Por: Cristina Fallas Villalobos.   9 febrero

​Tal vez usted sea de las personas que se sienten incómodas, o hasta aburridas, al visitar un gimnasio que le ofrece solamente máquinas y algunas opciones extras como clases de baile, pilates, yoga entre otras.

Ese tipo de comportamiento ha generado la apertura de empresas que buscan diferenciarse de las opciones convencionales al mezclar sistemas de entrenamiento, incorporar aspectos tecnológicos, emplear rutinas cortas y hasta con el diseño de sus instalaciones.

Asimismo, es importante reconocer que abrir este tipo de conceptos es una buena apuesta en tiempos donde la oferta de gimnasios aumenta y la competencia se torna cada vez más agresiva.

Datos de la Dirección General de Tributación del Ministerio de Hacienda muestran que hace cinco años había 527 gimnasios, mientras que para el 2017 eran 593, es decir, un crecimiento del 13%.

En 9Round, en San Rafael de Escazú, se trabaja en un circuito de nueve estaciones, y las rutinas son diferentes todos los días. Fotos Melissa Fernández.
En 9Round, en San Rafael de Escazú, se trabaja en un circuito de nueve estaciones, y las rutinas son diferentes todos los días. Fotos Melissa Fernández.

En ese juego por posicionarse y sobrevivir destacan las opciones para ejercitarse que mezclan diversos deportes y técnicas. Por ejemplo, un circuito de 30 minutos que incluye practicar boxeo y kickboxing mezclado con entrenamiento funcional, de intervalos y cardiovascular.

Son estas actividades con las que precisamente pretenden diferenciarse de lo que existe mayoritariamente en el mercado, es decir, las máquinas o las pesas que se emplean en las rutinas según lo dicte el instructor.

Ese sistema de entrenamiento es utilizado en 9Round, en Escazú, desde que abrió en noviembre del año pasado y parece estar dando buenos resultados debido a que prevén abrir cinco gimnasios más a lo largo de tres años.

También Raw Outdoor Fitness maneja otro concepto llamado 360 en el que la base es el entrenamiento funcional combinado con otras disciplinas como TACFIT, gimnasia, calistenia, atletismo, pilometría y otras.

Esta empresa tiene dos sedes, una en Lindora (abrió en marzo del 2013) y otra en Playas del Coco (2016). Actualmente valoran abrir una sede en un proyecto a realizar en San Antonio de Heredia.

Otra opción disponible en el mercado es un sistema de entrenamiento que combina las máquinas que simulan el remo olímpico con las del ski nórdico, lo que involucra trabajo aérobico con el anaeróbico para favorecer el trabajo muscular en más del 90% del cuerpo.

Este es empleado por de Rowing Studio Pinares desde el 2012.

La tecnología es otro de los elementos que aprovechan algunas empresas para diferenciarse de la oferta tradicional de gimnasios.

Energym, en Escazú, es uno de esos ejemplos. Este centro de entrenamiento, ubicado en Escazú y que abrió sus puertas apenas en enero pasado, tiene una sala Prama en la que se combina la actividad física con luces, música, información audiovisual y otros elementos tecnológicos.

El gimnasio Energym, en Escazú, tiene un salón Prama para trabajar la agilidad, movilidad y velocidad, con luces de neón y tecnología, Foto: Melissa Fernández.
El gimnasio Energym, en Escazú, tiene un salón Prama para trabajar la agilidad, movilidad y velocidad, con luces de neón y tecnología, Foto: Melissa Fernández.

Además, tienen otras salas equipadas con tecnologías como la Stages Flight, que es un área donde se hace ciclismo indoor al ritmo de la música.

Este complejo de entrenamiento ofrece en total cinco salas en las que se invirtió $1,5 millones. Al mismo tiempo se trata de entretenimiento para lograr la diferencia con respecto a los demás.

El formato es el que pretende atraer a quienes se aburren en los gimnasios y necesitan una motivación adicional para estar dentro de una sala haciendo ejercicios.

Más diferenciación

Las compañías que buscan diferenciarse también le prestan atención a ofrecer instalaciones en las que no solamente hay máquinas para hacer ejercicios y salones vacíos para las clases.

El caso de Row es uno de los más particulares pues todas las actividades se realizan al aire libre. “Hoy la gente tiene la necesidad de buscar ambientes naturales que los libere del constante estrés. Al factor de entrenar al aire libre le sumamos un ambiente familiar y acogedor”, resaltó José Esquivel, vocero de la empresa.

Otra estrategia con la que buscan marcar diferencia es tener sistemas de entrenamiento que no sean de larga duración, pero que sean eficientes. Esta no es una estrategia novedosa, pero surte buenos resultados.

​Raw Outdoor Fitness maneja otro concepto de entrenamiento llamado 360 en el que la base es el entrenamiento funcional combinado con otras disciplinas como TACFIT, gimnasia, calistenia, atletismo, pilometría y más.
​Raw Outdoor Fitness maneja otro concepto de entrenamiento llamado 360 en el que la base es el entrenamiento funcional combinado con otras disciplinas como TACFIT, gimnasia, calistenia, atletismo, pilometría y más.

Usualmente las actividades físicas en estos sitios pueden realizarse en un plazo de 30 a 45 minutos.

“Nuestro sistema está pensado en las personas de hoy en día donde la gran limitación es el tiempo. No contamos con horarios de clases, nuestros miembros manejan sus agendas y nosotros cada tres minutos empezamos clases”, explicó Gerardo Alfaro, director de 9Round Costa Rica.

Quienes están al frente de estas compañías aseguran que sus sistemas de trabajo pueden tener los mismos o mejores resultados que asistir a un gimnasio tradicional. Eso sí, no niegan que algunos de sus clientes los ven como un complemento de otras actividades físicas.

Empresa Costos
9Round Costa Rica Sus mensualidades van desde los $68 por clases ilimitadas. No se paga matrícula sino que cada cliente debe pagar $99 por un kit de entrenamiento que incluye vendas, guantes de boxeo, maletín, guía nutricional y monitor cardiaco. Manejan una tarifa especial de $727 al pagar de anticipado un año. 
Energym El costo de la membresía parte de los $90. 
Raw Outdoor Fitness Su tarifa es de ₡42.000 mensuales en paquete individual o 37.000 por persona en paquete familiar (más de dos personas). También tienen paquetes trimestrales, semestrales y anuales. 
Rowing Studio Pinares Matrícula única de ₡20.000. Paquetes de clases mensuales desde 18.000 hasta 54.000.