Por: Cristina Fallas Villalobos.   10 abril

La empresa costarricense Matra invirtió alrededor de $300.000 en ampliar su portafolio de servicios a través de la fabricación de mallas para construcción.

Michael Quesada, gerente de posventa de la compañía, explicó que incursionar en este negocio responde a una necesidad de mercado, ya que el país no contaba hasta el momento con una empresa que se encargara de la elaboración de dicho producto.

La firma estima que podrían realizar un promedio de 50 mallas diarias.

La empresa costarricense Matra invirtió alrededor de $300.000 en ampliar su portafolio de servicios a través de la fabricación de mallas para construcción.
La empresa costarricense Matra invirtió alrededor de $300.000 en ampliar su portafolio de servicios a través de la fabricación de mallas para construcción.

Según un comunicado de prensa, enviado por la firma, tendrán alambre tejido en fábrica para hacer la malla que el cliente necesite para su criba (cedazo). Asimismo, destacan que cuentan con el respaldo de Metso, uno de los líderes mundiales en trituración.

¿Cómo piensan posicionarse en este segmento del mercado? La firma le apuesta a la disponibilidad del producto en forma inmediata y a un mejor precio de compra.

“Actualmente la mayoría de los clientes compra por volumen cada seis meses o una vez al año, con la disponibilidad inmediata le brindamos la posibilidad de comprar cuando lo necesite, brindándole un mejor flujo de caja”, explicó Quesada.

Matra tiene una trayectoria de 65 años en el mercado nacional comercializando o rentando equipos para construcción, agricultura, transporte de mercancías, personas e industria, entre otros.

Entre las marcas que representan están: Caterpillar, John Deere Agrícola, Mack, Volvo Camiones y Buses, International, Metso, Goodyear, Michelin y Zhongtong.

La empresa tiene 15 sucursales ubicada en Santa Ana, Cartago, San Carlos, Guápiles, Liberia, Orotina, Pérez Zeledón, Naranjo, Parraita, Santa Cruz de Guanacaste, Limón, Río Claro, Herradura, Upala y Heredia.