Por: Jéssica I. Montero Soto.   26 junio, 2018
La veterinaria Iztarú Mena atiende a Sora, en Pets+. Fotos: Mayela López
La veterinaria Iztarú Mena atiende a Sora, en Pets+. Fotos: Mayela López

David Delgado se convirtió en emprendedor en mayo: abrió la veterinaria Pet+ en Desamparados. La inversión, superior a los $60.000, le permitió desarrollar una propuesta que respondiera a las carencias identificadas en el mercado local: limitaciones en infraestructura, parqueo y servicio.

“La idea de abrir una clínica veterinaria se gestó en diciembre, a raíz de que tuve a mis cuatro perros enfermos. Ese hecho me motivó a estudiar, junto con mi socio, el mercado de las veterinarias en la zona de Desamparados”, explicó Delgado.

El resultado del estudio arrojó que su zona de interés se encontraba en el límite de la sobreoferta y la subatención: En diez kilómetros a la redonda del centro comercial Expresso Desamparados, donde se ubican, existen más de 30 veterinarias hacia el norte, mientras hacia el sur (Aserrí) hay cinco.

Pero la apertura de nuevas veterinarias es cada vez menos frecuente, y en 2018, Costa Rica registra un decrecimiento en estos negocios por primera vez en el último lustro.

Al hacer una comparación interanual, en abril de 2018 el país cuenta con 17 veterinarias menos de las que estaban registradas como contribuyentes ante el Ministerio de Hacienda en ese mes de 2017. Pasaron de 591 a 574.

Otros negocios de servicios para mascotas, como los locales de peluquería y estética para animales, están creciendo a un ritmo menor: mientras en 2016 se inscribieron 74 nuevos negocios, en 2017 las inscripciones fueron 52 y para 2018 suman 30.

En 2018, las veterinarias representan el 55% del sector, las peluquerías y salas de estética el 41% y los hoteles el 4%. Estos últimos sí dan señales de ir aumentando su relevancia, mientras los otros dos han venido cediendo en su peso dentro del segmento.

La Universidad Nacional, una de las casas de educación superior que imparte la carrera de veterinaria, considera que no existe saturación de profesionales y achaca la desaceleración a otros factores.

EF intentó conocer la posición del Colegio de Médicos Veterinarios de Costa Rica vía telefónica y por correo electrónico, pero no obtuvo respuesta.

La Veterinaria Pets + abrió sus puertas hace un mes en el Centro Comercial Expreso en Desamparados. David Delgado es uno de los propietarios. Fotos: Mayela López
La Veterinaria Pets + abrió sus puertas hace un mes en el Centro Comercial Expreso en Desamparados. David Delgado es uno de los propietarios. Fotos: Mayela López
Reestructuración en proceso

Hace cinco años, la oferta de veterinarias representaba el 75% de los contribuyentes inscritos en servicios para mascotas. Hoy su peso es del 55%.

El doctor Rafael Vindas, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional, comentó que no tienen estudios de mercadeo recientes, ya que hasta la fecha los graduados de la carrera de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional no han manifestado problemas para encontrar trabajo.

“De momento existen alrededor de 2.500 médicos veterinarios por lo que el panorama laboral podría ir saturándose en los próximos diez años sobre todo en el área metropolitana”, aseguró.

Vindas atribuye la desaceleración en negocios asociados con mascotas a que muchos de los productos se venden en supermercados y pulperías, entre otros establecimientos, por lo que hay muchas posibilidades de conseguirlos en diferentes establecimientos.

También señaló que ahora, más que abrir nuevos negocios, los existentes están invirtiendo en equipo tecnológico, especialización, calidad y horarios de atención, debido a que las mascotas ya se ven como parte de la familia y se les brinda una atención médica profesional.

