Por: Jéssica I. Montero Soto.   26 mayo, 2018

La iniciativa Ecolones ha estado en todas partes y los resultados obtenidos en su primer mes superan las expectativas de organizadores y patrocinadores. ¿Cuál es el camino para mantener la buena acogida a lo largo del tiempo?

La cabeza del proyecto, Karla Chaves, afirmó a EF que la sostenibilidad del proyecto va ligada con su principal fortaleza, que es la visión de negocios.

“El tema del reciclaje no es un tema ambiental. En inicio es un tema económico que tiene implicaciones ambientales y sociales, pero tiene un principio económico y le encontramos el giro de negocio que luego va a convertirse en impacto ambiental y social. No lo vemos como amor a la naturaleza sino como un tema de inversión en el país”, aseguró.

Sus patrocinadores comparten esta visión y respaldan el trabajo hecho hasta ahora. EF conversó con voceros de Fifco y Cuestamoras sobre el rol que cumplen en la iniciativa y las razones para comprometer sus marcas en este proyecto.

Miguel Martí, director de asuntos corporativos y sostenibilidad de Cuestamoras, afirmó que su relación va más allá del patrocinio económico, pues también reciben Ecolones en farmacias Fischel.

“¡Los resultados son extraordinarios! Como lo señaló Karla, el proyecto superó en un mes las metas que se planearon para lograr en seis meses. Ya son alrededor de 30.000 cuentas abiertas y aumenta el número todos los días”, enfatizó Martí.

Pero una idea que pretende ser punto de encuentro entre sector privado, consumidores, gobiernos locales y políticas país enfrenta retos logísticos y de continuidad que se deben considerar.

Organizaciones como la Asociación de Empresas para el Desarrollo (AED) y Aliarse, promotoras de alianzas público privadas, apuntan los temas claves para mantener este y cualquier megaproyecto que quiera alinear tantos actores.

Aitor Llodio, director ejecutivo de Aliarse, advierte que el principal desafío de este tipo de proyectos es la sostenibilidad tanto de la alianza como del impacto generado.

“La habilidad de la alianza para generar innovación en las formas de intervención a la problemática, crear modelos financieros innovadores, y mantener el compromiso y entusiasmo de todos los socios, serán fundamentales para su sostenibilidad”, advirtió.

De tres meses a tres semanas

El plan de trabajo de Ecolones está en proceso de replanteamiento, pues los primeros objetivos se alcanzaron antes de los previsto.

“Se nos cambiaron las expectativas. Cuando lanzamos pensamos que estos resultados los íbamos a tener en tres meses pero los tuvimos en tres semanas. Entonces estamos replanteando el alcance porque estamos acelerando los demás proyectos que íbamos a tener en el resto del año porque estamos viendo que la demanda es muy alta y que vemos muchas oportunidades de hacer un cambio real en las prácticas y hábitos que se refleje en las estadísticas. Estamos redefiniendo nuestras expectativas”, explicó Chaves.

Ecolones es una iniciativa privada, propiedad de Próxima Comunicación y por lo tanto se separa de las alianzas público-privadas tradicionales, pero sí gestiona relaciones con públicos diversos y complejos. La velocidad de los resultados podría aumentar la presión para que el proyecto mantenga esos indicadores en el tiempo.

Recepción de materiales en la campaña Ecolones. Foto: Próxima Comunicación
Recepción de materiales en la campaña Ecolones. Foto: Próxima Comunicación

Silvia Lara, directora de impacto colectivo de AED, explicó que existe un marco de cinco puntos básicos para gestionar alianzas, definido por Michael Porter y Mark Kramer y que se resume en:

1. Construir una visión compartida.

2. Tener métricas comunes.

3. Aplicar un plan de trabajo compartido.

4. Alimentar un proceso permanente de comunicación y monitoreo.

5. Contar con una organización de soporte.

“Estamos llegando a un punto en el que las alianzas público privadas deben moverse a 2.0, es decir, se deben dar en función de métricas. La dinámica debe pasar de ‘qué estamos haciendo’ a ‘cómo lo que estamos haciendo aporta a mover el indicador’. Se debe poner una meta sobre la mesa”, recomendó Lara.

Aunque en Ecolones no utilizan una meta como parte de la iniciativa, tiene un convenio con el Ministerio de Salud, firmado en la Administración anterior, que respalda su alineamiento con la Ley 8839 y con la estrategia nacional de separación, valorización y reciclaje.

