Por: Cristina Fallas Villalobos.   Hace 5 días

Que los consumidores a nivel mundial adquieran una prenda no solo por su belleza sino también por su impacto social y ambiental es lo que pretende la iniciativa costarricense The Grin Label.

Este proyecto fue lanzado desde la plataforma del Mercedes-Benz Fashion Week San José, el pasado 16 de mayo, y contempla dos fases.

La primera etapa de The Grin Label cuenta con la participación de 16 diseñadores que confeccionaron 16 prendas que tienen al menos uno de seis iconos que destacan que, por ejemplo, es un producto de origen local o que tuvo un adecuado manejo del recurso animal.

La primera etapa de The Grin Label consiste en el lanzamiento de una colección de 16 prendas que tienen al menos uno de seis iconos relacionados a la sostenibilidad. Fotografía: The Grin Label para EF.
La primera etapa de The Grin Label consiste en el lanzamiento de una colección de 16 prendas que tienen al menos uno de seis iconos relacionados a la sostenibilidad. Fotografía: The Grin Label para EF.

Entre los diseñadores y marcas participantes están Cruda, Esteban Cortazar, Gustavo Moscoso, Espiga de Trigo, Efraín Mogollón, Fabrizzio Berrocal, Agatha Ruiz de la Prada, Olmos & Flores, Chain, Toribio&Donato, Naeem Khan y Andrea Kader.

Las prendas tienen un costo que va desde los $100 hasta los $350 y ya están a la venta en 10 tiendas de Costa Rica, Estados Unidos, México, Perú, Colombia y Emiratos Árabes Unidos. Posteriormente, su alcance se extenderá a Reino Unido, Canadá, Uruguay, Francia y otros países.

Un porcentaje de las ganancias obtenidas con la comercialización de esas piezas se destinará a apoyar el trabajo de Rainforest Alliance, organización no gubernamental que se dedica a temas de conservación y ambiente.

La segunda etapa de The Grin Label consiste en crear una certificación para piezas o colecciones completas que garantice que es un producto amigable con el medio ambiente.

Actualmente 100% Carbono Neutral (Costa Rica), CarbonFund.org (Estados Unidos) y Co2Blance.com (Reno Unido) estudian cuál es el impacto real que tienen las prendas de vestir para después determinar cuáles serán las herramientas de medición. Esto puede tardar de entre 10 y 14 meses.

Leonora Jiménez, directora de The Grin Label, explicó que con el proyecto pretenden darle a los diseñadores (sobre todo a los latinoamericanos) una herramienta que los diferencie y los haga más competitivos.

“Tenemos consumidores que cada vez más se preguntan de dónde viene, cómo se hizo y qué impacto tiene ese prenda que planea comprar (…). Son clientes que no les importa tener que pagar más por un producto sostenible”, agregó Jiménez.

Según la dirección del proyecto, la industria de la moda es la segunda más contaminante en el mundo al ser responsable por un 10% de las emisiones de dióxido de carbono y del 20% de vertidos tóxicos a ríos y mares del planeta.

The Grin Label cuenta con el apoyo de Florida Ice & Farm (Fifco), Esencial Costa Rica, DHL, Geometry, Carbono Neutro y la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED).

The Grin Label
Diseñadores y marcas participantes Cruda (Costa Rica), Esteban Cortazar (Colombia), Gustavo Moscoso (Ecuador), Espiga de Trigo (Costa Rica), Efraín Mogollón (Venezuela). Fabrizzio Berrocal (Costa Rica), Toribio&Donato (Costa Rica), Naeem Khan (Estados Unidos), Agatha Ruiz de la Prada (España), Lana Serena (España), No Pise La Grama (Venezuela), The New Denim Project (Guatemala), Andrea Kader (Costa Rica), Wild Soul Project (Costa Rica), Olmos & Flores (México) y Chain (Argentina).
Tiendas que comercializan las prendas Km 33 (Tulum, México), Urbanist Store (Dubai, Emiratos Árabes Unidos), Ikal (Ciudad de México, México), Piso Siete (Costa Rica), Cooperativa Shop (Houston, Estados Unidos), Espacio Magma (Punta del Este, Uruguay), Gechari Store (Lima, Perú), Atelier (Miami, Estados Unidos), Ocho43 (Medellín, Colombia) y Pop Up Market (Costa Rica).