Por: Jéssica I. Montero Soto.   21 agosto
Cigarros y licores son los productos que más se consumen en Costa Rica mediante comercio ilícito. Foto: Albert Marín
Cigarros y licores son los productos que más se consumen en Costa Rica mediante comercio ilícito. Foto: Albert Marín

La Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR) informó este 21 de agosto que el volumen del comercio ilícito en Costa Rica alcanza los ₡700.000 millones, lo que equivale al 6,8% de consumo total de los hogares. Esto implica que, de cada ¢100 consumidos por las familias costarricenses, casi ¢7 son destinados a la compra de mercancías ilícitas.

Estos resultados se obtuvieron mediante el estudio Metodología y primera estimación sobre comercio ilícito en Costa Rica, elaborado por la empresa Catrade para el Observatorio del Comercio Ilícito de la CCCR.

Jairo Mena, director ejecutivo del Observatorio, aseguró que el primer paso para corregir un problema es definir su magnitud.

"Los resultados obtenidos en el estudio no solo nos permiten conocer el tamaño del comercio ilícito en el país, sino que también nos brindan herramientas para diseñar una hoja de ruta, que nos permita combatirlo”, señaló.

Los resultados incluyen datos sobre los productos más demandados en forma ilícita por los hogares costarricenses: entre el 22% y 25% de los cigarros consumidos por los costarricenses tienen un origen ilegítimo. Además, el 15% de las bebidas alcohólicas consumidas en el país provienen de un mercado ilegal.

Los siguientes productos en la lista corresponden a repuestos de automotores y línea blanca: El 10% de partes y piezas para vehículos que adquieren los costarricenses ingresan al país de manera ilícita. En productos como refrigeradoras, cocinas, lavadoras y otros aparatos de uso doméstico, la cifra alcanza el 9%.

Las prendas de vestir y medicinas reúnen un 8% de las compras cada uno. Productos como calzado, diesel, jabones, detergentes, perfumes, y otros productos de tocador se encuentran entre el 6% y 7%. (Ver gráfico: adjunto.)

El comercio ilícito conlleva muchas consecuencias al país, dentro de las más importantes sobresalen: el riesgo salud que enfrentan los costarricenses al consumir productos ilegítimos o sin la correcta prescripción (en el caso de medicamentos); el riesgo asociado a la calidad de los productos y no garantía de estos; la generación de inseguridad ciudadana asociada al mercado ilícito; y por supuesto los problemas de evasión.

“Aunque los esfuerzos que hace la Policía de Control Fiscal son realmente plausibles, el combate contra el comercio ilícito debe ser un trabajo conjunto entre las autoridades gubernamentales, el sector privado y principalmente la ciudadanía”, señaló Mena.

Metodología

El objetivo de esta investigación es proponer una metodología innovadora para medir el comercio ilícito en Costa Rica y realizar una primera estimación de su magnitud. Dicha valoración busca contribuir con los formuladores de políticas públicas y tomadores de decisión, brindándoles información estadística concreta que les permita diseñar políticas de prevención y combate al comercio ilícito.

Para implementar la metodología se utilizaron datos provenientes de: la Policía de Control Fiscal de Costa Rica, la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), los Cuadros de Oferta y Utilización del Banco Central de Costa Rica, las bases de datos de la Solución Comercial Integrada Mundial (WITS) del Banco Mundial, además de información primaria proveniente de los diferentes sectores claves.