Negocios

FACO lanzó convocatoria masiva de modelos Honda y Acura para cambio en bolsas de aire defectuosas

Autos reciben atención gratuita como parte de un llamado voluntario a revisión. En el país hay unas 16 marcas y 17.000 vehículos afectados

La agencia automovilística Franz Amrhein & Co. (FACO) lanzó una campaña masiva dirigida a intervenir modelos Honda y Acura afectados por un defecto en las bolsas de aire del extinto fabricante japonés Takata.

Allan Rosales, jefe de servicio al cliente de FACO, explicó que según estimaciones hechas por la empresa, unos 17.000 vehículos en el país podrían necesitar el cambio, incluyendo carros comprados en la agencia FACO o adquiridos en el mercado general.

“No es el 100% de los vehículos y modelos Honda o Acura. Este defecto de seguridad fue detectado en carros comprendidos entre los años 1996 y 2016, modelos de Honda y Acura, incluidos. Sin embargo, esto no quiere decir que son todos los vehículos, ya que esta necesidad puede ser aleatoria”, comentó Rosales.

Quienes posean un vehículo marca Honda o marca Acura de los años 1996 al 2016, deben verificar si necesitan el cambio. Con este fin, la agencia habilitó el sitio https://www.hondacostarica.com/seguridad-productos. La información se obtiene al ingresar en el sistema el número de VIN o Chasis. (vea: Dato clave)

En caso de encontrar su número en la lista, puede asistir a la maratón activa hasta el 29 de mayo inclusive, de 8:00 am a 5:00 pm en el Estadio Nacional, sin cita previa. La reparación es gratuita y dura aproximadamente 45 minutos.

Dato clave
¿Qué es un número de identificación de vehículo (VIN)?
Cada vehículo tiene un Número de Identificación único (VIN) que contiene información sobre ese vehículo.
¿Cómo se localiza el VIN?
El VIN se puede encontrar en los siguientes lugares:
-Base del parabrisas en el lado del conductor (autos de volante izquierdo)
-Cerca del marco de la puerta del lado izquierdo (autos de volante izquierdo y derecho)
-Debajo del cofre/capó (autos de volante derecho)
-En el documento de registro o el seguro de su vehículo
Fuente: FACO

Implicaciones

El llamado a revisión, también conocido como recall, es una iniciativa de Faco y la casa matriz de Honda, pero el riesgo es compartido con todas las marcas afectadas, pues las empresas nacionales que comercializan autos funcionan como representantes de una casa extranjera. Esta relación está normada en el artículo 360 del Código de Comercio.

Mercedes Sancho, socia de la firma ECIJA y especialista en derecho del consumidor, explicó que la relación entre las agencias de vehículos y la casa matriz o fabricante del vehículo suele establecerse en un contrato de distribución y venta, y, en algunos casos, exclusiva, de los vehículos manufacturados por la casa matriz.

“En este tipo de relaciones el distribuidor, entre otras obligaciones generales de lealtad y aplicación de políticas técnicas y mecánicas de su casa matriz, tiene la obligación contractual de administrar los vehículos en los términos establecidos desde casa matriz”, comentó Sancho.

Parte de las obligaciones que este tipo de contratos establecen en forma expresa incluyen los lineamientos de seguridad relacionados a un recall de producto y el servicio correspondiente para la reposición o reparación del producto.

Una nota publicada en enero por el periódico La Nación señalaba que la Asociación de Importadores de Vehículos y Maquinaria (Aivema) hizo una solicitud formal de colaboración a Riteve para encontrar propietarios de vehículos que podrían estar afectados por los casos de recall de Takata, y que agencias como Grupo Purdy tenían campañas de contacto director con los clientes potencialmente afectados.

Pero de cara al consumidor la relación de compra se establece con el distribuidor y no con el fabricante. En Costa Rica el retiro de productos se regula en la Ley de la Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor (7472) y su reglamento.

“En el comerciante o proveedor de los productos recae el deber de informar al consumidor cuando se entere que uno o varios de sus productos presenten un riesgo no previsto para la vida, salud o seguridad. Además, según el caso, cuenta con la obligación de retirarlo inmediatamente del mercado”, señaló Sancho.

El retiro aplica, por ejemplo, para distribuidores de alimentos fabricados en otros países, como pasó en las últimas semanas con las fórmulas o leches en polvo para bebés de la casa Abbott (Similac).

Entonces, todas las agencias de autos con vehículos comprometidos, están llamadas a realizar las reparaciones en los términos establecidos por casa matriz tanto por sus obligaciones contractuales como por lo dispuesto en el marco legal nacional.

¿Y si hay un accidente?

En términos generales, Sancho afirmó que la medida proactiva es además una defensa para las empresas, pues las agencias deberían responder al problema de las bolsas de aire en caso de un accidente, y los usuarios pueden reclamar compensación a la empresa o establecer un proceso judicial.

“Es mi criterio que si la empresa publica sobre el recall, convoca a los conductores a revisar el número de identificación del vehículo (o código VIN) para efectuar la reparación de los infladores de las bolsas de aire (...) y el consumidor es negligente en atender el llamado, podría existir responsabilidad del consumidor y no de la empresa”, opinó la especialista.

Datos de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), del departamento de Transporte de Estados Unidos, contemplan aproximadamente 67 millones de bolsas de aire de Takata defectuosas.

La NHTSA llamó la atención sobre los modelos que enfrentan un riesgo mayor.

“Ciertos vehículos Honda y Acura 2001-2003 (que contienen bolsas de aire “Alpha”), Ford Ranger 2006 y Mazda Serie B tienen un riesgo mucho mayor de explosión de bolsas de aire que podría lesionar o matar a los ocupantes del vehículo. Estos vehículos pueden y deben ser reparados inmediatamente. No conduzca estos vehículos con bolsas de aire Takata a menos que vaya directamente a un distribuidor para que los reparen de inmediato”, advierte la agencia en su sitio de Internet.

La NHTSA registra cinco recalls que involucran bolsas de aire de Takata, pero afectan diferentes marcas y modelos de autos. En el país se estima que además de Honda, al menos 16 marcas de automóviles tenían como proveedor a Takata. (vea: Afectados)

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.