Grupo espera crecimiento en ventas del 30% para este periodo fiscal

Por: César Augusto Brenes Quirós y Sergio Morales Chavarría 13 agosto, 2014
Humberto Fernández, gerente general de ambas empresas, dijo que la intención de la adquisición se basó en una estrategia de crecimiento orgánico de Aceros Carazo.
Humberto Fernández, gerente general de ambas empresas, dijo que la intención de la adquisición se basó en una estrategia de crecimiento orgánico de Aceros Carazo.

La empresa costarricense comercializadora de acero, Aceros Carazo, anunció la adquisición de Reimers, otra compañía local dedicada a vender productos de mantenimiento industrial.

Humberdo Fernández, gerente general de ambas empresas, dijo a EF que la transacción se concretó en julio pasado y aunque no reveló el monto de la adquisición, mencionó que con la fusión se destinaron cerca de $500.000 en la remodelación y acondicionamiento del edificio de 10.000 metros cuadrados que ahora alberga ambos puntos de venta en La Uruca.

De acuerdo con Fernández, , el movimiento es parte del plan estratégico que se trazó Aceros Carazo desde hace dos años. En ese momento, se decidió crecer orgánicamente en un sector complementario y no necesariamente en el mismo en el que se desempeñaba la compañía.

Así lucen las nuevas instalaciones de Aceros Carazo en la Uruca (frente al Cosevi), ahora con la incorporación del punto de venta de Reimers.
Así lucen las nuevas instalaciones de Aceros Carazo en la Uruca (frente al Cosevi), ahora con la incorporación del punto de venta de Reimers.

Con la trayectoria de 107 años de operación de Reimers como comercializadora de equipo de mantenimiento industrial como rodamientos, la fusión se tornó ideal, pues el grupo ahora está capturando nuevos clientes y consolidando los que ya tenía antes. Además, duplicó su fuerza de ventas y ahora emplea a 64 personas.

Marcas de materiales y herramientas industriales como SKS y Lincoln ahora formarán parte del portafolio de la compañía.

Según Fernández, con la fusión se espera un crecimiento del 30% en las ventas para este periodo fiscal. Además de la unión de la fuerza de ambas compañías, se trata, de acuerdo con el gerente, de una industria que va en franco crecimiento.

"El precio internacional del acero hace que cada vez más compañías opten por este material en lugar de estructuras de concreto. Con la fusión, podemos darle mantenimiento a los productos adquiridos por nuestros clientes", comentó Fernández.

Para el empresario ligado también a la industria azucarera y otros negocios, estos dos insumos son básicos y no compiten entre sí dentro de la industria de la construcción, por lo cual las expectativas son bastante altas.

Aceros Carazo y Reimers son lideradas por el empresario José Álvaro Jenkins, ligado al sector de los ingenios de azúcar, entre otros negocios y parte de la junta directiva de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Privado (Uccaep).