Finanzas

Scotiabank se enfocará en el 2018 en concluir la integración de lo que antes era Citi

Entrevista a Diego Masola, nuevo gerente de Scotiabank en Costa Rica

Diego Masola será a partir de ahora el nuevo gerente de Scotiabank para Costa Rica, además de ejercer como vicepresidente sénior para Centroamérica de la entidad financiera.

El argentino será el encargado de terminar el proceso de transformación de Scotiabank luego de la adquisición de la banca comercial de Citi en Costa Rica y Panamá en el 2015, conocida como Scotiabank Transformándose.

Masola, graduado de la carrera de Contaduría Pública de la Universidad Nacional de Mar del Plata, tiene un MBA en Marketing y una maestría en Administración de Empresas, no es ajeno a los procesos de reestructuración de la banca comercial.

Desde que ingresó a Scotiabank en el 2001, ha participado en siete procesos de integración, además de estar familiarizado con los mercados latinoamericanos y ha atravesado muchos caminos del sector bancario.

Antes de llegar a Costa Rica, Masola se desempeñó como gerente de marca sénior de dos bancos argentinos y luego ingresó como gerente de marca sénior para la región de Mar del Plata. Más tarde se trasladó a la unidad de banca corporativa en República Dominicana.

En 2005 se mudó a Toronto, Canadá, para ser parte de la Oficina Global de Riesgo, donde administrpo el área de créditos corporativos para Panamá, Costa Rica y El Salvador.

En 2007, regresó a República Dominicana y más tarde fue nombrado vicepresidente y jefe país de Scotiabank Uruguay.

El nuevo gerente compartió con EF su visión de negocio y los cambios que espera lograr en Costa Rica con Scotiabank y Scotiabank Transformándose.

¿Cuál será la estrategia con el banco y cómo piensa proyectar los negocios a partir del cambio?

Este año nos enfocaremos en la integración de Scotiabank y Scotiabank Transformándose y, en este proceso, lo principal es mantener el nivel de servicio al cliente y proteger la relación.

“Desde que ingresé a Scotiabank en el 2001 he participado en siete procesos de integración, así que me gusta estar vinculado a estas experiencias. Hay personas que le huyen a las integraciones, a mí me parece que si se realizan bien, te renuevan y en Costa Rica se está trabajando muy bien”.

¿Qué cosas le gustaría cambiar del manejo de la región?

Desde el punto de vista del negocio estamos notando una baja en el rendimiento de las economías.

“Costa Rica, Panamá y El Salvador están enfrentando desafíos de crecimiento del Producto Interno Bruto, de endeudamiento y déficit fiscal.

“Todos estos factores hacen que el crecimiento sea cada vez más difícil. Creo que debemos enfocarnos en el crecimiento y las relaciones con los clientes”.

Durante el 2017 tuvieron una caída de las utilidades del 70%, ¿por qué se dio la caída y cómo pretende cambiar ese resultado a uno mejor?

Es un resultado coyuntural, la cual se puede atribuir a diferentes factores.

“Un entorno económico débil en Costa Rica, que se refleja en la desmejora en las calificaciones y las perspectivas de estable a negativa; y el deterioro de la dinámica de la deuda pública.

“Esto también responde al incremento en los costos de captación derivados de la competencia por recursos con el Gobierno, ingresos por diferencial cambiario menores.

“Específicamente en nuestro caso, hemos tenido gastos adicionales de única vez relacionados con el proceso de integración operativa de Scotiabank y Scotiabank Transformándose”.

¿Cómo evoluciona la transición después de la adquisición de Citi? ¿En qué fase están y qué es lo que falta para la total integración?

Este 2018 estamos en la etapa final. Seguimos trabajando para robustecer la plataforma tecnológica para aumentar la capacidad de negocio.

“A mediados se año completaremos el proceso, tanto en Costa Rica como en Panamá”.

¿Han perdido clientes después de la adquisición de Citi? De ser así, ¿cuántos y en cuáles divisiones del negocio?

La pérdida de clientes en este tipo de procesos es una situación que calificamos como normal.

“No obstante, ha sido mayor la cantidad de clientes que han decidido mantener sus servicios, pues saben que al final seremos un banco más grande”

¿Cuántos tarjetahabientes obtuvieron con la adquisición de Citi y cuántos mantienen ahora?

Con la integración, aumentaremos significativamente la participación en el segmento de tarjetas de crédito, alcanzando, aproximadamente, un 15% en Costa Rica y 18% en Panamá”.

¿Mantienen aún las mismas operaciones que preveían y los mismos productos?

El trabajo que hemos desarrollado en estos meses ha sido fusionar lo mejor de ambos bancos para ponerlo a disposición de nuestra cartera de clientes una vez que estemos integrados.

“El nuevo Scotiabank seguirá siendo fuerte en los segmentos de hipotecario, leasing y prendario, y ahora mucho más competidor en el negocio de tarjetas de crédito, que es una fortaleza que agregamos a nuestra operación con la compra de Scotiabank Transformándose”.

¿Qué divisiones de negocio pretenden potenciar en el 2018?

El área de tarjetas de crédito será muy importante este año.

“Además, estamos en el año del Mundial, lo que significa que productos como Cuenta Sele, serán protagonistas”.

¿Cuántas sucursales operan actualmente?

Tenemos 35 sucursales de Scotiabank en todo el país y 9 de Scotiabank Transformándose”.

¿Qué cosas nuevas presentará Scotiabank durante el presente año?

Este año estamos enfocados en la integración, lo cual implica una serie de cambios en la plataforma tecnológica del banco y, una vez completo el proceso, tendremos una oferta más amplia de productos y servicios”.

María Esther Abissi

María Esther Abissi

María Esther Abissi es periodista de la sección de Finanzas en El Financiero.