Por: Jéssica I. Montero Soto.   16 abril
Los beneficios probados de los aceites esenciales han desatado una ola creciente de consumo de productos para medicina preventiva. Foto: Pexels.com
Los beneficios probados de los aceites esenciales han desatado una ola creciente de consumo de productos para medicina preventiva. Foto: Pexels.com

Una operación global entrará al mercado de Costa Rica en junio, atraída por el buen clima para su negocio: la aromaterapia. En el país existen operaciones comerciales en este campo desde hace más de 15 años, y a partir de 2015 el segmento multiplicó la oferta y siguió la tendencia de crecimiento que experimenta en todo el mundo.

Datos globales de la firma de estudios de mercado Kantar TNS, afirman que la aromaterapia es la segunda terapia natural más conocida del mundo, con un 54% de reconocimiento global, solamente superada por la homeopatía.

El fenómeno local se afianza en esas tendencias globales hacia lo natural, una ola que también ha creado espacios extremos que llevan a la negación de los avances de la ciencia. Sin embargo las principales corrientes de aromaterapia se esmeran en presentarse como un complemento para los tratamientos occidentales, en lugar de combatirlos.

La francesa Puressentiel es ejemplo del aumento en la demanda y en la sofisticación que experimenta el negocio. Esta empresa familiar fundada en 2005 evolucionó de la mezcla artesanal de aceites esenciales a las preparaciones y productos listos para el consumo. Entrarán al mercado de Costa Rica por el canal de las farmacias, con envases de atomizador, aplicadores directos y presentaciones similares, que permiten el uso de las preparaciones sin manipulación de los aceites.

Esta es una ventaja competitiva, pues las sustancias básicas para la aromaterapia requieren un manejo especializado, que otras transnacionales han desatendido.

En 2017, la operación global de Puressentiel reportó ingresos por 80 millones de euros y vendió 13 millones de unidades de su catálogo con 280 referencias, para un promedio de poco más de 6 euros por producto, cerca de ¢4.000 al tipo de cambio actual. Y aunque el volumen local sea menor, en el país también existen propuestas sofisticadas, nacionales y extranjeras, que atienden un mercado creciente.

La marca nacional Aromas para el alma se encuentra en etapa de crecimiento y diversificación de negocios. Foto: Julieth Méndez
La marca nacional Aromas para el alma se encuentra en etapa de crecimiento y diversificación de negocios. Foto: Julieth Méndez
Oferta variada

La empresa costarricense Aromas para el Alma surgió hace 15 años y en 2018 registró un crecimiento de 34% en ventas, cifra que proyectan duplicar en dos años.

La marca utiliza diferentes canales para alcanzar a su público: vende sus jabones en Automercado, los aceites y otros productos listos para uso en sus tiendas físicas y desarrolla una división de ventas directas para la creación de experiencias en turismo (hoteles y spas de alta gama).

En la actualidad están desarrollando otro canal y es el de experiencias con clientes, como la organización de días de spa con charlas, sesiones de capacitación, y formulación de productos personalizados.

Andrea Becerra, gerente general de Aromas para el Alma, explicó que el negocio ha evolucionado a una empresa con altos estándares científicos, capacidad productiva creciente y gobierno corporativo. Esto con un modelo de comercio justo y de materia prima local.

“Cuando la gente descubre que existen empresas ticas que producen aceites de grado terapéutico y con precios menores, se sorprenden. La meta de nosotros es generar más conocimiento sobre por qué la aromaterapia funciona y aumentar la conciencia de la medicina preventiva”, explicó.

Presentación con aplicador roll-on de productos Puressentiel para tratar dolor de cabeza y estrés. Foto: Puressentiel
Presentación con aplicador roll-on de productos Puressentiel para tratar dolor de cabeza y estrés. Foto: Puressentiel
Otras categorías

También existe oferta en la generación de experiencias olfativas para mercadeo. La firma Arquimágenes distribuye la marca estadounidense Air Aromas, que se aleja de la aromaterapia pero se beneficia del mismo principio: los efectos de los aromas en la conducta y el bienestar de las personas. A diferencia de los otros productos, este se dirige a comercios que persiguen fines comerciales con la generación de ambientes aromáticos.

Abner Azofeifa, mercadólogo de Arquimágenes, explicó que el crecimiento del segmento de productos aromáticos va de la mano con el protagonismo de la experiencia del cliente.

“Es más difícil abrir mercado que tener un comparativo. Entonces las nuevas empresas se benefician del trabajo que han hecho otros al demostrar que existe un mercado para estas experiencias sensoriales”; explicó.

Otras transnacionales aparecen también en el mercado doméstico con aceites esenciales pero en una categoría diferente: las ventas multinivel. Marcas como Swiss Just, Young Living y Doterra operan desde hace años en el país con sistemas de venta por suscripción y utilizando la figura de representantes, como se estila para otros negocios de productos para consumo doméstico.

Aquí el objetivo es el mismo de Puressentiel y Aromas para el Alma: atacar las pequeñas dolencias que pueden prescindir de la intervención médica. Los precios, la diseminación de información y la eficacia de los productos.

Efectos comprobados

El Global Wellness Institute (Instituto Global de Bienestar) define la aromaterapia como el uso de sustancias aromáticas seleccionadas en lociones e inhalantes en un esfuerzo por afectar el estado de ánimo y promover la salud. El efecto físico de los aromas está comprobado, gracias a centenares de estudios que certifican su capacidad de estimular reacciones en el cerebro. Los negocios alrededor de este principio se benefician de esas pruebas.

Algunos de los beneficios más destacados de la aromaterapia son sus efectos sobre el estrés, los problemas de sueño, la fatiga, los problemas respiratorios, la irritación de la piel y su eficacia como repelente de insectos, entre otros.