Por: Jéssica I. Montero Soto.  10 julio
Conferencia de prensa Gas Z. En la foto aparece Ernesto Villalobos, vocero de Rhones y Cervin Investissements. Foto Jeffrey Zamora
Conferencia de prensa Gas Z. En la foto aparece Ernesto Villalobos, vocero de Rhones y Cervin Investissements. Foto Jeffrey Zamora

El proceso legal que afectó los servicios de la empresa Gas Zeta en 2015 sigue abierto. Este 10 de julio, representantes de las empresas Cervin Investissements S.A. y Rhone Investissements S.A. convocaron a conferencia de prensa para solicitar a las autoridades costarricenses las resoluciones pendientes y que, en su óptica, favorecerían a sus intereses.

Las empresas alegan que el capital accionario de Gas Nacional Zeta les pertenece y que así ha sido reconocido por el Estado costarricense ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

“Buscamos un compromiso tanto de las autoridades jurisdiccionales como administrativas para que resuelvan cuanto antes y protejan a los consumidores, con el fin de no interrumpir la permanencia del servicio público y evitar que suceda lo ocurrido entre abril y mayo del 2015, cuando hospitales, comedores escolares, comercios y cárceles quedaron sin este servicio. Para eso, el sistema normativo público tiene las potestades para que pongan en marcha el protocolo para garantizar que no exista el desabasto de gas y lleve tranquilidad a los usuarios cuando el cambio de administración se realice”, indicó Ernesto Villalobos, vocero de Rhone y Cervin Investissements.

Gas Zeta se dedica al envasado, almacenamiento y sumistro de gas en el país. Foto: Rafael Pacheco
Gas Zeta se dedica al envasado, almacenamiento y sumistro de gas en el país. Foto: Rafael Pacheco
Divorcio con secuelas

El conflicto surgió del acuerdo legal de divorcio entre Miguel Zaragoza y Evangelina López. La repartición de bienes del matrimonio, pactada en Texas, Estados Unidos, condujo a un complejo proceso que y afectó la operación de la empresa y provocó problemas de abastecimiento de gas en sodas, restaurantes y hoteles entre abril y mayo de 2015.

Tras la resolución, tanto Zaragoza como López presentaron interpretaciones que les permitían, según sus abogados, administrar toda o algunas partes de la empresa Gas Zeta. Desde entonces se han seguido una serie de procesos y resoluciones, y el reconocimiento de las empresas en cuestión como propietarias del capital accionario de Gas Zeta.

A la fecha, las autoridades costarricenses todavía tienen pendiente pronunciarse para definir cómo operará la empresa.

En febrero de 2016, la Sala I, emitió una resolución sobre las empresas relacionadas con Gas Nacional Zeta en Costa Rica. Sin embargo, esto no llegó a ejecutarse pues se presentó un conflicto de competencias ante la Corte Suprema de Justicia.

En octubre de 2017, se resolvió la situación de dicho conflicto; sin embargo, sigue pendiente de que sea visto y votado en Corte Plena.

Dada la espera, las empresas presentaron una queja ante la Defensoría de los Habitantes, y están a la espera de que los magistrados del Poder judicial voten el tema.