos meses.

Para Otto Mora, gerente de Blockchain de la consultora EY y tesorero de la Asociación Blockchain Costa Rica, el peso de este bajón lo sienten con mayor fuerza los especuladores cortoplacistas.

“Este es un tema que afecta más a las personas que creen en las ganancias de la noche a la mañana y que son básicamente las personas que queremos mantener fuera del sistema porque desgraciadamente (en la comunidad) se nos metieron personas que andan vendiendo ese tipo de sueños”, dice Mora.

“Siempre les digo: olvídense de hacer dinero con ‘dos simples apps’ y pirámides, eso no es bitcóin y no es así de fácil”, comentó Daniel Rojas, asesor de criptomonedas, a El Financiero en julio del 2021.

David Picado, CEO de GreenChain CR, empresa dedicada al desarrollo y operación de minería de criptoactivos, ve la caída como una advertencia para la gente que invierte pensando en el corto plazo.

“El corto plazo es muy riesgoso en este tipo de mercados, hay que recordar siempre que las criptomonedas son sumamente volátiles. Para jugársela como los day traders (intercambiantes interdiarios), que se dedican a compra y venta todos los días, de verdad hay que saber analizar muy bien el mercado y hay que saber controlar muy bien las emociones porque tomar las decisiones en frío es muy difícil”, cuenta Picado.

Si bien este último bajón es el testimonio más reciente sobre los riesgos de especular con criptos, no es la primera advertencia que le suelta el mercado a los especuladores más primerizos. En 2018, el valor del bitcóin tuvo una caída del 50% en menos de un mes y en mayo del 2021 bajó un 36% en dos semanas.

Según un artículo publicado por el Grupo Financiero Acobo en 2021, al originar su valor exclusivamente a partir de la oferta y demanda, ya que nadie lo controla directamente, el mercado de las criptomonedas se vuelve extremadamente volátil: su precio se eleva y se desploma de un día para otro de maneras difíciles de predecir.

“En términos de inversión, al tratarse de un activo especulativo y no regulado, deberían constituir un porcentaje muy pequeño del portafolio de un inversionista”, recomiendó Acobo en su artículo.

El grupo financiero también aconsejó tener cuidado cuando haya fuertes alzas en los precios, pues estas dan señales de ser una burbuja especulativa que podría traer significativas reversiones.

Picado considera que esta tendencia bajista también ha impactado a las personas que se dedican a la minería de criptomonedas. “Al final el minero sí siente un golpe importante porque ahora no solo tiene que liquidar más de su token para pagar los gastos de administración, alquileres y demás, sino que al final su token vale menos, así que recibe el golpe por dos”, cuenta el especialista en minado.

En términos sencillos, la minería se puede resumir como el proceso por el cual las computadoras que componen una red blockchain (donde se crean las criptomonedas) se “ponen de acuerdo” para validar transacciones y, como recompensa, se les entrega un monto en la criptomoneda de la red al minero dueño del equipo.

Como recomendación, Picado les dice a los mineros que, siempre y cuando puedan mantener sus gastos administrativos, pagar la electricidad y darle mantenimiento al equipo, lo mejor es mantener los criptoactivos que tienen y resistir hasta que pase este mercado bajista.

Sobre cuánto podría durar esta baja, los expertos no se atreven a poner una fecha, no obstante, las lecciones de otras caídas del mercado apuntan a que probablemente no termine pronto.

“Es bien difícil predecir estos comportamientos porque están sujetos al sentimiento de las personas. En el corto plazo (los próximos dos meses) yo creo que (el bitcóin) se va a mantener en el rango de los $20.000 y $30.000 porque un shock de este tipo siempre hace que las personas miren con más cuidado lo que pasó”, dice Mora.

Picado cree que “sí nos tocará un mercado como el del 2018, pues todavía nos quedan meses por delante con precios como los que vemos ahora, pero nosotros igual esperamos que se acabe y el ciclo se renueve como sucedió en el 2018″.

En el país, las criptomonedas operan en una zona gris que el Banco Central de Costa Rica ha llamado “vigilancia tolerante”: se tolera su existencia y circulación de los criptoactivos, pero se le da un continúo seguimiento a su evolución, beneficios y riesgos.

Luis Cardoce Oconitrillo

Luis G. Cardoce Oconitrillo

Luis Guillermo Cardoce es un periodista y productor audiovisual graduado de la Universidad Autónoma de Centroamérica. Tiene experiencia en la cobertura de cine y políticas públicas y actualmente es redactor en El Financiero.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.