Por: Jéssica Montero.   31 mayo

Dos empresas del sector servicios cerrarán sus oficinas en Costa Rica: Van Ru y Getinge. Así lo confirmó a EF la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde). Se desconoce el total de despidos que provocarán estas salidas.

Las empresas Van Ru y Getinge anunciaron el cierre de sus operaciones en el país.
Las empresas Van Ru y Getinge anunciaron el cierre de sus operaciones en el país.

En el caso de Van Ru, este jueves 30 de mayo se dio a conocer que un grupo de empleados abrió un proceso preventivo contra la empresa, para solicitar supervisión del cierre de operaciones.

Cinde explicó que Van Ru está en proceso de cierre global, lo cual también incluyó la sede que mantenían en Costa Rica. La empresa no brindó detalles adicionales.

La salida de Getinge sí afecta solamente a Costa Rica, pues trasladarán su centro de servicios a Europa, para seguir operando desde allá.

Gentinge, de origen sueco, había llegado en 2016 para dar soporte financiero a sus operaciones en Estados Unidos y Canadá. Inició operaciones con 56 personas y había proyectado la contratación de 140 a mediano plazo.

"Para ambos casos y al igual que en otras ocasiones, se va a estar brindando apoyo para la reubicación del talento humano que quede disponible en otras empresas. Ya se está iniciando la coordinación con las empresas", afirmaron los voceros de Cinde, vía correo electrónico.

Estos cierres se suman a los anuncios de Sykes, obligada a una reorganización de operaciones tras la salida de uno de sus clientes más grandes, y Amway, que cerrará su centro de servicios en el país en 2020, para acercar su operación al mercado asiático.

A lo largo de mayo de 2019 se han alternado una serie de anuncios de recortes en operaciones y despidos con avisos de nuevas inversiones y crecimiento. En total, 10 empresas de Inversión Extranjera Directa han confirmado o aplicado inversiones en el país, y contrataciones, la mayoría en alta tecnología o servicios especializados.

Por otro lado, algunas de las salidas y cierres corresponden a sectores básicos de manufactura, como el de la planta de Pipasa en La Garita, por reubicación de procesos dentro y fuera del país, o la operación textil de la firma Amoena, que se reubicó por completo fuera de Costa Rica.

Cargill, empresa dueña de Pipasa, confirmó la salida de 39 personas y anunció la creación de 200 nuevas plazas en su centro de servicios.

En Amoena los despidos alcanzan a 300 personas, de las cuales 180 están en capacitación para adaptar sus habilidades de manufactura a la industria de dispositivos médicos.

El Ministerio de Comercio Exterior y Cinde convocaron a una conferencia de prensa este 31 de mayo, para presentar un análisis de este comportamiento de la Inversión Extranjera Directa y su relación con la coyuntura política, económica y fiscal del país.