De los cinco pilares presentados por AED, donde Ecolones tiene mayor fortaleza es en el cuarto y en el quinto: socios comerciales como Cuestamoras y Fifco están satisfechos con el flujo de información y Chaves está desarrollando con sus colaboradores una estructura independiente para la atención en exclusiva de la plataforma Ecolones. Esto también evitaría una mayor personalización del proyecto en su líder.

A la visión y el plan de trabajo de Próxima Comunicación se adscriben los socios y aliados. Las métricas son operativas: los participantes no han publicado una meta macro común.

“Estamos gestionando patrocinios, vendiendo el sistema de facturación, generando las alianzas, incorporando nuevos materiales, capacitando centros de acopio, buscando opciones para las comunidades, gestionando redes sociales, trabajando relaciones con los medios”, enfatizó Chaves.

Llodio recordó que un principio básico del trabajo en alianza es el beneficio mutuo. Si bien los aliados obtendrán beneficios del trabajo colaborativo, cada uno de ellos a su vez debe dar valor a la alianza. Para lograr este objetivo de fondo, hizo seis recomendaciones:

-Tener claro el alcance de la alianza.

-Los aliados deben agregar valor a la alianza.

-Evitar duplicidades.

-Construir una estructura de gobernanza que facilite la toma de decisiones.

-Disponibilidad de recursos.

-Comunicación efectiva.

Karla Chaves, directora de Próxima Comunicación y líder de la plataforma Ecolones. Foto: Próxima Comunicación
Karla Chaves, directora de Próxima Comunicación y líder de la plataforma Ecolones. Foto: Próxima Comunicación
Para mantener la vigencia

Ecolones presenta estas tres ideas como sus pilares estratégicos de acción y comunicación:

-El reciclaje como forma de revalorizar materiales e integrarse a una vida más sostenible,

-Pensar que mi próxima compra sea más responsable y genere menos residuos.

-Generar encadenamientos productivos, e-commerce y comercio en cada una de las comunidades que se involucren.

Además, construyeron su plataforma relacionándose con nueve de los 17 objetivos de desarrollo sostenible.

“La vigencia, para este año, la tenemos presupuestada. Estamos iniciando alianzas para que próximamente podamos incorporar las cápsulas de café. Otro proyecto que tenemos entre manos es el de aerosoles. Todo ese tipo de residuos que actualmente no se les da tratamiento con un programa estructurado, lo estamos incorporando en Ecolones”, aseguró Chaves.

Para enfrentar el auge del comercio global en línea, la plataforma se propone potenciar el consumo por esa vía dentro del país: los ecolones no se pueden usar en compras fuera de Costa Rica pero aspiran a ser un potenciador de las compras a productores locales, que encuentran en Ecolones una forma de cerrar ventas en línea.

“No hay una cultura de e-commerce en las empresas (locales) porque ha sido muy caro y no ha existido un programa que lo incentive. Entonces nuestra plataforma ofrece el sistema SULA Payments, que es como un datáfono en la nube, donde las empresas pueden tener su sistema de facturación como una proforma y ahí mismo descontar los ecolones que la gente quiera invertir en sus descuentos.

Para Chaves, todo reside en la capacidad para dimensionar el potencial económico de revalorizar materiales. Ahí están enfocados sus esfuerzos.

Acciones inmediatas

- En las próximas semanas desarrollarán la campaña para acopio de residuos durante el Mundial

- En junio llegarán a 60 centros de acopio y la proyección es llegar a 250 centros de acopio activos. Para lograrlo están en contacto con centros comerciales y zonas francas, y a la espera de la reacción de municipalidades y otro tipo de organizaciones.

- También en junio ampliarán la lista de materiales que reciben, con bolsas plásticas y un plan piloto con Riteve para recibir llantas usadas. En el transcurso del año incorporarán residuos electrónicos pequeños (como celulares, cargadores, audífonos) y posteriormente los grandes (computadoras, pantallas y materiales que tienen unas dimensiones mayores).

- Está en proceso la incorporación de medicamentos vencidos en la lista de residuos canjeables por Ecolones.

- En segundo semestre desarrollarán un programa escolar y colegial, con incentivos diferentes para público joven.

- Un programa de ecocuponeras municipales. Cupones para las personas que usan las rutas municipales y entregan el material separado adecuadamente, que además quieren recibir los descuentos cerca de su casa. Será una herramienta para activar economías locales.

Fuente: Próxima Comunicación