Por: Jéssica I. Montero Soto.  9 junio

Aún si su empresa está fuera de los negocios beneficiados por el Mundial, el desarrollo de una estrategia oportuna le permitiría obtener beneficios directos en motivación del personal y otros temas internos.

El secreto para sacar provecho de un evento global como Rusia 2018 está en la creatividad y en conocer las necesidades puntuales de su equipo, para poder emparejar ambas cosas y relacionarlas con el fútbol.

Algunas empresas transnacionales que operan en el país, como Bosch, Western Union o HP, desarrollan planes con actividades pre, durante y post Mundial, así extienden el efecto de sus mensajes a lo largo de todo el certamen.

Asesores en manejo de talento aseguran que los valores propios de las competencias deportivas de alto rendimiento son similares a los que requiere una empresa, pero también se puede obtener beneficios del análisis sobre situaciones negativas o marginales, siempre que se tenga claro el objetivo.

¿Qué aporta el Mundial?

Es fácil para los empleadores concentrarse en el reto logístico que representa la Copa del Mundo, desde el punto de vista del manejo del tiempo: las primeras dos semanas hay hasta tres encuentros diarios, con al menos un equipo de relevancia global.

Y en las siguientes tres etapas (octavos de final, cuartos de final y semifinales) debe haber un ganador en cada encuentro, lo que puede llevar a juegos de casi tres horas, si se suman tiempos extra y lanzamiento de penales.

En temporadas normales es poco común que se encuentren excusas para permitir distracciones tan prolongadas, y el impacto en la productividad puede ser sensible. La reflexión que cabe hacer aquí es: ¿es más provechoso para la empresa combatir la ola o sacarle provecho?

La operación local de la empresa Western Union desarrolló una estrategia de comunicación interna para aprovechar el ambiente positivo alrededor del mundial de Rusia 2018. Este es un photoboot colocado en la cafetería, donde se desarrolló un espacio para ver partidos, bautizado como
La operación local de la empresa Western Union desarrolló una estrategia de comunicación interna para aprovechar el ambiente positivo alrededor del mundial de Rusia 2018. Este es un photoboot colocado en la cafetería, donde se desarrolló un espacio para ver partidos, bautizado como "estadio mundialista". Foto: WU para EF

Rusia 2018 es una actividad trascendente que invade todos los espacios en la mayoría de países del mundo, especialmente en las 32 naciones que estarán en competencia. La espera de cuatro años y la emoción incluida en el deporte competitivo crean una coyuntura ideal para trabajar con las emociones de la gente.

Cristina Cubero, gerente de consultoría de Deloitte, resaltó la posibilidad para las empresas de aprovechar conceptos como trabajo en equipo, sinergia, excelencia y confianza, mediante estrategias de integración, diversión y juego.

“El mundial sin duda es un espacio colectivo-cultural que tiene características únicas para las organizaciones: genera sentimientos de identidad 'todos con la misma camiseta', de orgullo, de alegría, de suspenso, de tristeza que se dinamizan cuando los jugadores salen a la cancha y el marco se agita”, puntualizó.

Alexander Aguilar, director de la firma consultora Humano, aseguró que por tratarse de un tema de interés común, el Mundial puede facilitar estrategias de formación y desarrollo organizacional, pues las empresas tendrán al menos un mes de enorme intensidad y atención de sus colaboradores.

“En una Copa del Mundo está el talento en todas sus manifestaciones, físicas y sentimentales, a flor de piel; la comunicación positiva o negativa como parámetro determinante del desempeño individual o colectivo; el manifiesto práctico de diferentes estilos de liderazgo e incluso las diferentes formas de manejar entornos cambiantes y sortear las situaciones imprevistas y menos esperadas”, enumeró.

Los cinco pasos

Con base en las recomendaciones de los especialistas y considerando experiencias de empresas, EF presenta esta guía de cinco pasos para que el planteamiento técnico de su empresa sea el ganador del mundial:

1.- Fije el objetivo

Las emociones y la creatividad puenden salirse de control si carecen de un objetivo claro. Identifique propósitos estratégicos, procesos sensibles, temas que han generado dificultades en el pasado o proyectos nuevos y desafiantes como escenarios ideales para aprovechar el mundial.

“Si al momento del mundial existe algún proyecto especial como implementación tecnológica, u otro cambio ese proyecto se puede impulsar partiendo del mundial, ¡imagine la figura de un jugador en un banner promocionando su proyecto!”, Sugiere Cubero.

En caso de encontrarse en una temporada baja de retos, o tener ya otras estrategias para esos temas, la oportunidad se presta para atraer, motivar y retener talento, mediante la construcción de cultura corporativa y la mejora del clima.

2.- Use el espacio en forma creativa

Ambientar las oficinas con banderolas, balones, vuvuzelas, etc, genera una atmósfera común y generar un sentimiento de unión e identidad, en especial si se explotan los signos externos de la marca.

Cambiar las condiciones ambientales permite aprovechar los espacios antes, durante el descanso y después del partido para entregar mensajes breves y adecuados a la coyuntura, en condiciones distintas de ánimo y de atención.

3.- Replique el ambiente competitivo

La competencia positiva individual o entre equipos puede mostrar habilidades y fortalecer lazos. Concursos para acertar marcadores, mejores jugadores, mejores países, son iniciativas que promueven las sinergias y el compañerismo.

“Algunos están armando equipos y campeonatos internos. Algunas empresas están trabajando con un comité de deportes que impulsa estas iniciativas y hacen un esquema de colaboración empresa-empleado para los gastos relacionados”, relató Cubero.

4.- Dirija la conversación

¿Cómo podría la empresa o el liderazgo mantenerse vigente en la coyuntura mundialista?