Kattia Rosales prepara a Belka para un baño en el área de Grooming. Fotos: Mayela López
Kattia Rosales prepara a Belka para un baño en el área de Grooming. Fotos: Mayela López

“Esta es una tendencia mundial que ya se está viendo en nuestro país donde hay empresarios que invierten en hospitales veterinarios y contratan a un equipo para dar un mejor servicio en diferentes áreas de especialización y con una atención 24/7, incluso servicio a domicilio”, agregó Vindas.

Además, la carrera ha ampliado el protagonismo de sus otras ramas, más allá del trabajo tradicional de la clínica y las especialidades derivadas.

“En la ciencia, la biotecnología, la salud, la inspección e inocuidad de alimentos, la epidemiología, la vida silvestre, el bienestar animal, la acuicultura, la apicultura, entre muchas otras áreas, son fuentes de trabajo para nuestros profesionales”, aseguró Vindas.

Quien ha tomado la mayor parte del volumen de negocio es peluquería y estética, que ronda el 41%. Sin embargo, el crecimiento de los negocios de grooming da señales de estar alcanzando su techo.

Además, el aumento en la complejidad de los servicios ofrecidos por las clínicas y hospitales, hace que muchas veces incluyan el baño y atenciones similares.

El caso de Delgado, con la veterinaria Pet+, es una muestra de esto. “Iniciamos con una idea de negocio que posicionara un diseño físico atractivo para los clientes, sin malos olores, con áreas definidas como la tienda, la farmacia, el consultorio y quirófano, así como una peluquería tipo espejo transparente para que el dueño tenga la seguridad de que aquí no se maltrata a su mascota, bajo los estándares del Colegio de Médicos Veterinarios”, explicó el copropietario.

Además de los servicios médicos, las veterinarias crecen para ofrecer otros servicios, y las nuevas ya surgen con este concepto. En Pets+ hay alimentos de marcas premium, ropa de diseño nacional, grooming, consulta y cirugías. En la foto, Dolores con ropa de diseño nacional. Fotos: Mayela López
Además de los servicios médicos, las veterinarias crecen para ofrecer otros servicios, y las nuevas ya surgen con este concepto. En Pets+ hay alimentos de marcas premium, ropa de diseño nacional, grooming, consulta y cirugías. En la foto, Dolores con ropa de diseño nacional. Fotos: Mayela López
Hospedaje en crecimiento

Con un 4% del volumen del negocio de mascotas, el crecimiento de los servicios de hospedaje y cuido aún está lejos de las otras dos actividades económicas, pero muestra un crecimiento mayor: en 2013 ocupaba el 0,97% del sector.

Uno de los pioneros es el Pets Paradise Holistic Hotel & Training Center, en La Guácima de Alajuela, en funcionamiento desde 2004.

“Ahora existen demasiadas opciones, pero pocas son realmente conocedores del sector”, advierte la propietaria, doctora Mary C. Marín.

Con el fin de lograr esa diferenciación y el reconocimiento como proveedores confiables, los negocios de hospedaje suelen emparejar otros servicios con el cuido.

La doctora Vivian Conejo, veterinaria y propietaria del hotel Villa de Perros, en Santa Ana, ha vivido con su negocio la evolución del sector: comenzó a ejercer en 1991, abrió una clínica en 1995 y ya para 2008 comenzó con el cuido.

“La gente se ha sensibilizado más hacia los animales y se ha visto menos el crecimiento en el número de hijos de las familias, entonces la mascota llena ese vacío, vuelcan todo su interés en ellos, los llevan al veterinario más seguido, a la peluquería mínimo una vez al mes, y ahora, ya hay guarderías o kinder para perros”, afirmó.

Este tipo de servicio apunta a las personas que buscan la disminución del tiempo que pasan solas sus mascotas durante la semana: ofrecen cuidados básicos de lunes a viernes, en horario de oficina.

La veterinaria Iztarú Mena atiende a la perrita Ayara para sus controles de rutina en la veterinaria Pets+. Fotos: Mayela López
La veterinaria Iztarú Mena atiende a la perrita Ayara para sus controles de rutina en la veterinaria Pets+. Fotos: Mayela López