Siga los acontecimientos, sepa qué está pasando y aprovéchelo a su favor. Muéstrele a los colaboradores que su empleador entiende lo que pasa, valora la coyuntura y tiene conocimiento. Utilice los canales pertinentes para compartir mensajes, ideas u opiniones.

Otras acciones que pueden apoyar hacia el final del mundial es generar charlas o videos usando las experiencias de los partidos, para desarrollar temas de liderazgo, estrategia y trabajo en equipo. (Ver reacuadro: “Y siga lo que pasa en las canchas”)

5.- Sea flexible

La política de vestimenta casual y el manejo de los tiempos son elementos claves. Un buen ejercicio puede ser practicar la empatía: ¿Cómo le gustaría trabajar si fuera uno de sus colaboradores? ¿Cuáles condiciones le harían creer que su empleador es mejor que los demás en esta coyuntura? ¿Qué me gustaría que digan de mí o de mi empresa los empleados actuales cuando conversen con talento potencial?

“Algunas empresas están trabajando estrategias de teletrabajo el día viernes 22, en el que el partido es de 6:00 a.m. a 8:00 a.m. Otras están diseñando espacios y alimentación para ver el partido en las instalaciones de la empresa, sobre todo en el caso de plantas y otros espacios donde es necesaria la presencia física del colaborador. Esto también en el caso del partido del miércoles 27, en el que algunas piensan ampliar el horario de almuerzo y ambientar salas o compartir alimentos o bocadillos”, comentó Cubero.

Concursos o dinámicas con premios también suelen ser herramientas útiles para evitar el ausentismo y movilizar el compromiso.

Recuerde que, ante todo, el fútbol es entretenimiento. Las estrategias, dinámicas y tácticas deben respetar esta condición, o serán rechazadas.

“Habilidades o competencias se pueden reforzar o trabajar durante los partidos del Mundial, pero debe hacerlo en forma muy sutil y bien estructurada. Que el colaborador no esté observando un partido pensando en que será evaluado o medido. Tampoco es conveniente que sea algo forzado, sino voluntario”, recomendó Aguilar.

Paulo Doninelli, director de Servicios Legales Corporativos de KPMG Costa Rica recordó que el Mundial necesariamente afectará la dinámica entre el patrono y el colaborador, por eso es necesario prever los escenarios que podrían presentarse.

“Siendo el patrono el dueño de los medios de producción, podrá optar igualmente porque sus colaboradores puedan disfrutar del Mundial, flexibilizando los horarios, habilitando zonas para ver los partidos, motivando almuerzos o desayunos de trabajo, teletrabajo, así como dinámicas de unión de grupo. En este escenario, será necesario establecer ‘las reglas del juego’ por escrito, siempre procurando de ambas partes un comportamiento leal y bien intencionado, propio del principio de buena fe.”, enfatizó el asesor.

La empresa Bosch Costa Rica desarrolló una estrategia mundialista que abarga varios meses y comenzó con actividades relacionadas con el album oficial del Mundial. Durante el mes de mayo facilitaron espacios y tiempo para intercambio de figuras, aplicó trivias y actividades complementarias, todo con presencia de marca.
La empresa Bosch Costa Rica desarrolló una estrategia mundialista que abarga varios meses y comenzó con actividades relacionadas con el album oficial del Mundial. Durante el mes de mayo facilitaron espacios y tiempo para intercambio de figuras, aplicó trivias y actividades complementarias, todo con presencia de marca.
Siga lo que pasa en las canchas

Además de preparar el ambiente para el Mundial, siga los acontecimientos para que pueda implementar tácticas como estas:

-Premios. Cuando Cristiano Ronaldo, Messi o Neymar tiene determinada reacción, positiva o negativa, en un juego que ayuda o perjudica a su equipo; los que deseen dar sus aportes con transferencia organizacional lo pueden hacer en las pizarras informativas que se pueden utilizar para estos fines. El mejor aporte recibirá en próximos días un reconocimiento: una taza con su nombre y el escudo de su selección favorita, una gorra alusiva al mundial, una camiseta, etc. Todo se debe manejar, convenientemente, de manera voluntaria, los que aporten bien y los que no igual tienen la libertad para no hacerlo.

-Liderazgo. Durante un evento como Rusia 2018, igualmente, se ponen sobre la cúspide mundial variados estilos de liderazgo futbolístico, que pueden analizarse tomando como referencia de que esos comportamientos son universales y con aplicación o descarte para el tema empresarial.

-Emociones. Otro tema que se puede valorar y someter al criterio de los colaboradores es el manejo de las emociones de los protagonistas. Unos más explosivos, otros más sosegados, algunos con mejor autocontrol y quienes llevan la motivación como antorcha. También están los empáticos y los que muestran más habilidades sociales. Todas estas características emocionales quedan muy al descubierto en un juego de fútbol. Basta observar con detenimiento.

-Comentarios. Una idea futbolística que también desata la creatividad personal en la empresa es la implementación de un blog mundialista, donde los colaboradores que gusten elaboran sus comentarios diarios de los partidos y lo que de ellos se puede transferir a sus puestos de trabajo en materia de trabajo en equipo, colaboración, responsabilidad, compromiso, esfuerzo compartido, apoyo colectivo, sinergia, resiliencia, manejo emocional, manejo del conflicto y toma de decisiones, entre muchos otros. Aprendizajes de mucha profundidad se pueden lograr.

Un partido de Copa del Mundo, principalmente, tiene un sinfín de matices que pueden generar grandes aportes para el aprendizaje y buen desempeño de un grupo de colaboradores que buscan cumplir objetivos empresariales.

Fuente: Alexander Aguilar, Humano